,

Volar a y desde el aeropuerto de de Menara (Marrakech)

Recién llegados de nuestra última escapada a Marrakech, reconozco que este es el post que me hubiera gustado leer cuando estaba planificando mi viaje a la ciudad roja. Los vuelos fuera de Europa siempre son más “complicados” por todos los trámites que hay que realizar antes de embarcar. Pero cualquier cosa que os imaginéis sobre el aeropuerto de Menara es pura fantasía y os parecerá un camino de rosas en comparación con lo que estoy a punto de contaros. A continuación paso a explicaros con detalle cómo es el proceso de volar desde y al aeropuerto Menara de la ciudad de Marrakech.

 

 

LLEGAR A MENARA

Empezamos por la parte fácil. Cuando desembarquéis del avión, pasaréis inmediatamente a la sala de control de pasaportes. Esto es una lotería porque os puede pasar como a nosotros, que solo estábamos los de nuestro vuelo, o por el contrario podéis coincidir con otros vuelos que hayan llegado más o menos al mismo tiempo y entonces solo faltará que Satanas personificado baje a la tierra.

Aviso que, aunque solo esté vuestro vuelo, son terriblemente lentos.

Nada más llegar a la sala tenéis que coger unos formularios blancos y rellenarlos con vuestros datos personales, los datos de vuestro vuelo, dónde os alojáis durante vuestra estancia en Marruecos… mi consejo es que corráis a coger el formulario porque luego en la cola tendréis tiempo de sobra para rellenarlo. Si nosotros estuvimos 30 minutos largos para pasar el control, no quiero imaginar a los que se lo tomaban con calma y rellenaban los formularios en las mesas de antes de la cola.

Cuando lleguéis al puesto de control (que por cierto de los 6 o 7 que hay, raramente están todos abiertos) os recogerán el formulario y os sellarán el pasaporte.

A continuación tenéis que pasar un control de seguridad en el que tenéis que pasar las maletas por la cinta de RX.

Después de eso podéis salir tranquilamente pasando una última inspección en la que un policía comprobará que os hayan puesto el sello, y después ya seréis libres.

Parece fácil, ¿Verdad? Nosotros, entre el retraso del vuelo, que salió tarde de Barajas, y la cola del control de pasaportes, tuvimos al pobre taxista esperándonos un rato largo.

Vamos con el proceso inverso.

 

VOLAR DESDE MENARA

Os recomendamos acudir al aeropuerto con al menos 2 horas y media de antelación, porque los controles son un auténtico infierno.

Primero tendréis que pasar un arco de seguridad para entrar a la terminal,  pasar las maletas por la cinta de RX y vosotros tendréis que pasar por el detector de metales. Os pedirán el pasaporte y la tarjeta de embarque. Esto no me sorprendió demasiado ya que cuando fui a Turquía había un control igual.

Cuando paséis este primer control y entréis a la terminal, toca ir al mostrador de facturación de vuestra compañía a que os sellen la tarjeta de embarque. Esto es obligatorio para TODOS los vuelos internacionales independientemente de si sois ciudadanos marroquíes o no.

En la cola para hacer el check-in también tenéis que coger otro formulario blanco, igual al que completasteis a vuestra llegada. Aseguraos de que la información que ponéis en ambos coincide. Más adelante tendréis que entregarlo en el puesto de control de pasaportes.

Nosotros estuvimos prácticamente una hora en la cola del check-in, son MUY lentos. Y esto no es cosa de RyanAir, todas las compañías estaban saturadísimas. Os mirarán el pasaporte y la tarjeta de embarque, verificarán con la lista de pasajeros, sellito y a correr.

Después pasaréis el arco de seguridad, con RX, detectores de metales y sobeteo gratuito. Este control también fue lentito y nos quejamos de lo típico de ‘la otra fila siempre va más rápido’.

Pasado este control, llega el infierno: el control de pasaportes. Fue algo que no olvidaremos en la vida, cuando entramos en la sala (4 veces más grande que la de llegadas) casi me desmayo de la cola que había. La preocupación de los pasajeros era evidente, ya que había muchísima gente, y los que embarcábamos hacia Madrid íbamos con el tiempo “pegado al culo”. Nosotros nos colamos descaradamente (ganándonos algunos insultos pero… aquí “el que no corre no vuela”) y aún así tuvimos que esperar muchísimo. Cuando ya, por fin, nos tocaba los policías desaparecieron del puesto y no volvieron hasta un rato después…

Entregamos el formulario de embarque, nos sellan el pasaporte y ya podemos seguir. Antes de acceder a las puertas de embarque hay otro trabajador controlando que nos hayan puesto el sello y mirando las tarjetas de embarque.

Por fin y después de echarnos una buena carrera llegamos a la cola del embarque de nuestro vuelo. Eso si, la próxima vez, media horita más de antelación para poder comer algo antes de volar… 🙂

 

Espero que esta información os haya servido para vuestro viaje a Marrakech. Armaos de paciencia y recordad llegar al aeropuerto al menos 2 horas y media antes de la hora de salida (por mucho que vuestra compañía os diga que con 2h es suficiente, no le hagáis caso). Además así tenéis algo de tiempo para dar una vuelta por el aeropuerto de Menara, que es muy bonito.

¡Feliz vuelo!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *