Las mejores y peores experiencias con aerolíneas (Parte I)

¡Muy buenas viajeros! Esperemos que estéis disfrutando de unos felices vuelos… en esta ocasión queremos contaros algunas de nuestras experiencias (buenas y malas) con distintas aerolíneas. Ni falta hace decir que el artículo se basa en nuestra opinión personal y que ninguna nos paga por hacerle publicidad y, seguramente, en alguna de las aerolíneas en las que no nos ha ido muy bien, a otras personas les habrá ido divinamente ¡Al lío!

 

AEROLÍNEAS… ¡SUPER! [trx_icon icon=”icon-check-2″ color=”#81d742″]

He hecho varias veces el trayecto Venecia-Bilbao vía Madrid (Generalmente cuando Volotea quita la ruta en invierno) y la verdad es que el viaje siempre ha ido bien. Los aviones suelen ser espaciosos. Cuando tienes un vuelo con conexión, nada más aterrizar te mandan un SMS con información de la puerta de embarque del siguiente vuelo, y, oye, detalles como esos se agradecen. Por algo será que después de tantos años sigue manteniéndose en el top de mucha gente…

  • LO MEJOR: La limpieza de los aviones y la atención del personal
  • LO PEOR: Generalmente es algo cara, pero cogiendo billetes con tiempo se pueden encontrar buenas ofertas.

 

 

La low cost más famosa del mundo es nuestra fiel compañera de viajes y aventuras varias. No entiendo de donde viene todo ese hate y las pestes de la gente, nosotros nunca hemos tenido ningún problema. Siempre puntalísimos y con precios imbatibles.

Si no fuera por ellos probablemente no conocería muchos de los sitios que he visitado. La gente también se queja de que se pasan todo el viaje vendiéndote lotería. Yo tengo la solución: No les compres. Y llévate unos auriculares para escuchar música… 😉

  • LO MEJOR: ¡Los precios! De verdad que he viajado por el mismo precio de un bocadillo del aeropuerto. Y la puntualidad.
  • LO PEOR: Por decir algo, los asientos son algo estrechos.

 

 

He tenido el placer de viajar con ellos tan sólo una vez, cuando fui a Kitee en 2015. Muy buena experiencia, personal atento y aviones amplios. Nos dieron té, café, snacks… gratis. Ningún problema con el equipaje (En aquella ocasión facturé) llegó sano y salvo a su destino. Puntualidad tanto en la llegada del vuelo como en la entrega de maletas.

  • LO MEJOR: El detalle de darnos de comer y beber gratis.
  • LO PEOR: El precio, generalmente muy elevado.

 

 

La low cost más “cool” de todas sin duda alguna (Y no porque lo diga yo, si no me equivoco fue coronada como la mejor aerolínea de bajo coste del mundo mundial) Viajé con ellos para volver de Finlandia a Venecia. Cuenta con Wi-Fi y servicios de entretenimiento a bordo. De verdad que lo del Wi-Fi es un puntazo, creo que otras compañías deberían dar el paso y ofrecerlo a bordo.

  • LO MEJOR: El Wi-Fi y el espacio entre asientos, se viaja de lujo en sus aviones.
  • LO PEOR: Sinceramente no se me ocurre nada…

 

AEROLÍNEAS… “INDEFINIDO” [trx_icon icon=”icon-help-1″ color=”#e8c100″]

A ver, lo de Volotea es… como decirlo. Es una especie de relación amor-odio, es esa amiga fea pero que es tan simpática que al final vas con ella por pena. Volotea es una lotería. Es sin duda alguna la aerolínea con la que más viajo, ya que hago frecuentemente el trayecto Bilbao-Venecia, y es la única compañía que realiza le trayecto sin escalas. Incluso me aboné al club supervolotea, ya que me convenía pagar la suscripción por las ofertas. Al principio tenían aviones con filas de 5 asientos (2 – 3) y era muy cómodo, pero después de un tiempo cambiaron al tradicional 3 – 3.

Tuve una experiencia bastante desagradable con ellos: nos cancelaron un vuelo dejándonos tirados en Francia a la 1 de la mañana (Tras habernos llevado del aeropuerto de Bilbao hasta Francia en autobús, embarcar en Biarritz, nos dijeron que no podíamos aterrizar en Venecia porque el aeropuerto cerraba y dijeron que volábamos a Verona y de allí en autobús hasta Venecia) Tuvimos que desembarcar de nuevo y nos encontramos en un aeropuerto desierto, sin personal que hablara un mínimo de inglés ni español, con un grupo de Napolitanos furiosos (Y creedme, no os gustaría conocer a un Napolitano cuando se enfada)… en fin, un desastre. Nos dejaron en un hotel y al día siguiente aún nos retrasaron el vuelo 3 veces (Desde las 11 de la mañana hasta las 4 de la tarde) y nos dieron un mísero voucher que no llegaba ni para un bocadillo.

Pusimos una reclamación conjunta e individualmente y nunca obtuvimos respuesta, la compañía se lavó las manos descaradamente, diciendo que no teníamos derecho a compensación ya que nos habían llevado hasta nuestro destino (Eso si, con 20 horas de retraso y un auténtico calvario) que “bastante habían hecho proporcionándonos el hotel”… en fin, desde aquella vez, nada ha vuelto a ser igual. Lo siento Volotea, la nuestra hubiese sido una bonita relación.

  • LO MEJOR: No es que destaque particularmente, si acaso el tema del SuperVolotea que me ha permitido comprar billetes por 5€ y la variedad de rutas (Sobre todo desde Italia).
  • LO PEOR: Servicio de atención al cliente nefasto. No creo que con sus tarifas regulares puedan considerarse  low-cost.

 

 

AEROLÍNEAS… ¡DEFINITIVAMENTE NO! [trx_icon icon=”icon-delete-2″ color=”#dd3333″]

¡Agárrense los machos y que Dios nos pille confesados! La relación de odio que mantengo con esta aerolínea es cuanto menos curiosa. Te ponen pegas hasta donde no las hay, da igual que respetes las medidas de equipaje, algo se inventarán para sablearte… y la única manera de que no te tomen el pelo es encarándote con ellos, como hice yo en una ocasión. Te hacen pagar un extra por llevar un corriente bolso de mano o la cámara de fotos (¿Hola? Ni siquiera Ryanair con su “cutrez” como muchos dicen, hace eso) y si no, toca meterlo en la maleta. Lo mejor de todo es que aplican esta regla como les sale de las narices.

Ejemplo: Vuelo Venecia-París, llego a la fila del embarque y delante mío una mujer con un bolso de mano de la misma medida del trolley (No exagero, parecía más una bolsa de playa o algo así), le dejan pasar aún siendo de la misma categoría que yo (Los que pagan la tarifa extra que permite llevar un bulto extra, también tienen speedy boarding… bueno, lo del tema del speedy me da para hacer otro post…).

Cuando llega mi turno me dicen que el bolso tiene que ir dentro de la maleta. Ahí libero al Kraken y empiezo a decirle de todo a la azafata de tierra, y ella erre que erre, que si quiero embarcar tengo que meter el bolso en la maleta. Sigo diciéndole que a mi me da igual, que conozco perfectamente las normas y que no me parece bien que se aplique sólo a algunos pasajeros. Finalmente, ya aburrida de discutir, le digo que me traiga una hoja de reclamación y que me diga su nombre para proceder con la queja… no se que pasó ahí pero se fue y no volvió… ¿Iría a comprar tabaco?

Hablemos ahora de la puntualidad de esta aerolínea: No he cogido un vuelo en hora con ellos en la vida (Se ve que lo de la puntualidad inglesa también lo aplican cuando quieren…). He tenido que volar 2 veces con ellos este año y los 2 salieron con retraso. Sin duda, mi última opción a la hora de comprar un billete de avión, únicamente la elegiría por los horarios o si la diferencia de precio es abismal. Cada vez que tengo que viajar con ellos rezo a la virgencita de Guadalupe para que no me pase nada…

  • LO MEJOR: Hmmm… ¿Nada? xD
  • LO PEOR: Retrasos, actitud del personal, gestión de equipajes.

Es bien sabido que la Low-Cost española se coronó con una situación de caos absoluto el pasado verano. La reina de los retrasos y cancelaciones por querer hacer demasiado (Recordad… Quien mucho abarca poco aprieta) se ha ganado un puesto en mi lista de aerolíneas más odiadas. Suele ser mi alternativa a Iberia cuando no hay ruta directa Bilbao-Venecia. Desde que empecé a viajar con ellos ha ido de culo y cuesta abajo. No saben gestionar el equipaje, te lo hacen meter en bodega cuando les da la gana alegando que no hay espacio en cabina, ya puedes llevar platos de porcelana o las cenizas de tu gato, que a ellos les da igual, o metes el equipaje en bodega o no subes al avión.

Me pasó en mi último viaje hacia Bilbao, la ida fue con Iberia y en Barajas nos pasó lo mismo, pero porque los aviones de Iberia que hacen rutas nacionales suelen ser muy pequeños. La sutil diferencia está en que la azafata de Iberia nos preguntó en todo momento si estaríamos dispuestos a meter el equipaje en bodega, sin obligarnos a nada. Hubo gente que dijo que llevaba cosas de romper y no pasó nada, simplemente buscaron a otros pasajeros que pudieran meter el equipaje sin problema.

En cambio, a la vuelta, con Vueling vía Barcelona, llegué a la puerta de embarque del Prat y me dijeron… “Espera que te doy la etiqueta para la maleta”… Atravieso el finger y antes de entrar al avión me dicen que tengo que dejar el equipaje (Perdón: LANZAR LA MALETA POR UN TOBOGÁN MAS EMPINADO QUE LAS CUESTAS DE MI PUEBLO POR EL CUAL LA MALETA ADQUIERE UNA FUERZA SUPERSÓNICA Y UNA VELOCIDAD QUE RÍETE TU DE LA LUZ, LLEGANDO ABAJO Y CHOCANDO CON OTRAS MALETAS COMO SI FUERAN BOLAS DE BILLAR) Ante lo cual respondo diciendo que llevo cosas delicadas dentro de la maleta y que no puedo dejarla.

-Pues tienes que dejarla

+ Pues cojo lo que necesito

-Pues no hay tiempo porque vamos con retraso

+No es cosa mía si vuestros vuelos siempre van con retraso. O cojo el disco duro o la maleta sube al avión.

-Pues no hay tiempo.

Evidentemente me tomé mi tiempo para abrir la maleta, sacar el disco, y recolocar todo lo que había tenido que sacar para cogerlo. Y no puse una reclamación porque no tenía ganas de discutir y ya estaba cabreada por otros motivos… pero de buena gana lo hubiese hecho.

Creo que en ocasiones como estas los pasajeros no deberían dejarse torear. Y como sigan así, desde luego se van a quedar sin clientes. Una cosa es dejar las maletas a pie de pista (Como he hecho varias veces con Iberia) y otra muy distinta lanzarlas como si fueran sacos de patatas. Lo peor es que después de subir al avión comprobé que había varios huecos libres ocupados por chaquetas y fundas de ordenadores. Imaginad mi cabreo.

Miedo me está dando la vuelta de Estambul. He facturado una mochila donde irá toda la ropa y en la bolsa de mano llevaré lo de romper. Como en Barcelona me digan que tengo que meterla en bodega, mejor que contraten a un exorcista, porque pienso invocar a Satanás.

  • LO MEJOR: Por el momento nada, les he cogido demasiada manía.
  • LO PEOR: Retrasos, gestión del equipaje, actitud del personal y las tarifas, nada económicas para definirse “Low-cost”.

 

Hasta aquí la primera parte de nuestro ranking personal de mejores y peores aerolíneas. ¿Has tenido alguna experiencia memorable con alguna compañía aérea? ¿Tienes alguna anécdota que contarnos? ¡Pues déjanosla en los comentarios!

2 comentarios
  1. Juan
    Juan Dice:

    Vueling…?, je,je…decir que es mala es decir poco…… se te ha olvidado que como no midas dos o tres tallas menos de la media, no cabes en el asiento, el espacio es mínimo……. la puntualidad, mejor no hablar…….. y mira que poner una supuesta Low Cost, que de low lo único que tiene es el servicio, obivamente, pésimo, todos lo deás es HIgh Cost…… y ese panfletillo que llevan como revista, de lo más cutre… ya en la ruta Bilbao-Barcelona, que la usan gente que viaja por trabajo…. ni se te ocurra abrir el portátil……… Enfin, a evitar a toda costa, si es posible. De Iberia, también podría hablar un rato, de dus macarrones o pasta, incomible, de sus meriendas en vuelos de 12 horas, de 50 céntimos o algo así, con su yogur, chocolatinas y sandwich de mortadela o jamón york……Enfin, esto daría para mucho. Saludos

    Responder
    • Marina
      Marina Dice:

      Pues si, es quedarse un poco corto jajaja, pero me tenía que contener xD Yo con Iberia por el momento no he tenido problema pero solo he viajado distancias cortas con ellos (Se me va de presupuesto). Eso si en el último trayecto que hice Venecia – Madrid -Bilbao tuve movida porque además de haber facturado 2 maletas, me querían meter en bodega también el equipaje de mano, que llevaba material delicado dentro por valor de 3000€… en Barajas lo entendieron y me dejaron pasar, pero en Italia me tocó montar un pollo de 3 pares de cojones… También es verdad que a veces el personal de handling es subcontratado, pero comportándose así solo dañan la imagen de la compañía. Por cierto, del tema de la comida se quejaba un amigo mío que ha hecho hace poco el trayecto Madrid – Tokyo, dice que es la primera vez que pasa hambre en un vuelo largo! Gracias por pasarte por el blog 🙂 ¡Saludos!

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *