Digamos que los orígenes de este postre Italiano son aún inciertos. Todas las regiones querrían haber inventado esta delicia, pero la verdadera disputa está entre Toscana, Veneto y Piemonte. La versión oficial dice que el Tiramisú fue creado en el Siglo XVII en algunas pastelerías de Siena en vista de la llegada del Gran Duque Cosimo de Medici a la ciudad. Otros dicen que fue un pastelero de Torino quién creó este postre  en honor de Camillo Benso Conte de Cavour… y en el Veneto se rumorea que fue creado en un restaurante de la provincia de Treviso llamado “el Toulà” para renovar el menú…

En cualquier caso este postre no es nada difícil de hacer y a continuación os presentamos la receta tradicional. Si tenéis oportunidad de presentaros en una cena con este dulce, seréis la envidia de todos. ¡Vamos a por ello!

tiramisu, receta de italia, receta italiana, postre italiano, dulce italiano, tiramisú, tiramisù, postre, dessert

INGREDIENTES (Para 8 personas)

  • 6 Huevos

  • 120 gr. de Azúcar

    Puede ser blanco o moreno, pero yo normalmente uso blanco

  • 500 gr. de Mascarpone

  • 400 gr. de bizcochos Savoiardi

    Si no encontráis Savoiardi podéis probar con bizcochos de Soletilla

  • Café (Para bañar los bizcochos)

    Lo ideal es que sea café amargo, del de moka, sin leche ni nada. Si queréis darle un toque especial, echad un poco de Baileys en el café.

  • Cacao en polvo

    Debe ser cacao amargo, no colacao ni similares

PREPARACIÓN

Primero separamos las yemas de las claras, añadimos a las yemas la mitad del azúcar y montamos hasta obtener una crema espumosa. Seguidamente, añadimos el Mascarpone a las yemas, mezclamos bien y pasamos a las claras.

Empezamos a montar las claras con una pizca de sal y cuando estén a medio montar, añadimos el azúcar que nos ha sobrado de las yemas y montamos a punto de nieve.

Cuando las claras estén listas las incorporamos a las yemas, con cuidado que no se bajen, usando una cuchara y mezclando de abajo hacia arriba.

Ahora que nuestra crema está lista podemos meterla en la nevera y dejarla reposar un poco. Mientras la crema se enfría preparamos café y cogemos nuestros bizcochos (Para aquellos que no lo sepan, los Savoiardi no son otra cosa que los bizcochos de Fontaneda de toda la vida).

Aquí tenemos varias posibilidades. Hay gente a la que le gusta añadir un poco de licor (brandy o ron) al tiramisú. Se puede hacer añadiéndolo al café con el que bañaremos los bizcochos o añadiéndolo directamente a la crema. Yo recomiendo la primera opción porque el sabor es más suave, aunque personalmente no me gusta ni el brandy ni el ron y cuando hago tiramisú en casa lo que hago es cortar el café con un poco de Baileys y después bañar los bizcochos.

En una fuente disponemos los bizcochos bañados en el café y cubrimos con una capa de crema. Repetimos la acción hasta llegar al borde de la fuente (Importante: La última capa debe ser crema) y espolvoreamos el cacao en polvo (Si queréis un consejo, ¡Espolvoread cacao en cada capa de crema!).

Metemos nuestro tiramisú en la nevera a reposar y tras unas horas ya podremos disfrutar de este dulce tan goloso.

¡Que aproveche!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resumen
recipe image
Nombre de la receta
Tiramisú
Fecha de publicación
Tiempo de preparación
Puntación
51star1star1star1star1star Based on 1 Review(s)