La Toscana con perro

Viajar a  la Toscana con tu perro es un auténtico planazo, o como me gusta decir ¡perriplanazo!. Asi que ¡sigue leyendo si no quieres perderte ninguno!. Hace unos días, revisando antiguas fotos, encontramos algunas de un viaje en familia ¡Qué jóvenes estamos!.

No hace falta decir que la región, al igual que sucede con el resto de Italia, es muuuuuuy dogfriendly. Quizá te queden dudas sobre cómo organizar tu viaje, cómo moverte, qué visitar ¿Es posible hacer alguna visita con perro en la Toscana con la cantidad de museos e iglesias que hay? Pacienciaaaaa, que en un momento te lo cuento todo.

 

la toscana con perro

Nuestro viaje a la Toscana en 2015

La Toscana con perro: cómo llegar

Si sois de tamaño pequeño, o estáis acostumbrados a viajar en la bodega de los aviones (no es mi caso) hay dos aeropuertos en La Toscana a los que podéis llegar: Pisa y Florencia. También hay quien vuela a Roma y desde allí viaja a la zona más al sur de La Toscana para comenzar su recorrido por la región.

La verdad es que yo prefiero el coche, no me importan las horas de viaje y además no me mareo. Hemos ido a Italia varias veces desde Bilbao  (calculad que el trayecto total serán unos 1400 km más o menos) y lo que hacemos es una parada intermedia para dormir y estirar un poco las patas. También os aconsejo las áreas de servicio francesas, no podemos entrar a la zona de restauración pero disponen de muchos espacios verdes y arbolado, perfectos para un picnic.

 

la Toscana con perro

 

Cerca de Marsella puede ser un buen punto para  dormir ¡Conoceréis la famosa Costa Azul! Mi recomendación para estos casos es alojarse en algún hotel Ibis Budget: suelen estar cerca de las salidas de autopista, junto a centros comerciales donde comer algo, son económicos y en Francia nunca han cobrado suplemento por dormir con mi familia. En otra ocasión nos alojamos en Salon de Provence, una pequeña ciudad que no está mal, pero tuvimos una experiencia un tanto surrealista con el hotel. Mi dueña la contó en este otro post.

Como tercera opción, aunque no os lleva directamente a Toscana, es coger un ferry en Barcelona con destino a Civitavecchia (cerca de Roma) con la compañía Grimaldi Lines. Puedes llevar tu coche en el ferry (o no) y hay camarotes dogfriendly, de manera que irás en todo momento con tu familia. Eso sí, tienes que comprar un pequeño kit para mascotas. Te dejo el enlace con toda la información.

 Transportes y normativa

Una vez en destino, si has viajado en coche no tendrás problema para moverte y, una buena noticia, somos bien recibidos en las áreas de servicio y cafeterías de las autopistas italianas. Si has llegado por otros medios, te diré que puedes acercarte a las principales ciudades de la Toscana en transporte público y moverte por ellas sin problema. Somos bien recibidos en los trenes. Consejo de mi family: si quieres viajar de una ciudad a otra en tren de alta velocidad, compra los billetes con antelación y te ahorrarás un piquito, compara las compañías Trenitalia e Italo ya que esta última es un poco más económica. Al hacer la reserva verás que puedes añadir a tu mascota ¡Guau!. Si pesas menos de 5 kilos puedes viajar gratis en transportín, para el resto (sin límite de talla) hay que comprar un billete que suele costar el 50% de la tarifa de segunda clase,  y es necesario viajar con correa y bozal. Este verano 2022 las dos compañías han sacado ofertas para viajar por muy poco con tus dueños.

En Italia he podido usar prácticamente todos los medios de transporte (metro, barco, autobús…) En La Toscana solo puedo hablaros de mi experiencia en el autobús de Florencia, ya que el resto de trayectos los hicimos con nuestro coche. El mejor sitio para aparcar gratis en la capital Toscana es el Piazzale Michelangelo, en la parte alta de la ciudad (además desde allí se obtienen las mejores vistas del mundo mundial). Tenéis dos opciones: bajar caminando y de paso disfrutar de las vistas o coger el autobús (lineas 12, 13 y 23 A/B o D) que os dejará en la estación de tren de Santa Maria Novella, que es lo que hicimos nosotros. El conductor no puso ninguna pega pero un pasajero nos advirtió que era obligatorio el uso de bozal (yo no llevaba, ni nos lo indicó el chófer ni vimos ningún cartel a bordo, pero según el pasajero los conductores » se callan» y si subía el revisor nos caía multa fijo… menos mal que hubo suerte). Por cierto, acabo de enterarme de que en Florencia han puesto tranvía, las normas de acceso son las mismas y no pagamos billete. Atener en cuenta que en todo el transporte público solo se admite un perro por pasajero. No me parece bien del todo, eh ¿Qué pasa con las familias perrinumerosas?.

La Toscana con perro: alojamientos y restaurantes

Como ya imaginaréis, también es sencillo encontrar hoteles, apartamentos y casas rurales en las que somos bien recibidos (una búsqueda aleatoria para las próximas semanas en Florencia me da nada menos que 277 hoteles disponibles que admiten mascotas…reguauuuuuu).

Cuando viajamos todos juntos preferimos los apartamentos o un alojamiento rural. Nosotros escogimos una casa en la que mi familia ha estado un montón de veces, La Miniera, en Montefollonico, la zona más al sur de Toscana y cerca de algunos de los pueblos más bonitos que podéis visitar.

 

la toscana con perro

Jardín de La Miniera

La primera vez que mi familia viajó a La Toscana yo aun no había nacido, pero se quedaron en un agroturismo al norte de Florencia, en plena montaña (aseguran que dormían en agosto tapados con edredón) que también era dogfriendly. Las casitas tenían su pequeña parcela vallada, perfecto para que tu perrete esté todo el tiempo que quiera al aire libre. Se llama «I Nidi di Belforte». Lo único que hasta cualquiera de estos dos alojamientos tienes que llegar, si o si, en coche.

En cuanto a restaurantes que admitan perro en la Toscana, no puedo haceros muchas recomendaciones. En cualquier ciudad o pueblo seguro que encuentras alguna terraza en la que tomar un tentempié, que es lo que hacíamos nosotros al ser verano. Improvisar un picnic en un parque o cualquier paraje que os enamore es otra buena opción. En cualquier caso, hay un buen número de restaurantes que admiten perros, de todas las tallas (Echad un ojo en san Google como dice mi dueña: «ristoranti in Toscana animali ammessi»).

En Montefollonico comimos en 2 sitios: 13 Gobbi (tienen una preciosa terraza en el interior y sus dueños son amabilísimos) y La Botte Piena, donde también comimos muy bien y sin problemas por ir conmigo (este sitio es recomendable si a los humanos les gusta el vino, ya que también es una enoteca).

La Toscana con perro: las mejores visitas

Para todos los gustos: rutas a pie por sus colinas o viñedos, ciudades llenas de arte, pueblos de postal ¡E incluso una Abadía!. Te cuento las visitas que hicimos en nuestro viaje, pero también todas las novedades que hemos descubierto para que disfrutes de tu estancia en la Toscana con perro.

Florencia y alrededores con tu perro

En Florencia podrás simplemente disfrutar de esta ciudad que se considera «un museo a cielo abierto». Está claro que si tu familia quiere entrar a visitar lugares como la Catedral etc, tendrán que turnarse (es lo que suele hacer la mía) o buscar un servicio de guardería (hay varios portales web que ofrecen estos servicios como Tuscan Hound, Petme Firenze o Bau – il circolo delle coccole) No puedo hablaros de mi experiencia porque no hemos usado nunca estos servicios.

Tengo que decir que me recibieron muy bien en los comercios donde mi dueña entró a curiosear o comprar alguna cosa. Nosotros siempre preguntamos si puedo entrar (bueno, ellos, yo solo pongo cara de bueno) pero en muchos sitios nos invitaron  a hacerlo sin que fuese necesario.

Lo que sí encontraréis en Florencia son muchos parques y zonas verdes en las hay habilitadas áreas caninas o que puedes visitar en familia (podéis localizarlas haciendo una búsqueda en Google maps «area cani a firenze») Yo no lo he visitado pero parece ser que el Orto Botánico, en el centro de Florencia, admite perros y a solo 10 kilómetros encontraréis el Parco Mediceo de Pratolino que merece mucho la pena conocer, lleno de grutas, fuentes y esculturas de seres fantásticos.

Al norte de Florencia, la ciudad de Lucca es suuuuper dogfriendly, tanto por la cantidad de zonas verdes y parques (el Jardín Botánico tiene nada menos que 2 hectáreas de terreno. Obligatorio ir con correa) como por algunas visitas culturales disponibles. Eso sí, en muchas solo admiten perros de talla pequeña en brazos o transportín (por ejemplo el museo Puccini, dedicado al compositor). No hice ninguna de estas visitas pero os dejo información, me han parecido muuuy interesantes: algunas villas (solo exteriores) como la Villa Grabau, o la Villa Reale di Marlia en Capannori.

Los pueblos más bonitos de la Toscana con perro

Si lo que os gusta es visitar pueblos bonitos, en la Toscana los hay a montones, seguramente de entre los más bonitos de Italia. Tanto en la zona del Chianti, y especialmente en la Val d’Orcia, bien merece la pena hacer una parada para conocerlos.

 

la toscana con perro

los pueblos de la Toscana son taaan reguau

 

No podéis perderos Pienza y sus alrededores, y dar un precioso paseo hasta la Capilla de Vitaleta. En Pienza pude entrar en muchos comercios, a comprar souvenirs y también en una heladería…ñam (os diría el nombre pero no me acuerdo).

 

la toscana con perro

Val d’Orcia. Al fondo, la Capilla de Vitaleta

 

la toscana con perro

¡Llegamos hasta la Capilla!

 

Desde hace poco (yo visité la Toscana hace ya algunos años) los perros somos bienvenidos y podemos corretear sueltos en el Parco Botanico del Chianti que está en el término municipal de Barberino d’Elsa.

En Montefollonico, donde nos alojábamos, y aunque la casa tiene un pequeño jardín (ya os he puesto foto, eh) me encantaba ir al parque del pueblo, junto a la iglesia del Triano. Es un lugar muy curioso ya que hay un montón de rocas con formas de animales. ¡No vi ningún perro de piedra, de los otros si jeje, pero vi un elefante y un cocodrilo!

Rutas a pie y trekking en la Toscana con perro

Recorrer la campiña toscana en compañía de tu perro es un buen plan. Tienes la opción de completar alguna etapa de la Vía Francigena, un camino de peregrinación histórico, como el Camino de Santiago, que parte de Canterbury, recorre Inglaterra, Francia, Suiza e Italia, y finaliza en El Vaticano. Varias de esas etapas discurren por La Toscana.

 

la toscana con perro

Fin de etapa de la Vía Francigena

 

Si estáis acostumbrados a hacer trekking con vuestra familia, en la App «Cane in viaggio» encontraréis muchas ideas. si preferís hacer senderismo más «moderado» he encontrado esta web que me parece la bomba.

 

la toscana con perro

Cualquier sitio es bueno para caminar o pasear en la Toscana

Un entorno precioso para hacer senderismo es el que rodea a la Abadía de Sant’Antimo (por aquí discurre también la Vía Francigena). Podéis hacer una ruta circular desde la Abadía hasta Montalcino (y regreso) , poco más de 10 km con un nivel de dificultad muy bajo.

 

la toscana con perro

Abadía de Sant’Antimo

La Abadía de San Galgano: un lugar sorprendente

A unos 30 km de Siena, inmerso en la campiña toscana, se encuentra esta majestuosa Abadía, bueno en realidad sus ruinas, ya que ha perdido el tejado y en lugar del pavimento crece la hierba. Es un sitio muy, muy especial que además es 100% dogfriendly. ¿Veis como, además de pueblos y parques, hay visitas culturales para hacer todos juntos?.

 

la toscana con perro

Abadía de san Galgano

 

La Abadía se encuentra en el municipio de Chiusdino y es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura gótica-cisterciense de Italia. San Galgano fue un caballero, nacido en esta población,  que decidió convertirse en eremita. Junto a la Abadía se puede visitar el Eremitorio de Montesiepi. Ahí no pude entrar pero mi dueña asegura que en su interior hay una espada clavada en la roca (si, como la del Rey Arturo) sobre la que circulan muchas leyendas. Mientras , yo aproveché para dar un paseo por los alrededores, que también merecen mucho la pena.

 

Exterior de la Abadía de San Galgano

Playas caninas en la Toscana

Si lo tuyo es la playa, no vas a tener problema: hay un montón para ir con tu perro en la Toscana. Ojo, peludos y humanos, que los arenales en Italia son privados en su mayoría. Cuentan, eso si, con servicios de todo tipo y no tendrás que cargar con sombrilla, tumbonas o sillas pero no tienen nada que ver con las playas en España (ni en otros lugares). En algunas podéis encontrar una zona «libre» o gratuita pero es taaan pequeña que apenas queda espacio. Como curiosidad, os diré que en la mayoría os ponen bebederos, hay chiringuitos de comida perruna e incluso tienen veterinario por si hay una emergencia. En algunas podéis correr y bañaros libremente a cualquier hora, otras establecen obligatoriedad de correa u horarios de baño acotados (estas últimas muy dogfriendly no me parecen grrrr). En cualquier caso no puedo hablaros de experiencias en primera persona, ya que nosotros preferimos la campiña toscana a la costa. Os dejo esta web que he encontrado donde además figuran lagos y ríos en los que podemos refrescarnos.

¿Algún peludo por aquí ha visitado las playas de la Toscana? En ese caso, me encantaría que nos contase qué le han parecido. ¡Puedes dejar un comentario! Un lametón enorme para todos.

 

Tu primer viaje a la Toscana: lugares imprescindibles

Ruta por la Toscana para no iniciados:

el viaje que todo el mundo quisiera hacer

¿Quién no ha soñado alguna vez con viajar a la Toscana? Pronunciar su nombre evoca las imágenes idealizadas  que aparecen en las guías de viaje, los pueblos de postal, los paisajes de suaves colinas y las carreteras de curvas sinuosas flanqueadas por los cipreses, tantas veces recorridas en películas comerciales como “Bajo el sol de la Toscana” o “Cartas a Julieta”.

viaje a la Toscana

Aquí se rodó Gladiator

Uno imagina los vastos viñedos del Chianti, las casonas imponentes que albergan algunas de las bodegas más famosas y los vinos más caros de Italia, o las ciudades del arte como Florencia o, por qué no, suspira por ver la famosa Torre inclinada de Pisa, e inevitablemente siente el deseo de partir.

En ocasiones más de uno se pregunta si de verdad esos lugares existen y si son tan bellos como en la gran pantalla. Y es que la Toscana posee un encanto natural que la convierte en un inmenso plató. No en vano ha sido escenario de célebres rodajes como “La vida es bella”, “Gladiator” o la oscarizada “El paciente inglés”.

La región toscana: la diversidad de sus 10 provincias

Con una extensión relativamente pequeña, comparable a la de la Comunidad Valenciana, lo primero que sorprende al viajero es la disparidad de paisajes que encuentra recorriendo cada una de las diez provincias que conforman esta región.

Desde las canteras de mármol de Massa Carrara, al norte, junto a las poblaciones costeras de Livorno o las reservas naturales de la Maremma, en la provincia de Grosseto, a los bosques del Casentino, en los límites con la Región de Emilia-Romagna o bien al Norte de Florencia, en las  menos visitadas provincias de Pistoia y Prato, vecinas de Lucca y la célebre Pisa.

Pocos lugares sorprenden tanto como  los paisajes lunares de “Le Crete Senesi” en la provincia de Siena, que contrastan con las extensiones de viñedos del Chianti, entre esta última y Florencia. Los valles, que en italiano tienen nombre femenino, desde la Val d’Elsa , la di Chiana, a la d’Orcia, compiten en belleza y nos sugieren un itinerario perfecto «de Valle a Valle».

Tan distintas las ciudades construidas con tufo volcánico (o toba), como Pitigliano, Sorano y Sovana, rodeadas de los enterramientos y las termas desde el tiempo de los Etruscos. Las murallas, presentes por doquier, en tantas poblaciones coronadas de torres y restos de fortificaciones, testigos de épocas convulsas y rivalidades históricas.

Y las islas, claro, porque la Toscana posee un archipiélago propio. Algunas célebres como la de Elba, lugar de exilio para Napoleón, o la de Giglio, desgraciadamente conocida por el trágico naufragio del Costa Concordia el 13 de enero de 2012. Sucesos pasados o recientes aparte poseen, como toda la región, vestigios de la influencia  y el mecenazgo cultural de los Medici, pero también una diversidad de especies  que ha convertido a este archipiélago en el Parque Nacional marino más grande de Europa.

Como curiosidad ¿Sabíais que la famosa isla de Montecristo, que aparece en la novela de Alejandro Dumas, se encuentra aquí? Aunque las visitas a la misma están restringidas. Es necesario un permiso, y tan sólo 1000 personas pueden acceder a ella cada año.

Qué ver y hacer en tu primer viaje a la Toscana

Incluso si ya se ha visitado anteriormente, siempre quedará algo por conocer, descubrir o admirar. Cuando me preguntan, siempre respondo lo mismo: no hay un único viaje a la Toscana pero todos están en ella. Si la pregunta que surge es ¿Cuantos días necesito para conocer la Toscana? mi respuesta es «todos de los que dispongas», aunque en nuestra primera vez fueron dos semanas.

Hay un viaje para los amantes del arte, o para los aficionados a la fotografía, para los apasionados del enoturismo o del slow food – ese movimiento que surgió en Italia y que promueve el placer en la mesa, la sostenibilidad a través de los productos locales, y el conocimiento- y que en Toscana se practica tan bien.

¿Y por qué no un poco de todo?- se preguntará el viajero-. Es una idea perfecta que, además, contentará a todo el mundo si el viaje se hace en compañía.

Los lugares Patrimonio de la UNESCO

Florencia, y su centro histórico, fue el primero de los lugares de la Toscana declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Se dice que la ciudad es un auténtico museo al aire libre y, más allá de lo manido de la frase, es absolutamente cierto.

 

viaje a la toscana

 

Si se dispone de tiempo para visitarla durante varios días, los amantes del arte disfrutarán de una de las pinacotecas más importantes del mundo «Le Gallerie degli Uffici». Giotto, Michelangelo, Leonardo, Caravaggio y los grandes maestros de la pintura flamenca- por citar solo algunos- comparten espacio con las esculturas que pertenecieron a los Medici.

 

viaje a la toscana

Galerie degli Uffici

 

Más allá de los imprescindibles en las guías, como la Catedral y su cúpula de Brunelleschi, o la imponente escultura del David de Miguel Angel, es  recomendable la visita a alguna de sus iglesias:  La Santa Croce o Santa Maria Novella,  pero también otras menos conocidas que encierran grandes tesoros , como la del Carmen, en el barrio de Oltrarno (al otro lado del Río Arno) en la que visitar, previa reserva, los imponentes frescos de la Capilla Brancacci.

 

viaje a la toscana

Capella Brancacci

 

Para los no iniciados en el mundo del arte, la ciudad ofrece un ambiente bullicioso durante el día- quizá en exceso. Los mercados, el central con sus puestos de frutas y verduras, y el de San Lorenzo para comprar -previo regateo- ropa o bolsos de cuero, siempre son buena opción.

Cuando el sol se pone, Florencia regala uno de los atardeceres más bellos jamás contemplados, sobre el Ponte Vecchio- símbolo de la ciudad. El Ponte della Trinità y el Piazzale Michelangelo son los mejores puntos desde los que  inmortalizar el momento.

Sienaeterna rival de Florencia, con la que combatió durante siglos, posee un inmenso patrimonio artístico medieval y gótico. Si debo ser sincera, es mi ciudad favorita en la Toscana, sobre todo por ser poseedora de un carácter propio, seguramente herencia de los siglos durante los que fue una República.

 

viaje a la toscana

Piazza del Campo

Su división en 17 barrios gremiales, o Contradas, permanece y con ella una de las fiestas más conocidas internacionalmente: Il Palio, la carrera de caballos más peligrosa y emocionante del mundo que tiene lugar en su famosa Piazza del Campo. Si hay un «imprescindible» es visitar esta ciudad un 2 de junio o un 16 de Agosto.

Pisa. Al igual que las anteriores, su Piazza del Duomo, más conocida como Campo dei Miracoli, forma parte del Patrimonio UNESCO. Si no sois unos forofos del arte, la visita es prescindible, y la foto sosteniendo la Torre inclinada evitable.

 

viaje a la toscana

Campo dei Miracoli, mucho más que la torre inclinada

Descubrir el resto de la ciudad o visitar la cercana Lucca puede ser una alternativa excelente. A medio camino entre Lucca y Florencia, una parada en la ciudad de Vinci, cuna de Leonardo, es de lo más recomendable.

 

viaje a la toscana

Lucca

Pienza. Esta pequeña ciudad en la provincia de Siena, está considerada la ciudad ideal según los cánones renacentistas, por el trazado de sus calles, su Catedral o el Palazzo Piccolimini entre otros.

Imprescindible recorrer el paseo de sus murallas, que se asoman a la belleza indescriptible de la Val d’Orcia. Disfrutar de su excelente gastronomía, o comprar el mejor queso pecorino (de oveja) de la zona, se suman a la lista de imprescindibles.

La Val d’Orcia fue declarada en su conjunto, patrimonio de la UNESCO en el 2004 por la belleza de sus paisajes, que inspiró a tantos artistas desde la Edad media.

 

viaje a la toscana

Val D’Orcia

 

Desde Montepulciano a Montalcino, visitando Pienza y San Quirico d’Orcia, las suaves colinas por las que se conoce a la Toscana, se encuentran en realidad aquí. Este valle único merece mucho más que una visita fugaz en un primer viaje a Toscana. Recorrerlo en primavera es una experiencia única y un regalo para la vista. Pero si el tiempo es muy limitado no descartéis regresar. Nosotros lo hicimos, tal como os contamos en nuestro roadtrip.

 

viaje a la Toscana

Vistas de Montepulciano

Menos visitadas quizá son poblaciones como Castiglione d’Orcia o Radicofani, cada una con sus respectiva  «Rocca» (Fortaleza defensiva) y que, lejos de quedar relegadas a un segundo plano, deberían formar parte de este viaje.

San Gimignano, conocida como la Manhattan medieval por sus altísimas torres (72, de las que se conservan 13) Es un (im)prescindible por la  afluencia de turismo masiva, aunque su Catedral y su pinacoteca contienen obras maestras de Ghirlandaio, Pinturicchio o Filippino Lippi.

Las Villas y jardines mediceos. Las villas que, en el entorno rural de Florencia, fueron propiedad de la familia Medici, entre los siglos XV y XVII, han sido la última incorporación al listado UNESCO. Merece la pena la visita a alguno de los 14 lugares, entre villas y jardines, que la conforman, como la Villa de Fiesole o la Villa Demidoff (o Parque de Pratolino) con sus imponentes fuentes y esculturas.

 

viaje a la toscana

Villa Mansi, en Capannori ¡Conoce la leyenda de Lucinda Mansi!

Viaje a la Toscana: vive experiencias únicas (y de propina, un consejo)

Una cata de vino en el Chianti, recorriendo la carretera regional 222, acompañando una de las mejores «bistecas fiorentinas» en Panzano in Chianti, o descubrir  denominaciones como el vino Nobile de Montepulciano,  el Brunello de Montalcino y el Vernaccia de San Gimignano.

Un baño en las termas naturales de Bagni San Filippo y su famosa «ballena blanca» o las más espectaculares «Cascate» de Saturnia (Provincia de Grosseto) ambas al aire libre y gratuitas.

Contemplar un cielo estrellado como pocas veces habréis visto, salpicado de luciérnagas, alojados en coquetos agroturismos o casas rurales, para todos los gustos y bolsillos, mejor cuanto más pequeño y menos conocido el pueblo.

Recorrer la Toscana es deslizarse entre las ondulantes colinas, entre viñedos y cipreses. Es perderse entre las curvas imposibles de las carreteras locales y parar en cualquier lugar. Porque cada rincón, cada colina coronada por hermosos casolares , entre el trigo, la vid o los olivos, merecen una parte de nuestro tiempo.

 

viaje a la Toscana

Alquila el mítico Cinquecento para tu roadtrip

 

Huid de los imprescindibles y escoged los vuestros propios. Probad a olvidaros del reloj y nunca os aflijáis porque, por muchas veces que regreséis, siempre os quedará esa sensación de que faltó tiempo, que quedó algo pendiente, por ver o hacer. 

Sólo un consejo, que no pretende serlo: «Recordad que es en el camino, en el descubrimiento, dónde encontraréis la verdadera esencia de vuestro viaje a la Toscana»

PD: si después de leer este post aún te quedan dudas sobre cómo organizar tu primer viaje a la Toscana, te invito a dejar un comentario e intentaré resolverlas. ¡Buon viaggio!

Bergerac con perro: qué ver y hacer en la tierra de Cyrano

¿Qué puedes ver y hacer en Bergerac con perro? Por increíble que te parezca, podrás  seguir los pasos del famoso espadachín, pasear entre viñas o visitar castillos por todo el territorio de Pays de Bergerac e incluso más de un museo. ¡Palabra de can!

Antes de empezar, advertiros que en invierno algunos de estos lugares están cerrados y que por supuesto las actividades en el río también, pero no os preocupéis ¡Recogí un montón de información útil !

 

Los mejores planes en Bergerac con perro ¡Y alrededores!

Vamos allá, espero no olvidarme ninguno, que uno ya tiene cierta edad. Os dejo los que yo pude disfrutar ya que, como os he adelantado, en invierno hay muchas atracciones cerradas y además en Navidad hay otras que lo hacen por vacaciones. La ventaja es que todo está precioso con la decoración navideña.

 

Bergerac con perro

Mercadillo navideño en Bergerac. Plaza del mercado

1. Bergerac con perro: ¡Sigue a Cyrano!

En cualquier época del año, esta actividad es perfecta si visitas la capital del Perigord Púrpura, si, si, Púrpura que ya os lo conté en mi primera escapada al Perigord, y precisamente nos quedó pendiente conocer Bergerac.

Es muy fácil: acudid a la oficina de turismo, en el Quai Cyrano, un edificio por cierto muy chulo, donde os entregarán un mapa y ¡A jugar con Sigue a Cyrano! Nada menos que 26 puntos de interés bien explicados y que incluyen por supuesto las estatuas del famoso personaje de la obra de Edmond Rostand, Cyrano de Bergerac.

 

Bergerac con perro

 

Quai Cyrano

 

Podéis comenzar el recorrido precisamente desde la oficina, justo frente al río, y enseguida os encontraréis con una de las citadas estatuas, en la Place de la Mirpe, que además es una preciosa plaza con casas de entramado de madera. Veréis también la fachada de la Iglesia Protestante, antigua Iglesia de la Virgen del Castillo, y algunas de las casas más antiguas de Bergerac, las llamadas «maisons dites des Consuls». Todo esto me lo contaba mi dueña que yo al fin y al cabo solo soy un perro.

 

Bergerac con perro

Place de la Mirpe

 

Bergerac con perro

Iglesia Protestante de Bergerac

 

Mi estatua preferida de Cyrano está el la Plaza de Pélissière (los curtidores) Por mucho que yo me emperrase en que parecía un Mosqueperro mi dueña insistía en que no, que el espadachín solo tenía la nariz grande. No me convenció del todo, no os vayáis a creer ¿Qué otra cosa podía ser si llevaba una espada y una capa?

 

Bergerac con perro

 

No os voy a contar tooodo lo que incluye este recorrido pero tomad nota de algunos edificios: el Ayuntamiento, la Iglesia de Saint Jacques (que mi dueña visitó), el mercado (solo humanos), o la Iglesia de Notre Dame. El recorrido incluye el Parque Jean Jaurès, un parque municipal creado en 1929 cuando el Ayuntamiento compró los viveros Perdoux, de unos famosos horticultores de Bergerac, y este lugar si es para nosotros ¡perros bienvenidogs! Además estaba cerca de nuestro alojamiento así que ya os imagináis donde iba a echar mi meadilla matutina jeje.

Por cierto, acerca de nuestro alojamiento, escogimos un precioso apartamento en el mismo centro de Bergerac. Nosotros estuvimos en  uno pequeñito, tipo estudio, pero disponen de varios tipos y tamaño. Se trata de Les Appertaments Du Palais. ¡100% dogfriendly y sin pagar ningún suplemento!.

2. Pays de Bergerac con perro: los pueblos más bonitos y las famosas Bastidas

Conocer algunos de los pueblos más bonitos de Francia, y otros a los que les damos el título por méritos propios, es una de las cosas que puedes hacer sea invierno o verano, si viajas a Bergerac con perro.

Si no has oido hablar de las Bastidas, o si pero no sabes muy bien de que se trata, te diré que son las nuevas ciudades que se fundaron en la Edad Media y que se diferencian de las que ya existían por su organización urbanística. En lugar de una forma circular, adoptaron la estructura de un damero o tablero de ajedrez. Eso sí, con una plaza central donde se celebraba el mercado, especialmente la venta de grano.

 

Bastida de Monpazier

 

Bergerac con perro

Bastida de Monpazier

 

Nosotros visitamos las Bastidas de Eymet, Lalinde (la que «menos» nos gustó) y la de Monpazier que se considera la mejor conservada de todas las  del suroeste de Francia ¡data nada menos que del año 1284! Además está inscrito en la famosa lista de los pueblos más bonitos de Francia. También visitamos la bastida de Beaumont du Périgord una de las más impresionantes.

 

Bastida de Beaumont du Périgord

 

Mi dueña no quiso dejar pasar la ocasión de conocer la Abadía de Cadouin y su maravilloso claustro. No podemos entrar los perros, pero justo enfrente hay un paseo (cuesta arriba, eso si, avisaditos estáis) que os ofrecerá una panorámica preciosa.

 

Vistas panorámicas de la Abadía de Cadouin

 

Vistamos Issigeac, pueblo medieval, éste si totalmente circular y lleno de sorpresas. Estos pueblos son taaaaan bonitos que el mero hecho de recorrerlos os hará pasar un rato estupendo. Además, descubriréis historias curiosas sobre el pasado, personajes singulares como la pobre Suzanne Tessier, que vivió en Issigeac durante el siglo XIII y a quien apodaban «la salchicha», edificios únicos como la «casa seta o champiñón» o una antigua fábrica de conservas en Eymet que mantiene su preciosa fachada.

 

La maison champignon. Issigeac

Aunque os adelanto que de toooodos los que visitamos , el que más nos gustó sin lugar a dudas fue Trémolat que, sin aparecer en el mapa con simbolitos de ciudad tal o cual, ni  de florido o hermoso, nos pareció el más bonito de todos.¡Nos enamoró! Lo descubrimos de casualidad ya que nos habían recomendado la visita panorámica de Le Cingle de Trémolat, que más adelante os cuento.

 

Trémolat ¡El pueblo más bonito!

3. Pasear entre viñedos

Muy cerca del Dordoña, sobre las colinas, encontraréis grandes «Château» como el de Monzabillac o el de Bridoire, que son todo un espectáculo para la vista por sus enormes extensiones de viñedos. Dice mi dueña que incluso mucho más apabullantes que los del Chianti, en La Toscana (que yo también he visitado eh).

 

Viñedos de Bergerac

Lástima que el invierno no sea el mejor momento para disfrutar de estos paisajes, pero aun así os recomiendo acercaros al Castillo de Monzabillac al atardecer (al castillo los perros no podemos entrar), pasear entre las viñas  a su alrededor y gozar de ese momento mágico del día y de las vistas. ¡Me encontré con muchos compis peludos y sus familias!

 

Chateau de Monzabillac

4. Vistas panorámicas: Le Cingle de Trémolat

El meandro que forma el Dordoña a su paso entre las localidades de Limeuil y Trémolat toma su nombre «Cingle» del de una culebra verde y amarilla que habita en el sudeste francés. El de Trémolat es uno de los miradores más relajantes para acabar la jornada y disfrutar de las vistas.

 

 

Pero si algo nos sorprendió fue la pequeña localidad del mismo nombre ¡Ay como nos gustan estos imprevistos! Conocer su antigua Abadía, y su sala capitular que es ahora un espacio abierto que podéis recorrer todos juntos, la Iglesia de San Nicolás del S. IX… pero lo que más nos gustó fueron sus calles llenas de encanto y casas preciosas de este pueblo de poco más de 600 habitantes.

Ah, por cierto, en la entrada del pueblo, en la carretera, encontraréis el Café Village. Es perfecto para tomar algo y nos trataron suuuperbien.

Visitas dogfriendly cerca de Bergerac

Aunque no pude disfrutarlas, por falta de tiempo, porque el tiempo (el otro tiempo jeje) no acompañó o por encontrarlas cerradas, recopilé un montón de información en la Oficina de turismo, así que os dejo un buen listado que cosas que ver y hacer en Bergerac con perro para que podáis planificar vuestro viaje con tiempo.

1. Visitar un montón de Castillos

Tomad nota porque hay un montón de castillos para visitar. Algunos solo por el exterior, otros con reserva previa. Mi recomendación es que comprobéis horarios, condiciones etc.  antes de ir, ya que me he encontrado más de una sorpresa. Por ejemplo, el Castillo de Biron aparece en el listado de lugares dogfriendly de la oficina de turismo y en su web pone que no admiten perros. Lo mismo ocurre con el de Bridoire así que damos por hecho que solo podemos acceder a los alrededores de estos castillos, nunca al interior. Por lo que parece solo podréis acceder al interior si sois de tamaño pequeño y os llevan en brazos. El Castillo de Eymet  es de visita libre, en exteriores (en este si estuve)

 

Bergerac con perro

Castillo de Eymet

 

Muy recomendable el Castillo y tour de Montaigne y mejor reservar esta actividad  apta para toda la familia, peluda y no. El castillo fue propiedad de  filósofo y escritor Michel de Montaigne y está declarado monumento histórico de los siglos XIV y XIX.

El Castillo de St. Germain, en Monpazier solo exteriores. Para visitar el interior hay que contactar previamente (y suponemos que será solo para humanos, pero solo suponemos eh).

En el Castillo de Hautefort  tenemos acceso al parque y jardines pero no al interior.

Castillo de Montréal en la localidad de Issac ¡Somos bienvenidogs! Y apuntad otro más: Castillo de Commarque, en Les Ezyes. El de Lauzun también nos aparece como dogfriendly aunque del interior parece que solo se pueden visitar 3 salas (y esto es así para humanos eh)

2. Museos y visitas culturales

Moulin à papier de la Rouzique en la localidad de Couze et St Front. Visita este molino del S. XV aun en funcionamiento y conoce todo sobre la fabricación del papel ¡hay talleres durante el verano!

Les Grottes de Maxange es una supervisita para todos. Esta cueva es única en el mundo, con sus formaciones cristalinas de lo más excéntricas.

Bastideum de Monpazier, para que conozcáis todo sobre la arquitectura y la organización de estas nuevas ciudades de la Edad Media. En una de las Bastidas más bonitas e importantes de Le Pays de Bergerac.

Filature de Laine (Belvès) donde decubriréis todo el proceso de transformación de la lana.

Maison de la châtaigne vamos lo que viene a ser la casa de la castaña. En este museo se puede conocer todo acerca de el castaño, sus frutos, su madera, los bosques…

3. Parques y jardines

Será por jardines. Os dejo por aquí un listado de espacios maravillosos en los que disfrutar todos juntos de un buen paseo. ¡Ojo, consultad horarios de apertura! Además, se paga entrada.

Jardín de bambú de Planbuisson 

Jardines de Sardy, con arquitectura del S. XVIII e inspiración inglesa y florentina.

Les jardins d’eau o jardines del agua: jardín de inspiración japonesa, con especies acuáticas.

Jardines panorámicos de Limeuil con vistas increíbles sobre la confluencia de los ríos Dordogne y Vezere.

Jardín de Boissona muy recomendable si os gustan las rosas.

4. ¿Y si nos tomamos un vinito? Bodegas y enotecas en Bergerac con perro

Bueno, lo del vinito solo para vuestros dueños eh. Pero es un placer poder acompañarles y que no se queden sin disfrutar de uno de los atractivos de Bergerac, sus vinos.

 

Bergerac con perro

 

Maisons des vins de Bergerac en el mismo edificio, Quai Cyrano, de la oficina de turismo. Los humanos podrán probar y comprar los vinos más famosos de la zona ¡Nada menos que 7 denominaciones distintas! Y tienen una terraza preciosa.

Maison de tourisme et du vin de Monzabillac, si, justamente donde el Castillo del mismo nombre. Para conocer los vinos de su propia denominación. Lo mismo ocurre con la Maison des vins de Duras.

5. Visitar galerías de arte y artesanos ¡llévate un souvenir!

Galería Atelier Garance, en Bergerac o Art’Cad junto a la Abadía de Cadouin ofrecen exposiciones de pintura, escultura, cerámica o diseño.

Si te gusta la cestería y los artículos de mimbre, visita con tu familia el taller de Ani’m Osier en Beaumontois en Perigord.

¿Prefieres la cerámica? Pues toma nota de estos establecimientos dogfriendly: Arts-Terres el taller de Caroline Vernet y Luis Jeronimo en el centro de Bergerac o el de Stéphane Miglierina en Monpazier, donde también podrás admirar y comprar objetos en madera. En Monpazier puedes visitar también el taller Semilla Creation para comprar bisutería y objetos de decoración, o marroquinería en Laurent et Florence Roux 

En Issigeac, Frédéric Guillot fabrica artesanalmente todo tipo de objetos en vidrio. En Saint Germain et Mons objetos de todo tipo en madera, como mesas, jarrones o candelabros, en el Atelier L’Hôme du Bois.

Y ¡qué bien huelen los jabones artesanales! 100 % naturales. Podéis comprarlos en Savonnerie Savonnia (Le Pizou) y en Soleil de Mai (Castillonnes)

¿Una foto de recuerdo? Y ataviados de época. En Monpazier tienes Photo Retro. Nosotros nos hicimos una en la puerta, no se animó mi dueña a vestir ropajes de ningún tipo jeje.

 

Bergerac con perro

Hay muchos talleres de artesanos en Bergerac y alrededores pero todos estos ¡puedes visitarlos con tu perro!

6. Disfruta del río: canoas y paseos en barco

Tanto en el Valle del Dordoña como de Vézère, encontraréis un montón de empresas que os ofrecen alquiler de canoas. Os dejo algunos nombres por aquí. Suelen estar disponibles desde junio/julio hasta finales de agosto.

En la Dordoña: Cyrano Canoë (Creysse), Canoë River (Le Buisson de Cadouin), Canoë Attitude (Gardonne), Galo Canoë Kayak Port Sainte Foy, Canoë Kayak Saint-Antoine de Breuilh, A Canoë Raid (Siorac en Perigord), A Canoë Detente Dordogne (Saint Vicent de Cosse). Podría continuar con la lista pero es infinita. Casi seguro que en cualquier localidad junto al Dordoña tenéis canoas para alquilar, y una gran mayoría son dogfriendly.

 

Bergerac con perro

 

Excursiones en barco o bateaux promenade, que suena mejor: Las gabarras de Bergerac, sin ir más lejos, en el Quai Salvette.

 

Bergerac con perro

Las famosas gabarras del Dordoña

7. Otras actividades en Bergerac con perro

No voy a extenderme ya que son muchísimas pero también porque, a pesar de que admiten perros, no me parecen muy respetuosas con mis otros congéneres. Se trata de paseos en carros de caballo o en asnos, y también de zoos. No voy a soltaros ningún sermón pero, por favor, no contribuyáis al sufrimiento animal.

Si, además de con vuestro perro, viajáis con niños hay un montón de actividades lúdicas e interesantes como los del Castillo de Bridoire, el Port Miniature de Bergerac, Le Conquil en Saint Leon Sur Vezere un parque-aventura de la prehistoria.

Visitas a productores: granjas, agricultura biológica, productores de Foie gras, miel, pan artesano. Si queréis preguntarme por algo en concreto, me escribís en los comentarios y os consulto mi lista.

Rías Baixas con perro (2022)

¿Pensando en viajar a Rías Baixas con perro? Yo he visitado en dos ocasiones esta comarca gallega, así que puedo contaros algunas cosillas sobre lo que podéis hacer y visitar, daros algunos dato sobre alojamientos, restaurantes, actividades y mucho más. Ya os adelanto que hay planes reguau.

Rías Baixas con perro: lo mejor (y lo menos bueno)

Lo mejor en Rías Baixas: playas caninas

Disponer de 7 arenales, de los 12 habilitados en toda Galicia,  para disfrute de humanos y peludos no está nada mal ¿verdad? Aunque, como casi siempre, hay que puntualizar que las playas dogfriendly aquí y en casi todos los sitios no son las más grandes ni las mejores.

Os dejo la lista de playas caninas actualizada para 2022. Os aconsejo comprobar la lista siempre, ya que en ocasiones hay cambios de un año para otro.

Playas de O Espiño y O Portiño. Ambas en O Grove. Estas 2 playas se encuentran juntas, justo al lado del puerto deportivo de San Vicente do Mar.

Playa A Cunchiña. En Cangas de Morrazo y uno de los motivos que nos llevó a escoger esta preciosa localidad marinera. La playa es pequeña y con bastantes rocas pero al menos está limpia. En la temporada de verano abren un chiringuito para que los humanos también podáis disfrutar. En el resto de playas del municipio está totalmente prohibido el acceso aunque os voy a confesar que, al no estar en la temporada de baño, me convertí en un auténtico forajido fuera de la ley.

 


La lista la completan la Playa de Cesantes y Chapela en Redondela, Playa O Castelete, en Vilagarcía de Arousa y las Playas da Foz y da Calzoa, en Vigo

 Consejos sobre transportes y visitas

Y esta es, como siempre, la parte menos dogfriendly de todas. Eso que no queremos llamar lo peor, así que lo dejaremos en «lo menos bueno». Tan solo en Vigo algunas mascotas pueden viajar en transporte público, y digo algunas ya que solo puedes hacerlo si eres pequeño  y vas dentro de transportín. Tampoco hemos encontrado ningún museo o actividad cultural en interiores donde poder acudir todos juntos. Si acaso algún centro comercial como el Vialia (la mayoría de sus establecimientos admite mascotas) pero no nos parece el mejor plan para unas vacaciones perrunas.

Nos fastidió muuucho no poder subir al trenecito turístico de Cambados, por ejemplo. Es una forma estupenda de recorrer esta localidad y , a pesar de que podía haber ido tranquilamente a los pies de mis dueños, sin molestar a nadie, ya que había compartimentos solo para dos personas, y que no se trata de compartimentos cerrados, de ninguna manera lo permiten. ¡Deberían «hacérselo mirar»! Grrrr

 

Tren turístico de Cambados donde ¡NO podemos subir!

 

La buena noticia es que hay una forma estupenda de viajar con tu mascota ¡En barco! La Compañía Mar de Ons realiza el trayecto Cangas de Morrazo-Vigo (y nos consta que también desde Moaña). Consulta los horarios pero cuando nosotros hicimos el trayecto había uno cada hora. Son 20 minutos de viaje que se pasan volando y con unas vistas increíbles. El billete cuesta tan solo 2,30€ ¡Y los peludos no pagamos! La normativa exige transportín o correa y bozal (ugggg, esto lo llevo fataaaal, pero no queda otro remedio).

 

 

Rías Baixas con perro: dónde alojarse

Una de las zonas con mayor numero de opciones dogfriendly en Rías Baixas es O Grove: dos playas, muchos alojamientos (una búsqueda rápida en un conocido portal de reservas nos dió un resultado de al menos 49 alojamientos disponibles) y una ordenanza municipal especialmente protectora con nosotros, los perros. Sin embargo, a mi familia no es la que más le gusta, quizá por ser demasiado turística.

En nuestra escapada más reciente (Semana Santa 2022) optamos por un apartahotel en Cangas de Morrazo, Rodeiramar 2a y solo podemos contaros cosas buenas de este hotel. Si viajas en familia, humana y perruna, puedes alojarte en los apartamentos de la planta baja donde además tienes disponible una mesita en el jardín. No cobran suplemento, perdón, un simbólico euro por día que se dona íntegramente a la Protectora del Morrazo ¿No os parece una idea genial?. También puedes quedarte solo en el apartamento si tus dueños tienen que salir a cualquier cosa o como en mi caso si prefieres echarte una siesta después de tanta visita y rutas ( No te olvides de poner el cartelito de NO molestar, jeje)

 

Rías Baixas con perro

Jardín de los apartamentos Rodeiramar2

 

La Península de Morrazo es la zona preferida de mi familia: por su microclima, sus playas, sus pueblos llenos de encanto marinero, su gastronomía…

En nuestro primer viaje a Rías Baixas (2015) optamos por quedarnos mucho más al norte, en La Illa de Arousa, un auténtico paraíso, aunque tengo que decir que todas las mañanas salía con el chubasquero puesto y en cuanto nos acercábamos a la Ría de Pontevedra salía el sol. Lo mejor es que todas las tardes, después de recorrer mil y un sitios, caminábamos hasta el faro de Punta Cabalo y ahí disfrutaba de lo lindo sube y baja por las calitas que encontrábamos a cada paso.

Nuestro alojamiento en La Illa eran los apartamentos Arosa, en pleno centro y muy bien equipados. Muy cómodo también para cuando yo prefería no salir (que eran pocas veces, jeje)

Planes dogfriendly en Rías Baixas según Tobyadvisor

Uy ¡Qué difícil me lo ponéis! Y es que hay taantas rutas y sitios increíbles… No me ha dado tiempo a conocerlos todos, así que os hablo únicamente de los lugares que han pisado mis patitas y de los planes que he compartido con mi familia en nuestros dos viajes a Rías Baixas. Os dejo una lista por aquí y os señalo mi planes Top.

Península del Morrazo: planes top dogfriendly

Si me preguntáis cuales son mis planes top dogfriendly en Rías Baixas tengo que admitir que la Comarca de O Morrazo lo tiene todo: playa canina, pueblos llenos de encanto, rutas  junto al mar y también siguiendo el curso de ríos, restaurantes para chuparse los dedos y los bigotes… Vamos allá. No los numero, ya que es muy difícil decidir cuál de todos merece el número uno. Mira, igual al final del post os dejo una encuesta.

Mirador de Cabo Home

Visitar su famosa caracola, especialmente al atardecer. Con unas vistas increíbles sobre los acantilados de Donon, esta escultura obra de Lilo Portela, se ha convertido en uno de los puntos más fotografiados e instagrameables. Tengo que decir que nos ha sorprendido la cantidad de gente que hemos encontrado esta vez ¡Nada que ver con 2015! ¿Será cosa de Instagram? Aprovechad para tomaros algo en la cafetería del mismo nombre, «Caracola de Cabo Home», su enorme terraza es una maravilla.

Ruta de los faros en Cabo Home

Una preciosa ruta entre los faros de Punta Subrido, el de Cabo Home y el de Punta Robaleira, con vistas a las Islas Cíes y la isla de Ons. Además los humanos pueden darse un baño en la playa de Melide, una de las más bonitas del mundo mundial. Los perros NO podemos acceder, ya que posee bandera azul, pero si podemos estar en su chiringuito, justo en la entrada, bajo la sombra de los altísimos pinos que rodean la playa.

 

Rías Baixas con perro

Ruta de los faros de Cabo Home

Castro de Monte do Facho

Aprovechad a tope vuestra visita a Cabo Home para subir a este yacimiento galaico romano. Además del Castro, encontraréis una garita de vigilancia, de forma circular. Aunque el aspecto actual es del S. XVIII, su base forma parte de un antiguo faro de la Edad Media. Mirad que guapo y jovenzuelo salgo en la foto ¡En 2015 subí al punto más alto!

 

Rías Baixas con perro

Paseo marítimo y playa de Moaña

Kilométrico y precioso, no os cansaréis de este paseo con vistas sobre la playa. Por cierto, que la playa no es dogfriendly peeero había muchos perretes y yo «volví a liar una de las mías» corriendo detrás de las gaviotas. No contaba yo con que la marea subiese tan rápido y Marina tuvo que arremangarse los pantalones para sacarme del agua.

 

Rías Baixas con perro

 

Recomendación importante en Moaña: comer en La ovella negra. Un local en el que somos bien recibidos. Tienen habilitada una terraza completamente cerrada en la que coincidí con muchos compis perrunos. Se come de rechuparse los bigotes.

 

Ruta de los molinos de A Fraga

Justo frente a la playa, desde un parque, veréis señalizado el inicio de la ruta. Por supuesto que solo hicimos un pequeño tramo ya que después de mi aventura tras las gaviotas estaba «derrotao» y además hacía bastante calor. Perfecto si queréis mojar las patitas en las pozas que hay durante el recorrido, aunque yo hubiese preferido nadar con los patos, jeje.

Bosque Encantado de Aldán

Un auténtico bosque de cuento, castillo incluido, con su foso y su puente levadizo. Bueno, en realidad se trata de la Casa Torre de Aldán, en la finca de O Frendoal, pero os aseguro que a mi me pareció ver duendecillos escondidos por todos los rincones, además de muchos niños y otros tantos perretes. Y en realidad, es solo una fachada, pero shhhhh es un secreto, en la foto puedes parecer el mismísimo Conde o Condesa.

 

Rías Baixas con perro

Pasear y mojarte las patas en el río Orxe, esconderte entre los árboles que tienen formas caprichosas y extrañas… es un auténtico perriplanazo.

 

Rías Baixas con perro

Ría de Aldán

Podéis aparcar en el Puerto, donde además encontraréis el monumento a Antonio y Josefa, un matrimonio vinculado a la industria conservera y los barcos de pesca. Seguro que no os resistís a fotografiaros a su lado, mirando al mar, todo el mundo lo hacía, pero yo lo de posar…

Las vistas sobre la Ría de Aldán y sus playas son preciosas, mirad, mirad…

 

Disfrutar de una buena mariscada en Bueu

Pues sí, que ya sé que no es comida de perros pero yo no le hago ascos a un buen langostino, o una cigalita. Os voy a recomendar un sitio donde compartirla con vuestros humanos: La Estrella, una marisquería de las «de toda la vida». Tienen habilitada una terraza cubierta en la que podéis comer si sois familia peluda y la verdad es que me trataron muy bien. Antes de la cena, para hacer hambre, recorrimos el Paseo marítimo y fuimos hasta el Museo Massó (si, como la famosa conservera que había junto a la playa canina de Cangas ¿Os acordáis?) aunque el museo no es dogfriendly, así que solo para humanos.

Punta Da Mona

Uno de los secretos mejor guardados de O Morrazo, un mirador increíble y una pequeñísima playa cuando la marea está baja, claro. Al no ser una playa como tal (no hay servicios ni vigilancia) es un sitio estupendo para daros un chapuzón con vuestros dueños. Hay acceso por unas escalera de madera y, como tampoco se puede llegar en coche, es un sitio que solo conocen los lugareños ¡Bueno, ahora que me he chivado, ya no! Creo que tenéis que incluirlo en vuestro plan y seguramente está muy arriba en mi lista de cosas que hacer en Rías Baixas con perro. No me negaréis que parece el mismísimo Caribe.

 

Hacer una ruta de Miradores

Aunque os confieso que yo no soy muy amigo de los famosos miradores ¡Sufro de vértigo! Los humanos se empeñaron en llegar hasta el de Monte Faro, el punto más alto de O Morrazo. Ni por asomo me iba yo a arrimar para sacarme una foto. Por cierto, la carretera que sube desde Moaña está hecha unos zorros.

 

Poza Da Moura

Nos quedó pendiente por falta de tiempo, aunque nos han asegurado que es uno de los parajes más bonitos de la zona ¡Otra vez será!

Otros planazos en Rías Baixas con perro

Recorrer la Illa de Arousa

Podéis recorrerla enterita, de arriba a abajo. Bueno, excepto en el Parque Natural de Carreirón, tenéis Illa para rato: a pie, en bici… Tampoco podemos acceder a las muchas playas con bandera azul pero esto no supone un problema ya que hay una cantidad enorme de calitas (sin servicios) en las que darse un chapuzón y estar tranquilos. Como ya os adelanté, el paseo hasta el faro de Punta Cabalo es un plan muy, pero que muy, top.

 

Visitar algunos de los pueblos más bonitos de Rías Baixas

Por ejemplo, Combarro. Esta pequeña localidad que pertenece al Municipio pontevedrés de Poio, está declarada Conjunto Histórico Artístico desde 1972, además de incluirse en la famosa lista de los pueblos más bonitos de España. No seremos nosotros los que digamos lo contrario: sus callejuelas y su ambiente marinero y especialmente sus hórreos ¡Nada menos que unos 60 , hay quien dice que incluso más, 30 de ellos a orillas del mar! La única pega es que el pueblo es muy pequeño y hay muchísima gente ¡Está lleno de restaurantes! aunque yo no comí en ninguno así que no os puedo recomendar alguno que sea dogfriendly.

Conocer O Grove y La isla de La Toja (si, la del jabón)

Ya os he dicho que aquí hay un par de buenas playas caninas. He leído en una conocida página de opiniones (parecida a Tobyadvisor jeje) que, en La Toja,  en los barcos que realizan la famosa excursión para visitar las mejilloneras (degustación incluida) podemos acompañar a nuestra familia, aunque yo no lo puedo asegurar al 100%. Os recomiendo consultar directamente con las navieras si estáis interesados en esta actividad cuando visitéis Rías Baixas con perro (y de paso, nos lo confirmáis, ¿vale?)

Recorrer el Casco Viejo de Pontevedra

Una ciudad realmente bonita aunque para visitar algunos lugares, como la Basílica de Santa María la Mayor, a mi familia  no le queda otra que turnarse y esperar conmigo fuera. Para comer, encontraréis mil lugares con terraza en sus callejuelas y Plazas, como la de La Verdura o La Leña.También merece la pena que los humanos se asomen a su mercado de abastos.

 

Rías Baixas con perro

 

Así que si te has planteado visitar Rías Baixas  tu perro habrás comprobado que es una idea muy guau. Si además buscas otros destinos por el norte de España y prefieres la montaña, echa un ojo a algunas de mis propuestas.

Ah, y no me he olvidado de la famosa encuesta: ¿Cuál de todos estos planes dogfriendly os ha gustado más? ¿Hacemos un top 5 de planes con perro en Rías Baixas? Os leo en los comentarios.¡Lametones para todos!

Museos en Praga: museo nacional de la técnica y otras exposiciones originales.

Si te estás preguntando qué museos ver en Praga ya te advertimos que hay muchos y para todos los gustos. Además, la capital checa alberga una gran cantidad de Galerías y exposiciones, tanto temporales como permanentes.

En nuestro paso por la ciudad, además de ver todos esos lugares imprescindibles de las guías, y que no vamos a contarte por enésima vez, tuvimos ocasión de admirar exposiciones tan interesantes como la World Press Photo 2019, que justo se inauguraba esos días en el Ayuntamiento Viejo de Praga. Y alguna otra, muy, muy curiosa, de la que hablaré más adelante y que seguro te sorprende.

Si quisieras visitar todos los museos en Praga necesitarías muchos días o dedicar todo tu tiempo en la ciudad para conocerlos. Las opciones son infinitas.

Museos, Galerías y exposiciones en Praga

La Galería Nacional de Praga es la segunda mayor galería de Europa, después del Louvre de París. Después de ésta, la Galería municipal de Praga es la segunda más importante de la República Checa, especializada en el arte checo de ls siglos XI, XX, y XXI.

El Museo Nacional, el Museo Náprstek (de culturas asiáticas, africanas y americanas), el Museo Checo de la Música, con más de 400 instrumentos musicales entre los que se encuentra el pianoforte que tocó Mozart cuando visitó la ciudad, o el Lapidárium, que alberga la mayor colección checa de esculturas de los siglos XI al XXI,  el de artes aplicadas, o el de Franz Kafka son solo algunos a tener en consideración. Si a eso añadimos las exposiciones permanentes en Palacios o Monasterios, el Centro de arte Contemporáneo DOX… El listado sería interminable.

En las oficinas de turismo de Praga hay (había al menos en junio de 2019) disponibles unas excelentes guías en papel, con recorridos temáticos. Haceos con una, o varias, porque de verdad que son de lo mejorcito que hemos visto. Gracias a una de esas guías descubrimos la existencia de un museo «diferente», cuya visita os vamos a recomendar.

Museo Nacional de la Técnica

El Národní technické muzeum es probablemente uno de esos lugares fuera de la hoja de ruta cuando pasas tan solo 3 o 4 días en Praga. Hay tantas cosas qué ver en la ciudad que quizá en lo último que has pensado es en trasladarte hasta las inmediaciones del Parque Letná, el auténtico corazón verde de Praga y lugar de reunión de familias con niños o jóvenes haciendo deporte, y visitar el Museo Nacional de la Técnica.

 

museo nacional de la tecnica Praga

Entrada del Museo Nacional de la Técnica

 

Si te estás preguntando cual es la razón principal para visitar éste, en lugar de otros museos en Praga, te diré que en nuestro caso nos gusta hacer cosas diferentes, aunque sea a costa de dejar uno de esos imprescindibles de las guías, ya que seguramente seguirán ahí cuando repitamos destino (y si, somos de repetir) También para escapar del centro neurálgico de la ciudad con sus cientos de turistas esperando a que dé la hora el famoso reloj astronómico u ocupando el Puente de Carlos.

Qué ver en el Museo Nacional de la Técnica de Praga

Este enorme espacio expositivo, ocupa 4 plantas del edificio (más 2 plantas sótano dedicadas a la metalurgia y la minería) Probablemente la parte más interesante es la que ocupa la planta baja.

Exposiciones en la planta 0

Una interesantísima muestra está dedicada a la fotografía, desde el principio del S. XIX hasta la llegada de la fotografía digital. ¿Te gustaría ver el cinematógrafo de los hermanos Lumiere? ¡Aquí puedes!

museo nacional de la tecnica Praga

En otra de las salas conocerás la historia y desarrollo tecnológico de la fabricación de relojes desde el S.XV. Otra está dedicada a la química ¿Sabías que el inventor de las modernas lentes de contacto era Checo? Se llamaba Otto Wichterle.

museo nacional de la tecnica Praga

Pero probablemente la sala más espectacular es la que ocupan los medios de transporte. Disfrutamos como enanos con la exposición, ligada al desarrollo de los medios de transporte en la República Checa: automóviles, aviones, motocicletas o locomotoras.

museo nacional de la tecnica Praga

Exposiciones en la planta 1

Vale, soy un poco friki, así que la exposición dedicada a la tecnología del hogar me encantó ¡Me pareció estar en una serie o telefilm de los años 60! Con esas lavadoras antiguas y las neveras (que ahora las llaman vintage, y cuestan un pastón) De verdad, que aquellas cocinas parecían un set de rodaje. Ojo, que hay «inventos» muy anteriores, como una máquina de coser de 1862.

museo nacional de la tecnica Praga

En la misma planta hay una sección dedicada a la imprenta, que es algo que nos toca muy de cerca (por tema familiar) y que nos encanta. Hay una antiquísima máquina de impresión, nada menos que del año 1700 y un recorrido por la biografía de aquellos que contribuyeron al desarrollo editorial en la República Checa.

museo nacional de la tecnica Praga

Exposiciones en la planta 2

Si eres un amante de la Astronomía en esta exposición disfrutarás de lo lindo. No es lo que más me atrae pero tengo que reconocer que es una muestra interesante, y un recorrido por los descubrimientos de mas de 200 astrónomos, topógrafos, navegantes o cartógrafos desde los siglos XV al XXI.

En la misma planta encontrarás una sección de tecnología de los juguetes.

Exposiciones en la planta 3

La muestra sobre arquitectura, ingeniería civil y diseño expone fotografías y maquetas de las obras más importantes en la República Checa entre 1874 y 1974, por ejemplo una maqueta de la cúpula del Panteón, del Museo Nacional de Praga.

Todo esto está genial pero donde disfruté realmente fue en el estudio de televisión, con todo el equipo que desde 1997 a 2011 se usó en la cadena de televisión nacional para hacer sus informativos.

museo nacional de la tecnica Praga

Plantas -1,-2 y -3

Ya te he adelantado que en las plantas -2 y -3 puedes visitar las exposiciones dedicadas a la metalurgia y la minería, aunque esto lo vimos muy «por encima». No es que no sea interesante, ni mucho menos, pero, como imaginarás, el resto del museo nos ocupó durante un buen rato.

¿Y en la -1? ¡Pues la cafetería!

 Otros museos y exposiciones en Praga:

Gallery of Steel Figures

Si ya has visto todos los museos de tu lista, o simplemente eres de esos que dicen «es que yo no soy mucho de museos» seguro que esta exposición te va a encantar. La descubrimos de casualidad, mientras paseábamos una tarde sin rumbo fijo, en los alrededores de la Plaza Wenceslao. Parece ser que también hay en otras 3 salas expositivas en Polonia.

¿Qué vais a encontrar? Pues réplicas de coches clásicos, personajes de películas fantásticas y de cómic… todo elaborado con materiales reciclados, como por ejemplo rodamientos. Una exposición que no te dejará indiferente, apta para todos los públicos. Si vais con niños, genial, y si no, os sentiréis como niños. Por supuesto puedes tocar las enormes esculturas o subirte a los coches, y hasta sentirte protagonista de la saga más famosa de la televisión.

Releyendo el post, creo que estamos quedando como unos auténticos frikis. En realidad, lo que nos ocurre es que cada vez planificamos menos y ya no nos obsesiona el hecho de ver o no todos los imprescindibles de la lista. Y vosotros ¿Seguís el plan al dedillo o también os gustan las sorpresas? ¿Cuál es el lugar o atracción más inesperado que habéis conocido? Os leo en los comentarios.

El Bierzo Alto: pueblos y rutas imprescindibles

El Bierzo Alto es, probablemente, una de las zonas de la comarca leonesa menos conocidas o visitadas. Esto no significa que no haya un buen número de lugares y rutas de interés más que recomendables que debes añadir a tu itinerario.

Es cierto que 3 ó 4 días no dan para recorrer todos los rincones del Bierzo pero siempre puedes prolongar tu estancia o, como es nuestro caso, regresar cada vez que tengas ocasión.

La Capital del Bierzo Alto, Bembibre, con algunos monumentos dignos de visitar, ha perdido mucho de su encanto y de su arquitectura típica en pos de edificaciones modernas. Ya te contamos algo más sobre este municipio en un post anterior. También es un buen sitio para disfrutar de una ruta de vinos y tapas o de una buena comida/cena. Te dejamos algunas sugerencias.

 

El Bierzo Alto: los pueblos más bonitos

Siete municipios conforman la Comarca: Bembibre, Castropodame, Congosto, Folgoso de la Ribera, Igüeña,  Noceda del Bierzo, Páramo del Sil, Toreno,  y Torre del Bierzo. Aún nos queda alguno por visitar, pero te recomendamos algunos que no debes perderte.

Noceda del Bierzo

A pocos kilómetros de Bembibre, Noceda del Bierzo sorprende por su ordenación territorial, en 4 barrios, y  por su extensión. Su entorno natural, con muchas rutas y paseos, es absolutamente cautivador. No en vano es  conocida como  «La Suiza berciana», aunque sinceramente este tipo de comparaciones me parecen innecesarias. El curso del río Noceda, afluente del Boeza, recorre todo el valle del mismo nombre y en esta localidad propulsa los siete molinos que aun permanecen en pie e incluso algunos en funcionamiento.

 

bierzo alto

Horno de Noceda

La Iglesia Parroquial, con su cubierta de artesonado, el antiguo horno comunitario precisamente junto a ella, la ermita de las Chanas o un antiguo lagar son algunos de los lugares de interés en el municipio. Incluso un museo arqueológico, aunque no estaba abierto durante nuestra visita.

 

bierzo alto

Iglesia parroquial de Noceda

Igüeña

Ocho núcleos de población conforman este municipio, algunos de ellos deshabitados, como Los Montes de la Ermita, Folgueiras de los Montes y Urdiales de Colinas. De hecho se habla de una «ruta de los pueblos fantasma» por estas localidades completamente deshabitadas o que en algunos casos tienen menos de 5 habitantes censados.

En Igüeña puede disfrutarse en el verano de su playa fluvial. Y recordar su pasado minero contemplando el mural del artista David Esteban Hernández, quien firma sus obras como Dadospuntocero. Se trata del retrato de un minero a gran escala sobre la fachada lateral de un edificio.

 

bierzo alto

Mural del arista Dadospuntocero

Colinas del Campo de Martín Moro Toledano

Es una de las pedanías que conforman el municipio de Igüeña y sin duda uno de los pueblos más bonitos del Bierzo Alto. Declarado Bien de interés cultural como Conjunto Histórico en 1994, ostenta probablemente el título de pueblo con el nombre más largo de España. Y aunque no aparezca en otras listas, como la de pueblos más bonitos de España, nosotros hemos decidido incluirlo en la nuestra por méritos propios.

 

bierzo alto

 

El origen de tan curioso, y largo, nombre proviene de una leyenda. Como tal, podemos creerla o no…

Se dice que durante la Reconquista, Martín Moro fue un Capitán de Almanzor al mando de un ejército de súbditos toledanos (de ahí su apodo) y que fue derrotado en la Campa de Santiago. precisamente allí se emplaza la Capilla del mismo nombre.

 

bierzo alto

Capilla del Santo Cristo

 

Un puente medieval separa las dos partes del pueblo y la Capilla del Santo Cristo es la «puerta de entrada» al mismo. La iglesia de Santa Dorotea permite el acceso al campanario por una escalera exterior. No perdáis la oportunidad de subir y admirar las vistas desde allí.

 

bierzo alto

Iglesia de Santa Dorotea

 

bierzo alto

¿Quién puede resistirse a subir a este campanario?

 

Por aquí transcurre, además, el camino Olvidado de Santiago. Durante la Edad Media, hasta el S. XVIII, fue frecuentado por peregrinos de todo el mundo para protegerse de las aceifas musulmanas, pero con el avance de la Reconquista fue perdiendo afluencia en favor del Camino Francés.

 

bierzo alto

El Bierzo Alto: las mejores rutas

Para todos los públicos y con distintos niveles de dificultad. Aunque no seáis senderistas experimentados seguro que encontráis alguna que se adapte a vosotros.

Rutas de las Fuentes medicinales (Noceda del Bierzo)

Esta es  una de las rutas más bonitas en el Bierzo Alto. Tiene un recorrido total de 10 km, un nivel  dificultad medio y necesitaréis unas 3 o 4 horas para completarla.

El recorrido comienza junto a la Iglesia y está bien señalizado. En sentido circular os encontraréis la fuente Juan Álvarez, la del Azufre y  la fuente de la Salud antes de subir hasta el mirador de las peñas de Lagualta, las cataratas del mismo nombre y ya de bajada la fuente del Canalijo y la del Rubio. El agua del manantial de la fuente del Azufre está declarada como ferruginosa, bicabornatada mixta. La de la fuente de la salud es oligomineral clorurada sulfatada mixta y la del Manantial del Rubio oligomineral bicabornatada sódica. Todas ellas son potables.

 

bierzo alto

Ruta de las Fuentes medicinales

Lo ideal es comenzar la ruta temprano por la mañana, aunque nosotros a causa del mal tiempo solo hicimos un tramo ya por la tarde. Ojo, además con niños y perros (como en nuestro caso) porque la bajada desde el mirador de Lagualta es complicada. La alternativa es comenzar el recorrido a la inversa, desde la fuente del rubio hasta las cataratas, en caso de no querer hacerla completa.

Ruta de Colinas al Campo de Santiago

Una ruta de dificultad media-baja aunque recorrido largo (8 km solo de ida)  Desde el pueblo hasta la Ermita de Santiago, en el lugar donde cuenta la leyenda se derrotó a los sarracenos con ayuda del Santo.

 

bierzo alto

Imprescindible en Colinas del Campo: pasear junto al cauce del río

La Sierra de Gistredo y el punto más alto, el macizo del Catoute (2117 mtrs) son recomendables para cualquier amante de la montaña experimentado.

bierzo alto

Sierra de Gistredo

Nosotros, de momento, tenemos pendiente una nueva visita a Colinas del Campo y la subida hasta la Ermita. ¡Está entre nuestros planes para este 2022!

Rutas sencillas por el Bierzo Alto

No todo son rutas de montaña o de distancia media, en el Bierzo Alto hay algunos paseos accesibles a cualquiera. Tomad nota si es vuestro caso:

Paseo de los molinos de Folgoso: 5 km entre ida y vuelta, desde la salida del pueblo, junto al nuevo pabellón deportivo. Un paseo agradable junto al Río Boeza y entre arbolado para descubrir dos molinos restaurados y un tercero aún por restaurar.

Ruta de los petroglifos de santa Marina de Torre: cómoda ruta circular de apenas 4 km para conocer esta manifestación del arte rupestre que se considera precursor de la escritura. Los petroglifos, rocas con grabados, fueron utilizados como medio de comunicación en la Prehistoria.

En Santa Marina de Torre se encuentran tres, ubicados en los parajes de la Peña El Trigo, El Paxaxe, y Las Abarrazas. Son los primeros que se han encontrado en la comarca.

Alojarse y comer en El Bierzo Alto

Son muchas las opciones de alojamientos rurales en la zona pero en nuestro caso, al viajar con perro, encontrar un hotel dogfriendly era prioritario. Nuestra elección, y recomendación, ya que la estancia fue perfecta, es el Hotel Rural Las Fontaninas en Noceda del Bierzo. Además de la ruta de las Fuentes medicinales, que comienza muy cerca del hotel, podéis dar grandes paseos por los alrededores tomando cualquier camino, por ejemplo el camino Bevuelo.

 

bierzo alto

Vistas de Noceda desde el Camino Bevuelo

 

La atención por parte de los propietarios, Miguel y Natalia, es increíble. También podéis comer y/o cenar su menú del día con lo que solucionáis uno de los quebraderos  de cabeza más habituales para quienes viajamos con mascota, especialmente en invierno.

Otra opción de alojamiento es buscar alguna casa rural de alquiler íntegro en la zona (podéis consultar la web de Atudebial)

Sobre recomendaciones de restaurantes ya os hemos dejado el enlace a nuestro post pero encontrar uno dogfriendly ha sido más complicado. Si que pudimos entrar con Toby en EL Aguzo, en Colinas del Campo, donde sirven unas tapas buenísimas y el café está de 10 (sí, somos muy cafeteros). Además, seguro que disfrutáis de un rato de conversación con los lugareños.

Espero que nuestras recomendaciones os animen a conocer esta comarca. Hace un tiempo, recibimos una sugerencia en el blog para que visitásemos el Bierzo Alto, y especialmente Páramo del Sil. Aún tenemos pendiente esta población y alrededores, pero está en la agenda viajera ¡Una buena excusa para volver a un lugar con tantos atractivos!

¿Os apuntáis?

El Dogu Express: la ruta más bonita en tren por Turquía

Este 2021 pudimos cumplir por fin un sueño viajero que llevábamos esperando mucho tiempo: Viajar en el Dogu Express, uno de los trenes panorámicos más bonitos del mundo. Desde que descubrimos esta ruta gracias a Instagram, estuvimos imaginando cómo sería viajar despacio, contemplando esos paisajes a menudo marcianos y disfrutando de la experiencia con gente local. Y es que son muchas horas cruzándote en el pasillo con tus vecinos de compartimento, visitando la cafetería para tomar un té disfrutando de las vistas, o yendo y viniendo de aquí para allá para hacer fotos. Ha sido mi cuarto viaje a Turquía y recomiendo a todo el mundo vivir esta experiencia.

 

El Dogu Ekspresi, Dogu Express o Eastern Express es un tren de larga distancia que recorre 1300km durante 24h entre las ciudades de Ankara y Kars, cerca de la frontera con Armenia.

Actualmente hay dos tipos de Dogu Express:

  • Regular Dogu Express: Sale diariamente de Ankara a las 17:55 y llega a Kars aproximadamente sobre las 18:30 del día siguiente. Digo aproximadamente porque es bastante extraño que no se retrase, sobre todo en invierno (El día anterior a viajar nosotros llegó con 5 horas de retraso… nosotros tuvimos suerte y solo llegamos una media hora tarde). Tiene dos vagones con compartimentos coche cama para 4 personas y el resto son vagones con asientos reclinables de 2+1. Antes también había vagones coche cama dobles, pero los quitaron para dejarlos exclusivamente en el Dogu Express turístico. Ojo porque en los vagones coche cama, no es posible viajar con personas del sexo opuesto a menos que reservéis el compartimento entero. Es decir, si sois una pareja viajando solos, tendréis que comprar 4 billetes para poder tener el compartimento privado para vosotros. De lo contrario tendréis que dormir separados cada uno en su correspondiente compartimento de hombre o mujer. Este es en el que viajamos nosotros, 4 billetes nos costaron 290TL.
  • Turistik Dogu Express: Dado la creciente popularidad del Dogu Express en instagram, la TCDD en colaboración con el ministerio de turismo de Turquía, decidieron lanzar una nueva ruta del Dogu Express enfocada 100% a los viajes turísticos (recordemos que el Dogu regular es la única manera que tienen algunos de los pueblos más remotos de poder estar conectados con ciudades más grandes). Este tren solo tiene vagones coche cama para 2 personas, y además sigue un poco la fórmula de los cruceros. El recorrido en total es más largo (Entre 30 y 32 horas), y hace paradas de unas 3h de duración, durante las cuales se pueden hacer tours y excursiones (te bajas del tren, te recoge un autobús, haces el tour y te llevan de vuelta al tren). Sale los miércoles y viernes de Ankara parando en Iliç, Erzincan y Erzurum. Por otra parte sale los viernes y domingos de Kars, parando en Divrigi y Bostankaya. [ACTUALIZACIÓN 2021] Tras haber estado cancelado por la pandemia, el Dogu Express turístico vuelve a circular a partir del 15 de Diciembre de 2021. Los nuevos precios son a partir de 1300TL.

 

Cómo conseguir billetes para el Dogu Express

Dependiendo del tipo de billete que queráis comprar, pueden ser bastante complicados de conseguir. Ahora con la pandemia la cosa se ha relajado un poco, pero si no estáis el día D a la hora correcta, es muy posible que en pocas horas ya hayan volado y os quedéis sin ellos.

Tanto para el Dogu Regular como para el Dogu Turístico, los billetes se compran a través de la página web o la app de la TCDD. Por experiencia personal, la app funciona mejor y es más estable, pues la página web no está correctamente traducida y a veces tiene fallos. Los billetes salen a la venta exactamente 30 días antes de la fecha de salida (Ojo con los meses de 31 días) a las 00:00 hora de Turquía, aunque ha habido días que hasta la 1 o las 2 de la mañana no han salido, así que es muy posible que el día de la compra os toque trasnochar. Nosotros estuvimos refrescando la app cada 2 minutos como alma que lleva al diablo hasta que salió el viaje.

Aquí os dejamos un pequeño tutorial del proceso de la compra de billetes:

  1. Primero introducís los datos del viaje: Origen, destino, fecha y número de pasajeros
  2. Os saldrá el listado con los viajes disponibles. En esta simulación son 2: Dogu Express turístico y Dogu Express regular. Seleccionáis el que os interese y os dirá los tipos de billete que hay y el número de plazas disponibles. Los compartimentos coche cama se llaman
  3. Seleccionáis el asiento que os interese y vuestro género. En esta simulación tuvimos que elegir entre asientos normales porque los otros ya estaban agotados.
  4. Introducís vuestros datos: Nombre, apellidos, pasaporte… la mayoría de campos no son imprescindibles. Por ejemplo el HES Code no lo introdujimos porque el día de la compra aún no lo teníamos, no pasa nada. No olvidéis dejar vuestra información de contacto (email), os avisarán si el tren sufre cualquier tipo de cambio, retraso o cancelación. Ojo porque la app no admite números de teléfono extranjeros, solo turcos. Os lo inventáis y ya está.
  5. Una vez rellenos los campos le dais a Approvement y os llevará a la pantalla de pago donde introducir los datos de la tarjeta, pagáis y ya estaría. En la pantalla principal de la app en la sección «My tickets» os aparecerán los billetes con código QR. Os recomendamos imprimir una screenshot en papel o canjear los billetes en la taquilla de la estación por si tenéis cualquier problema de internet.

 

Conseguir billetes para el Dogu Express Turístico

Vamos a ser sinceros… conseguir billetes para el Dogu Express Turístico es misión imposible a día de hoy, a menos que lo hagáis a través de una agencia intermediaria. Hay gente que lleva años intentando conseguir billetes sin éxito, pues hay quienes se dedican a comprar plazas en masa con bots para después revenderlas a precios desorbitados. Llámalo mercado negro, mafia… la cosa es que ahora mismo sin una agencia, es completamente imposible conseguir billetes.

Además, Las propias agencias reservan anticipadamente los billetes, por lo que cuando salen a la venta para el público general las plazas reservadas por agencias aparecen ya como ocupadas en la app y la web (De hecho, esto pasa también en el Dogu Regular. Cuando nosotros compramos los billetes ya había como 1/3 de los compartimentos ocupados). El problema de las agencias, es que además de pagar el precio del billete, tendrás que pagarles también una comisión, con lo cual el precio sube, sube y sube aún más… pero es la única forma que hay de poder viajar en el Dogu Turístico.

Para más información o reservas de los billetes, podéis contactar con Amber Travel, una de las agencias más importantes para turistas extranjeros y especializados en viajes en tren. Yo contacté con ellos para pedirles información sobre el Dogu y respondieron muy rápido, son serios y profesionales.

 

El viaje

Este es uno de esos viajes para disfrutar relajándose, admirar el paisaje y aprovechar también para descansar (A nosotros nos vino genial después de las jornadas maratonianas en Estambul y Capadocia). El Dogu Express empezó a hacerse increíblemente popular gracias a los instagramers turcos, que llegaron a crear una auténtica competición por ver quién creaba el compartimento más bonito y acogedor. De esa manera empezaron a llevarse luces de navidad, cojines, mantas, peluches y todo tipo de objetos «cuquis». Los hay hasta los que se llevan un hornillo portátil para preparar el desayuno. ¡De locos! Por supuesto, nosotros no fuimos capaces de resistirnos al postureo y nos llevamos unas lucecitas del IKEA que ya nos dieron buenas risas durante todo el viaje (Algún día os contaremos…).

 

Los compartimentos son con literas, 2 abajo y 2 arriba. Abajo hay unos cm más de espacio de largo. Cuentan con calefacción, un enchufe (Hay quien se lleva un ladrón, tenedlo en cuenta si lleváis una tablet o portátil) y una sutil luz roja que hace a la vez de DND y de emergencia. Las persianas de la ventana no son totalmente opaca. así que si no estáis acostumbrados a dormir con luz quizá no estaría mal que os llevaseis un antifaz, además de tapones para los oídos. No os hacéis a la idea de lo agusto que fuimos todo el viaje, con el calorcito del compartimento, tumbados debajo de las mantas mientras veíamos todas las montañas nevadas.

Sobre el tema de la comida, el tren tiene un vagón restaurante donde sirven bebidas, algunos snacks (Barritas de cereales, chocolatinas, galletas…) y desayunos, pero os aconsejo que os llevéis algo de provisiones por si acaso. Nosotros compramos pan y embutido para hacernos unos bocadillos. Sobra decir que a bordo no venden alcohol, así que si os queréis llevar algo para beber, tendréis que comprarlo antes en el supermercado. Ojo con las cosas que necesiten refrigeración, porque en los compartimentos no hay nevera.

El tren llega aproximadamente a Erzurum sobre las 15.00, lo cual convierte esa parada en la perfecta para comer. Y es que en Erzurum hay un tipo de kebab de cordero típico llamado Cag Kebap, y es costumbre que la gente llame a los restaurantes desde el Dogu Express para pedir que les lleven comida a la estación. Eso si, no hablan inglés, por lo que no estaría mal que aprendierais 4 palabras básicas en turco: Tenéis que decir «Paket service Dogu Ekspresi» y el vagón en el que viajáis, pues el repartidor os lo dará en la propia puerta del vagón (El tren para escasos 10 minutos y no es plan de dar vueltas por la estación como pollos sin cabeza, que alguno todavía se quedaba en tierra).

Nosotros pedimos al Aksu Cağ Kebap (+90 442 213 22 62), y con un poco de esfuerzo conseguimos hacernos entender. Nos escribió uno de los chicos que hablaba algo de inglés por SMS pidiéndonos que por favor le fuéramos avisando cuando pasáramos por Askale e Ilica, de modo que ellos calculasen más o menos cuando empezar a cocinar el kebab y cuando salir del restaurante. Todo fue como la seda y nuestro amigo Ibrahim nos entregó el ansiado paquete.

Si por lo que sea no os aclaráis siempre podéis pedir a alguien del tren que os ayude con la llamada, los turcos son gente muy amable y estarán encantados de echaros una mano.

 

¿Cuándo es la mejor época para viajar en el Dogu Express?

Cualquier época del año es buena para viajar en el Dogu Express, pero para mí está claro que gran parte de la magia del viaje son esos paisajes nevados que parecen sacados de otro mundo.

Cuando nosotros viajamos, a principios de Diciembre, ya había muchísima nieve, aunque en Kars no había cuajado y el lago Çildir no había terminado de congelarse (Esto nos dio bastante pena, pues uno de los motivos para hacer el viaje era visitar el lago y poder hacer sleding). Con lo cual si queréis aseguraros 100% la nieve os diría que reservéis el viaje entre finales de Diciembre y finales de Febrero.

Otra época bonita para viajar en en primavera, cuando los campos verdes se llenan de flores y las temperaturas son algo más agradables.

Y como una imagen vale más que mil palabras, os dejamos con unas instantáneas de algunos de los paisajes más bonitos que tuvimos oportunidad de ver durante el viaje. Disfrutadlo cada momento, porque os aseguro que cuando llegáis a Kars, os da la sensación de que el viaje se ha hecho corto, aunque hayan sido 24 horas (En nuestro caso 18, porque lo cogimos en Kayseri).

Dogu Express

Dogu Express

Dogu Express

Dogu Express

 

Y vosotros, ¿Os animaríais a dejar de lado las prisas y viajar en el Dogu Express?

,

Gastronomía turca: 10 platos típicos y dónde encontrarlos

Si te estás preguntando qué platos de la gastronomía turca tienes que probar en tu próximo viaje, aquí va nuestro post con nuestros platos típicos preferidos. La gastronomía turca es mucho más variada de lo que puedas creer, ya que al ser un país tan extenso las diferencias gastronómicas entre unas y otras regiones son notables.

Anteriormente ya os contamos los que para nosotros son los mejores restaurantes de Estambul, hoy os presentamos algunos de los platos más destacados. ¡Esos que simplemente no puedes dejar pasar la ocasión de probar si viajas a Turquía! Esperamos que ya hayáis comido, porque si no este post os va a dar muuuucha hambre.

Estamos seguras de que esta selección complacerá a los paladares más exigentes. Mezzes, platos de carne (No sólo kebab), pescado y dulces de infarto te esperan si decides viajar a Turquía. ¿Todavía tienes dudas?

 

1. KEBAB, el plato más típico de la gastronomía turca

 

gastronimía turca

Foto de Pixabay

Si hay un plato estrella por definición en Turquía, ese es el Kebab. Y no, os aseguro que lo que aquí en España se conoce como Kebab tiene bien poco que ver con el auténtico que podemos encontrar allí. Es difícil definir cuándo y donde empezó a cocinarse Kebab, pues es un plato que también se ha preparado desde tiempos inmemoriales en la zona de Grecia (Conocido allí como Gyros), o Líbano y Siria (Donde se le conoce como Shawarma). Sin embargo, se cree que la forma de cocinar el kebab en asador vertical vino efectivamente de mano de los Otomanos. Los escritos donde se habla de lo que podrían ser los primeros Kebab, datan del año 1337.

En Turquía Kebab se refiere a cualquier carne hecha a la parrilla. Normalmente suele ser carne de ternera o de pollo, aunque hay algunas variantes de kebab que utilizan cordero. Además, cada región suele tener su propia adaptación de la receta. Algunos de los platos de Kebab más famoso son:

Döner Kebab

Este es probablemente el Kebab más típico y el que podéis encontrar en casi cualquier esquina o chiringuito. El típico rollo de carne que se va cocinando a fuego lento y que se corta en trozos pequeños para mezclarlo con lechuga, tomate, cebolla etc. Podéis pedir la «porsiyon» para que os la sirvan en plato, o el famoso Durum, pan de pita hecho un rollo. También sirven Döner en pan de bocadillo normal.

Adana Kebab

Otra de las recetas más conocidas, proveniente como su nombre bien indica, de la ciudad y provincia de Adana, al sur de Turquía. Está hecho con carne picada de ternera o cordero (En ocasiones también puede ser mixto) colocada en forma de brocheta y cocinada en brasas. La carne se adereza con copos o polvo de chili, lo que le da un pequeño picor. Se acompaña de pan de pita, cebolla, sumac, tomate, pimiento y perejil.

Şiş Kebab

A diferencia del Adana Kebab, en esta variante la carne no va picada sino cortada en tacos, y una vez más cocinada como una brocheta. La receta con pollo (Tavuk şiş kebab) es de mis preferidas.

İskender Kebab

gastronomía turca

Gastronomía turca: Kebab de Yogurt

El nombre de este plato viene de su inventor, Iskender Efendi, quien residía en la ciudad de Bursa. Consiste en carne de ternera o cordero cortada en láminas a la que se le añade salsa de tomate y yogurt. En el fondo del plato se pone como base pan de pita esponjoso y frito previamente untado en mantequilla. En algunos lugares lo llaman simplemente «Yogurt Kebab» por la guerra del Copyright.

Patlıcanlı Kebab

gastronomía turca

Gastronomía turca: Kebab de berenjena

Si sois amantes de la berenjena, este tipo de kebab proveniente del sur de Turquía os va a conquistar. Consiste en cortar una berenjena en rodajas bastante gruesas, y entre las rodajas, colocar una bola de carne picada. Todo ello se cocina a fuego lento en las brasas, y normalmente se acompaña de verduras asadas: Tomate, pimiento, guindillas y cebolla. Se suele comer con un tipo de pan muy fino llamado «Yufka».

Cag Kebab

Gastronomía turca: Recogiendo nuestro Cag Kebab en la estación de Erzurum

Este tipo de kebab es originario de la provincia de Erzurum. Es un kebab de cordero que se cocina prensado en rollo horizontal, aunque también se cocina en brochetas individuales sobre las brasas. Tuvimos la oportunidad de probar este kebab durante nuestro viaje en el Dogu Ekspresi y la verdad es que nos gustó mucho, pues es bastante diferente al resto de los que habíamos probado.

 

¿Dónde comer los mejores Kebabs? Bueno, responder a esta pregunta es tarea ardua, pues como he dicho anteriormente, cada región tiene su propia receta y se especializan en ella. Pero sí que hay un restaurante que reúne una gran parte de ellas y es Ciya Sofrasi, en el barrio de Kädikoy en Estambul.

 

2. TESTI KEBAB

gastronomía turca

Gastronomía turca: Testi Kebab en el restaurante Dibek en Göreme

 

Sé que acabamos de estar hablando sobre el Kebab y sus variantes, pero si hay un tipo de kebab que bien merece una sección aparte, es el Testi Kebab. Esta receta, originaria de la provincia de Burdur, e increíblemente popular en la región de Capadocia, no es excesivamente complicada (De hecho, no lleva demasiados ingredientes) sino que su encanto reside en la forma en que se cocina. Se corta a tacos carne de ternera o de pollo, se le añaden verduras (Tomate, pimiento verde o rojo, cebolla…) y se cocina todo junto a fuego lento en una vasija de barro sellada.

Para saber si un Testi kebab es 100% auténtico, podéis fijaros en si el restaurante lo realiza por encargo, ya que su largo tiempo de cocinado hace que sea imposible pedirlo y servirlo en un tiempo razonable, por lo que en muchos sitios te piden que lo reserves con mínimo 3-4 horas de antelación.

¿Dónde comer Testi Kebap? Nosotros tenemos que recomendar el del restaurante Dibek, en Göreme, uno de los sitios más acogedores y encantadores en los que hemos cenado nunca.

 

3. KÖFTE, la «hamburguesa» de la gastronomía turca

gastronomía turca

Gastronomía turca: Izgara Köfte en Otantik (Istiklal, Estambul)

 

El Köfte es uno de los platos más representativos de Turquía. De hecho se estima que hay más de 250 variaciones de Kofte en el país, lo que lo convierte en un plato verdaderamente versátil y para todos los gustos. Es una de esas recetas que cada región ha adaptado de forma distinta, y serían el equivalente de nuestras albóndigas. La receta de Kofte más habitual es el Izgara Kofte (Kofte de ternera o cordero a la parrilla), y normalmente se acompaña de arroz o bulgur, verduras asadas y chiles enteros. También hay Köfte vegetal, de pescado etc.

¿Dónde comer Kofte? Este plato es tan popular que se puede encontrar en casi todas las ciudades, pero si tengo que recomendar un sitio me quedo con Fatih Kofte, cerca del Gran bazar en Estambul. Aunque también nos gustó mucho el plato de Kofte que preparan en Otantik, en plena calle Istiklal.

 

4. IÇLI KOFTE

gastronomía turca

Gastronomía turca: Içli Köfte

El Içli Kofte es una de las mezzes calientes más típicas y que podréis encontrar en gran parte de los restaurantes de Turquía. También se le conoce como «Kibbeh» en la zona de Arabia. Consiste en una especie de «croqueta» hecha con bulgur y rellena de carne y frutos secos (En Turquía normalmente se le pone nueces, pero también las hemos probado en otros sitios con pistachos y piñones).

¿Dónde comer Içli Kofte? Este es otro de los platos que se encuentra en muchos sitios, pero las de Kymion tienen algo especial! (O el hambre que teníamos aquella noche ,también puede ser…)

 

5. PAÇANGA BOREGI

gastronomía turca

Gastronomía turca: Paçanga Boregi en Gunesin Sofrasi Meyhane (Estambul)

 

El Paçanga Boregi es otros de los platos que no pueden faltar en las meyhanes de Estambul. Son unos rollitos fritos de yufka rellenos de pastirma (Ternera curada), tomate y queso, a los que a veces también se añade pimiento verde y rojo. Otra receta de Boregi muy popular es el Sigara Boregi, que va relleno de queso Çökelek (Requesón seco) y hierbas y se suele comer en el desayuno. Ambas opciones son perfectas como entrantes.

¿Dónde comer Paçanga Boregi? Para nosotros el mejor es el de Gunesin Sofrasi Meyhane, en el barrio de Kädikoy en Estambul.

 

6. LAHMAÇUN, la «pizza» de la gastronomía turca

gastronomía turca

Foto de Pixabay porque teníamos tanta hambre que nos comimos el Lahmaçun antes de hacerle la foto

En España se le conoce como «pizza turca» (Hay que decir que el Pide es más similar a lo que nosotros entendemos por pizza que el Lahmaçun), aunque esa especie de masa picante con carne de kebab que nos venden aquí… no se parece en nada al original. La masa del Lahmaçun es muy fina y ligera, de modo que al hornearse quede crujiente pero sin romperse (Se suele comer enrollada con perejil y limón dentro). Lleva ingredientes como carne de ternera, cordero o mezcla, cebolla, pimiento… es el típico entrante que no puede faltar en una buena comida. A veces también se acompaña de berenjenas asadas.

¿Dónde comer Lahmaçun? Claramente en Halil Lahmaçun, en Kadikoy. Más de 35 años especializados en este plato les convierten en uno de los restaurantes más antiguos de la zona.

7. GÖZLEME

Gastronomía turca: Gözleme

 

Seguimos con los platos a base de masas (Y es que, como nos gustan ¡Qué arte tienen los turcos para trabajar el pan y derivados!) con esta especie de «crepe» hecha con pan fino. Los rellenos más típicos son: carne, patata, berenjenas, espinacas con queso… o incluso combinados. La masa se cocina en una plancha muy caliente untada con mantequilla, de modo que se queda muy crujiente por fuera.

¿Dónde comer Gözleme? Aunque tiene su origen en la provincia de Mugla,  hoy en día se puede encontrar en muchos sitios. Si tuviéramos que elegir os recomendaríamos probarlo en Gözlemecim, en Izmir. O si visitáis la ciudad subterránea de Derinkuyu en Capadocia, a la salida hay unas señoras con un puesto de Gözleme que está de escandalo. También podéis acercaros hasta Gözleme Point, cerca de la mezquita de Suleymaniye en Estambul.

 

8. MANTI

Gastronomía turca: Manti, restaurante Turkish Ravioli en Göreme

 

Llegamos a otro de nuestros platos favoritos, proveniente de la región de Kayseri, en Anatolia central. Los Manti son la versión turca de los raviolis. Hay algunas variaciones de Manti, como el Peravu (Raviolis acompañados de queso de vaca) o los Hangel (Raviolis sin relleno con yogurt y cebolla caramelizada), pero los más típicos van rellenos de ternera, cordero o una mezcla de ambos. Se sirven con una salsa a base de yogurt, ajo y varias especias y otra salsa a base de tomate y pasta de pimiento.

¿Dónde comer Manti? Tanto Manti como Peravu, indudablemente en Turkish Ravioli, uno de nuestros restaurantes favoritos de Göreme. Y para probar el Hangel, en Gastrokars (Kars).

 

9. KAZ EVI

Gastronomía turca: Kaz Evi, restaurante Gastrokars en Kars

 

Si hay algo que nunca pensamos que probaríamos en este último viaje… ¡Era el ganso! o como se llama en turco «Kaz». Kars tiene una gran tradición agrícola y ganadera, haciendo especial hincapié en la cría de gansos. Nos explicaron además, que la forma de cocinar el ganso lleva su tiempo. Primero se pone a secar la carne con especias, un poco siguiendo el proceso de la Pastirma. Después, se cuece en agua, y por último se termina de cocinar en un horno de tipo tandoori. Se sirve desmigado y acompañado de bulgur, yogurt e incluso verduras asadas. Toda una delicia que no podéis dejar pasar si viajáis a esta zona.

¿Donde comer Kaz Evi? Prácticamente todos los restaurantes de Kars sirven ganso, pero ya sabéis que nosotros solo recomendamos sitios en los que hayamos estado, así que podéis probar en Gastrokars o en Pushkin.

 

10. DULCES Y BEBIDAS

Por supuesto no podíamos dejar fuera de este post a los maravillosos dulces para los más golosos. Imprescindible el ya conocido baklava, uno de los dulces más famosos de Turquía si no el que más. Aún no he probado un baklava que no me haya gustado… ya sea de pistacho, nueces o incluso chocolate, hay para todos los gustos.

Otro de los bocados más populares son los lokum o delicias turcas, una especie de gominolas gelatinosas con frutos secos.

El Kunafa o Kunafeh (Receta muy presente también en la zona de Arabia), un queso blanco hecho a fuego lento en una parrilla que se baña en almíbar y al que se le ponen Kadayif (Fideos) y pistachos por encima.

Otro de mis postres favoritos es el Katmer (El mejor, el de Rakofoli en Estambul), una masa frita a caballo entre el hojaldre y el pan que se rellena de crema y pistacho espolvoreado (Se suele servir con helado, creando un contraste frío-caliente delicioso). Y hablando de helado, ¿Quién puede resisitirse a un dondurma? Los helados turcos son increíblemente deliciosos, y es que no se parecen mucho a los que solemos comer. El dondurma se elabora normalmente con leche de cabra, además de añadirle otros ingredientes como por ejemplo el sahlep (Harina de orquídea). Y lo mejor es que su textura gomosa hace que no se derrita con el calor.

El helado de Turkish Ravioli… de otro mundo

 

¿Sabíais que el sahlep también se consume como bebida? Es perfecto para los días fríos de invierno. Se mezcla la harina de orquídea con leche y se espolvorea canela por encima.

Tomando un Sahlep calentito en la terraza de Viewpoint en Göreme

Y si de bebidas hablamos, no puede faltar el Çai. Ya sea el tradicional té negro u otros frutales como el de manzana, los turcos te ofrecerán una taza en cualquier ocasión. El café turco o kahve es la otra bebida por excelencia, aunque al principio os pueda resultar fuerte o de sabor particular… nosotros los hemos acabado adorando (Eso sí, en su versión con azúcar).

 

Y hasta aquí nuestra pequeña guía de algunos de los platos más destacados de la gastronomía turca. ¿Tenéis algún plato favorito o alguno que os llame especialmente la curiosidad?

,

Dónde comer en Estambul con las 3 B: la guía definitiva

Si buscas dónde comer en Estambul, bien y barato, has llegado al post justo. Después de tres viajes a esta ciudad, y a punto de iniciar mi cuarta visita, he podido comprobar lo bien que se come en Estambul siempre y cuando sigas unas normas básicas y lógicas. La primera, como no, alejarte de las zonas más turísticas, aunque al fin y al cabo tú también estás haciendo turismo y muchas veces te pillará la hora de la comida mientras visitas las atracciones más populares de la ciudad. En esos casos yo opto por cualquier puesto callejero o pequeño local sin pretensiones.

En Estambul es posible comer a cualquier hora, no existen los horarios de las ciudades europeas, así que no te preocupes si te has entretenido más de la cuenta y crees que es tarde. Para la cena es mejor reservar si quieres ir a un restaurante en concreto, como leerás en este post alguna vez me ha costado encontrar sitio y, además, tanto estambulitas como turistas salen a cenar cualquier día de la semana.¡Te sorprenderá la primera vez que visites esta bulliciosa ciudad!

Aquí va mi guía definitiva de restaurantes en Estambul, barrio a barrio. Bueno, definitiva de momento, ya que seguro traigo nuevas incorporaciones en breve.

 

DÓNDE COMER EN ESTAMBUL:  ZONA DE SULTANAHMET – EMINÖNU

 

FATIH KÖFTE

 

 

Fatih Köfte es un pequeño restaurante situado muy cerca del Gran Bazar especializado en como bien dice su nombre, Köfte y otras carnes a la parrilla. Los platos son sencillos pero de raciones generosas, la carnes se acompañan de puré de patata o arroz además de salsa picante y es posible pedir alguna ensalada, sopa o mezze adicional fuera de carta. También tienen variedad de postres. Lo más destacable de este local fue la ausencia de turistas (Sabéis que huímos como alma que lleva al diablo de los restaurantes atrapaturistas, y por desgracia en esta zona hay muchísimos) y el ajetreo constante de repartidores llevando comida a los vendedores del Gran Bazar. Punto extra porque disponen de cafetera Nespresso si no sois amantes del café turco.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Fatih Kofte (@fatihkofte)

 

GÖZLEME POINT

 

 

Situado en una zona tranquila cerca de la universidad en dirección a la mezquita de Suleymaniye, Gözleme point sirve las típicas «crepes» turcas con una infinidad de rellenos para todos los gustos. Recomendamos por supuesto las de espinacas y queso, pero cualquiera que pidáis estará deliciosa. Por unas pocas liras más puedes transformar tu plato en menú con bebida y patatas fritas. También tienen té, batidos, zumos… y como siempre, ni un turista a la vista. Si viajáis en verano no perdáis la oportunidad de comer en la terraza de la azotea.

 

Comer en Estambul: Gozleme Point

Comer en Estambul: Gozleme Point

ELIF CAFÉ

 

 

Dentro del Arasta Bazar encontramos esta cafetería donde sentarnos a reponer fuerzas, ya que el calor ese día era terrible. Está justo al lado de otro restaurante, sin embargo los precios aquí son bastante más bajos. Pedimos Haydari (Salsa de yogurt con menta), Saksuka (Mezze de berenjena con tomate, probablemente el mejor de todos los que probamos en todo el viaje y no fueron precisamente pocos) y una ensalada. Si vais con presupuesto ajustado, este es un buen sitio para comer en la zona de Sultanahmet.

 

Comer en Estambul: Elif Café

Comer en Estambul: Elif Café

DÓNDE COMER EN ESTAMBUL:  ZONA DE GALATA – KARAKOY

 

RAKOFOLI OCAKBAŞI

 

 

Descubrimos este restaurante por instagram, y sin duda alguna podemos decir que fue todo un acierto. Está ubicado muy cerca de la estación de ferrys de Karakoy. Pedimos unos Içli Kofte, kebab de pistacho, calamar a la plancha y un pide de verduras. Como colofón el mejor Katmer que hemos probado jamás. Todo ello acompañado de unas increíbles vistas de la zona antigua gracias a que pudimos comer en la terraza. Excelente relación calidad-precio (cena para 3, sin vino, 45€ aproximadamente) Eso si, ojo porque una cerveza os puede costar tanto o más que cualquier plato de la carta y lo mismo el vino. Teníamos un poco de miedo de que al venderse como un restaurante con vistas la calidad de la comida no fuese la mejor, pero nada más lejos de la realidad. De los mejores descubrimientos de este último viaje.

 

ŞIRIN FIRIN

 

 

Situada a dos pasos de la Torre de Galata y en una de las calles desde donde se puede obtener una de las instantáneas más bonitas de ésta, Şirin Fırın es una cafetería-pastelería donde los amantes del dulce se encontrarían en un serio aprieto si tuvieran que decantarse solo por una de las muchas delicias que se sirven aquí. Baklava, tartas y pasteles de todo tipo, mousses, galletas… ¡Hasta la mismísima tarta de queso de la Viña la cual han apodado «San Sebastian cake»!  Todo ello acompañado de un café, zumo natural, batidos, té… También sirven desayunos.

 

NAMLI GURME

 

 

Namli Gurme es una tienda delicatessen con restaurante especializado en desayunos y brunchs. La fórmula es interesante, ya que consiste en ir pasando por los distintos bancos de frescos (Panadería-pastelería, embutidos, quesos, encurtidos…) para así confeccionarte el plato a tu gusto. Cada cosa tiene su precio, que normalmente es por ración o por unidad. También se pueden pedir platos calientes como tortillas, menemen (Huevos revueltos), salchichas… tened este sitio en consideración si vuestro hotel por la zona no incluye desayuno. También sirven postres y dulces variados. Y por supuesto no perdáis la oportunidad  de llevaros algunos productos típicos.

 

 

DÓNDE COMER EN ESTAMBUL:  ZONA DE ISTIKLAL – TAKSIM

 

HAYRI USTA OCAKBAŞI

 

 

Llegamos a este sitio de casualidad. Íbamos buscando el restaurante de al lado, pero cuando llegamos no había sitio así que decidimos probar aquí. Puede que a primera impresión el sitio os parezca algo cutre, pero creedme que la comida está de 10 y encima baratísima. Pedimos unos durum de pollo y ternera, no son los típicos rollos con pan fino, sino que aquí sirven un pan de pita bastante grueso y esponjoso con el relleno encima, para que tú lo enrolles como quieras. Sobra decir que estaban deliciosos, y además sitio frecuentado por locales, lo cual siempre es buena señal. Perfecto para reponer fuerzas rápido y seguir en ruta.

 

Comer en Estambul: Hayri Usta

Comer en Estambul: Hayri Usta

MARMARA CAFÉ

 

 

Ya conocíamos este local de nuestro viaje en 2019 y dada la satisfactoria experiencia, decidimos repetir este año. Tienen muchos tipos de Durum que no se pueden encontrar en otros sitios por si os apetece cambiar un poco, el tamaño de los rollos es superior a la media y además el pan es más grueso. Pedimos un durum sish de pollo y un durum de kofte con queso crema que estaban de escándalo. Además de los platos de Kebab también sirven hamburguesas, sándwiches, ensaladas, sopas, desayunos… y tiene un vitamin bar donde hacen zumos y smoothies naturales.

 

Comer en Estambul: Marmara Café

Comer en Estambul: Marmara Café

YAKUP 2

 

 

Vinimos aquí por recomendación de nuestro hotel cuando le pregunté por alguna meyhane cercana, primero probamos suerte en otros dos restaurantes pero uno ya no aceptaba clientes y el otro estaba cerrado. Pedimos unos mezes para compartir y agua para beber. Como en todas las Meyhane el agua es gratis, ya que normalmente la gente allí va a beber Raki o cerveza. Cuando llegamos nosotras ya había bastantes platos que no les quedaban por la hora, pero tienen una amplia variedad de entrantes fríos y calientes, carne y pescado. Justo enfrente de esta restaurante se encuentra Asmali Cavit, otro de los sitios que nos habían recomendado.

 

ELEOS RESTAURANT

 

 

Eleos fue otra de las recomendaciones de nuestro hotel, y hemos de decir que fue un acierto total. El sitio estilo taberna griega se especializa en pescado y mezze tanto frías como calientes. Nosotras pedimos mejillones rellenos, mejillones saganaki, pulpo a la brasa, queso tulumaki y calabacín frito. Cada día disponen de una selección de pescados frescos para hacer a la parrilla. Tiene una terraza con unas vistas preciosas al bósforo. Ojo porque si vais caminando por Istiklal no lo veréis a simple vista, ya que el restaurante se encuentra dentro de un edificio, pero junto al portal hay una placa con el nombre del restaurante. Como en todas las Mayhane, sirven alcohol y tienen buena variedad de vinos. La cuenta varía mucho en función del precio del día del pescado.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Eleos Beyoğlu (@eleos_beyoglu)

PATATOS

 

 

Este local de comida rápida ubicado en plena calle Istiklal se especializa en Kumpir, las famosas patatas rellenas. Por unas 40 liras puedes pedir una patata con bebida, por lo que es una excelente opción si vuestro presupuesto no es alto y queréis variar un poco de tanto kebab. Asan las patatas en un horno, las abren y mezclan la patata con queso y mantequilla creando así una especie de puré, para después ponerle por encima todo tipo de toppings: diferentes tipos de queso, champiñones, salchichas, maíz, guisantes, bulgur, ensaladilla rusa, ensalada de col… todo ello coronado con salsas como el ketchup y la mayonesa. Hemos de decir, que el mejor lugar para comer Kumpir es en el barrio de Ortakoy (Que además son más baratas), pero si os pilla lejos o no podéis ir desde allí, no dejéis pasar la oportunidad de probar este plato en «patatos«.

 

Comer en Estambul: Patatos

Comer en Estambul: Patatos

SARAY MUHALLEBICISI

 

 

Si sois de los que paseando alguna vez se os ha quedado cara de bobos admirando las vitrinas de las pastelerías repletas de dulces varios preparaos, porque en la calle Istiklal las pastelerías se suceden una detrás de otra: Torres de baklava y cajas de chocolates inundan los escaparates esperando a atrapar golosos hambrientos, y como no nosotros caímos. Vinimos aquí tras comer en Hayri Usta (Arriba mencionado) para cerrar con un buen café y postre. Pedimos un baklava especial de pistacho mojado en leche con cacao espolvoreado y unos cafés que estaban más que correctos. Aunque esta pastelería se especializa en postres, también sirven platos.

 

DÓNDE COMER EN ESTAMBUL: KADIKÖY – USKÜDAR

 

CIYA SOFRASI Y CIYA KEBAP

 

 

Desde la primera vez que estuvimos en este restaurante, se convirtió en nuestro favorito de Estambul sin lugar a dudas. Incluido en la lista de los 50 mejores del mundo, y con un capítulo dedicado en la exitosa serie «Chef’s table» de Netflix, Ciya Sofrasi y Ciya Kebap son dos restaurantes que quieren recuperar recetas de las cocinas regionales de toda la vida para evitar que se pierdan. Además de una amplia selección de mezzes y kebabs, trabajan mucho el pan y las masas (Su lahmaçun es de otro planeta). Cada día hay una selección de platos típicos como pueden ser el Yağlama de kayseri, el perde pilav de la provincia de Siirt o las Cacıklı Arap Köftesi de Gaziantep. Cenar en Ciya es toda una experiencia gastronómica al alcance de todos, pues la relación calidad-precio es simplemente espectacular (En este último viaje una cena para 3 salió por unas 240 liras).

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Çiya Sofrası (@ciyasofrasi)

 

KYMION

Kimyon es el salvavidas definitivo. Este local está abierto 24h, por lo que si llegáis tarde y no queréis volveros locos buscando donde cenar, este es vuestro sitio. Este restaurante es muy frecuentado por los jóvenes debido a sus precios bajos y raciones abundantes.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Kimyon (@kimyonkadikoy)

GUNESIN SOFRASI MEYHANE

 

 

Teníamos muchísimas ganas de comer en esta meyhane que descubrimos por instagram, y si bien nos costó dos intentos (Con la respuesta de «está lleno, sin reserva es imposible») a la tercera fue a la vencida. Ocupamos la única mesa libre que había en una terraza literalmente abarrotada. Pedimos Paçanga boregi, hummus, saksuka y gambas salteadas con mantequilla.

 

Donde comer en Estambul: Gunesin Sofrasi Meyhane

Donde comer en Estambul: Gunesin Sofrasi Meyhane

AGAPIA MEZZE

 

 

Visitamos este meyhane guiados por nuestros amigos, en una de las ocasiones en las que no conseguimos sitio en Gunesin Sofrasi Meyhane. Ojo porque no hablan nada de inglés y además no tienen un menú fijo como tal, sino que en la planta baja tienen una vitrina con todas las mezzes y vas eligiendo. Armaos de paciencia y Google translate, porque estaba todo buenísimo y merece la pena de verdad.

 

ECEM BÜFE

 

 

¿Comida con vistas al mar por menos de 2€? En Ecem Büfe es posible si pedís un rico durum de pollo como suelo hacer yo cada vez que voy. Además de doners y bocadillos también sirven porciones y platos de kofte, pollo o ternera. Aunque la mayoría de gente pide para llevar, yo no perdería la oportunidad de sentarme en la terraza y disfrutar de la brisa marina. La comida es básica pero suficiente para hacer una breve parada sin demasiadas pretensiones.

Comer en Estambul: Ecem Büfe

Comer en Estambul: Ecem Büfe

ROZA CAFÉ

Visité Roza café en mi primer viaje a Estambul. Esta pequeña cafetería-librería además de servir bebidas, preparan también desayunos y sándwiches. He de destacar su Menemen, que estaba delicioso. Sitio perfecto para hacer una parada rápida, y sobre todo para resguardarse en invierno tomando un chocolate caliente.

NABOO

 

Naboo es ya como nuestra segunda casa en Kadikoy, el lugar perfecto para tomar un té en compañía de amigos. Además también tienen algunos platos y deliciosos postres caseros.

 

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Naboo Cafe (@naboocafe)

BENAZIO CAFÉ

 

Benazio Café se encuentra fuera del centro de Kadikoy, en la zona de la ruta de los murales. Cuentan con una amplia selección de cafés, además de bebidas frías y calientes, desayunos y dulces de todo tipo.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Benazio Coffee (@benaziocoffee)

DERYA DENIZ BALIK LOKANTASI

Este popular restaurante se encuentra dentro del mercado de pescadores de Usküdar, frecuentado sobre todo por la población local. Tienen una selección de mezzes y entrantes calientes (Calamares fritos, gambas salteadas con mantequilla…) además del banco de pescado donde puedes ir, elegir lo que quieras y que te lo cocinen al momento. No tienen precio fijo, sino que éste varía cada día y va al kilo, así que os recomiendo preguntar antes para evitar sorpresas.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de hddbalik (@halikarnasderyadeniz)

 

Para facilitaros las cosas, os dejo este mapita tan apañado que os ayudará a ubicar todos los restaurantes y lugares dónde comer en Estambul. ¿Habéis estado en alguno de nuestros recomendados? Si viajáis próximamente a Estambul no os olvidéis de guardar este post y a la vuelta nos contáis que os han parecido. ¡Buen provecho!