,

Viena capital de la música y del Imperio

Situada a orillas del Danubio, la capital austriaca es una de las ciudades centroeuropeas más apreciadas por turistas de todo el mundo. Asociada inevitablemente a la música, fue lugar de residencia de grandes compositores como Beethoven o Mozart.  Nadie es ajeno al famosísimo concierto de año nuevo que se celebra en el Musikverein de Viena y se retransmite por televisión en todo el mundo. ¿Y quién no ha oido hablar alguna vez de los famososo “Niños cantores de Viena” ? Cada domingo se les puede escuchar en la capilla imperial del Palacio Real de Hofburg.

En el 2001, el centro histórico de Viena fue declarado patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. La ciudad cuenta con infinidad de monumentos y palacios, su teatro de La Ópera es el más famoso del mundo. La Ringstrasse, el anillo que rodea el centro, nos permite contemplar “al vuelo” algunos de los edificios más importantes. Un recorrido en tranvía, en las líneas 1 o 2, resulta perfecto si dispones de poco tiempo o quieres descansar mientras disfrutas de toda la belleza de la Viena Imperial. Si lo haces de noche además podrás admirar todos estos edificios iluminados.

La catedral de San Esteban puede ser un buen punto de partida para nuestra visita. Situada en la zona más comercial del Centro, en la Plaza del mismo nombre,  su peculiar tejado será  lo primero que veáis al acercaros, destacando entre las casas de los estrechos callejones que la rodean. Es frecuente encontrar músicos u otros artistas callejeros que deleitan el, ya de por sí, animado ambiente de la zona.

El ‘Naschmarkt‘ es seguramente el mercado más conocido de Viena. Recomendado por todas las guías, nosotros haremos nuestra propia reseña. Se celebra desde el Siglo XIV y en él  los puestos ambulantes comparten espacio con restaurantes de todo tipo. Históricamente toda la mercancía que llegaba en carros a la ciudad iba a parar allí: Pan, leche, quesos, fruta y verdura… Su mezcla de culturas hacen de la cocina vienesa algo único, con influencias gastronómicas de Hungría, República Checa e Italia, además de la cocina judía y bávara. Destacan los platos a base de carne y sobre todo los postres. Además la gastronomía austriaca posee dos quesos con ‘Denominación de origen protegida’.

Enumerar una lista de  sitios de visita obligada resulta complicadísimo pero sin duda incluiría  la Biblioteca Nacional. Construida en el Siglo XVIII, esta obra barroca se pensó inicialmente como Biblioteca de la Corte. Su colección posee más de 8 millones de obras.

Si eres amante del arte, de la música, si te gusta disfrutar de los espacios al aire libre, el ambiente de mercados y plazas, o te declaras fan de la idolatrada Sissi emperatriz, Viena es tu ciudad. La capital austriaca aúna tradición y modernidad sin olvidar que es una de las ciudades culturales con más museos de Europa: el museo de Historia del Arte, el museo del Reloj o el museo del Globo Terráqueo (Único en el mundo) y no puedes perderte las pinturas de Klimt como su famoso “Beso”.

Mención aparte merece su mercadillo de Navidad, uno de los más famosos y bonitos de Centroeuropa. La Plaza del Ayuntamiento, donde se ubica, es también punto de reunión y visita obligada durante el verano cuando tiene lugar el Musik-film festival. Todas las noches se proyectan conciertos de todo tipo en una gigantesca pantalla mientras se puede degustar la gastronomía internacional, de la asiática  a la española, en los puestos que rodean la plaza.

¿Estás pensando en visitar Viena?. Te adelantamos que es una capital que ofrece muchísimas alternativas. Huelga decir  que tiene una red de transporte público excelente, desde su estación central podéis tomar un tren a otras ciudades como Salzburgo o Innsbruck, y se llega fácilmente también en barco o autobús a la cercana Bratislava. Más adelante, en nuestro blog, os daremos algunos consejos antes de visitar Viena y os contaremos algunas de nuestras experiencias viajeras.

 

[trx_icon icon=”icon-right-arrow-black-1″] ¿Tienes tiempo? Descubre las otras perlas del Danubio: Budapest y Praga, ¡Combínalas en una visita!

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *