,

Bruselas, capital Europea

Bruselas, o la «capital de Europa» puede que no figure en los primeros lugares de vuestra lista de destinos preferidos. Sin embargo puedo asegurar que es la ciudad perfecta para una escapada de fin de semana y que encierra muchos más atractivos de los que en principio podría parecer.

El centro de Bruselas tiene un tamaño asequible y, salvo para llegar a algunas atracciones como el famoso Atomium, el impresionante edificio diseñado para la Exposición Universal de 1958,  podemos recorrerla a pie tranquilamente .

Cualquier momento de año es bueno para visitarla: la capital belga ofrece numerosos eventos cada mes y siempre encontraremos festivales de música, cerveza o cómics, por citar algunos. Personalmente prefiero el verano ya que, generalmente, las temperaturas son suaves e invitan a disfrutar de calles, plazas y de los estupendos espacios verdes en pleno centro, como el Parque Real de Bruselas, perfecto para un descanso entre visita y visita.

Otro de los motivos por los que aconsejamos viajar a esta ciudad es porque posee un equilibrio justo entre visitas culturales y de ocio, y ofrece propuestas para «todos los públicos». Los amantes del arte no pueden perderse el Museo de Bellas Artes, el de la música – en un hermosísimo edificio Art Noveau- o el Museo Horta, en la que fue casa de este gran arquitecto. Y para los muy fan del surrealismo, el museo Magritte.

Mucho más lúdico es el museo del cómic. Sin ser una gran aficionada tengo que admitir que me divertí de lo lindo y que es un lugar imprescindible si viajáis con niños o adolescentes y por supuesto si sois amantes del género. De todas formas, los personajes de cómic están presentes en las fachadas y calles de la ciudad, y os sorprenderán al doblar cualquier esquina.

La Gran Place, con el majestuoso Ayuntamiento y las antiguas casas gremiales es un espacio perfecto para detenerse, comer un helado o un delicioso Gofre sentados sobre el suelo empedrado. Por mucho que lo intentéis es imposible resistirse al aroma dulzón que llega por cualquier esquina, así que solo tenéis que pensar con que os apetece acompañarlo: nata, chocolate, helado o fruta… o con todo!. Esta es otra excelente propuesta tanto si viajáis en pareja, con amigos o familia.

Sólo para adultos, y con la recomendación de un consumo responsable, Bruselas es famosa por sus cervecerías. Algunas tan famosas como «La morte subite» o «Delirium» ofrecen infinidad de variedades (esta última hasta 3000 referencias). Ojo, porque algunas tienen tanta graduación como el vino, y la tentación de probarlas todas es grande.

Algunas cosas se han convertido en grandes iconos de la ciudad, como el «pequeño meón», tan pequeño y siempre rodeado de gente que en ocasiones es difícil de ver. Y, como no, el chocolate, digno de su excelente fama. Un recorrido por chocolaterías y bombonerías harán la delicia de pequeños y grandes, ya que os ofrecerán degustarlos en todas ellas, además de ser el souvenir perfecto para regalar a familia y amigos a la vuelta de vuestro viaje.

Locales peculiares, cafés llenos de historia, las famosas galerías de Saint Hubert- las primeras galerías comerciales de Europa, que tienen su réplica en las famosas galerías Vittorio Emmanuelle de Milán- restaurantes o bares nada convencionales, sin olvidar una sociedad multicultural presente en algunos barrios como el de Marolles, con su animado mercadillo.

Estas son sólo algunas ideas para visitar Bruselas, pero hay muchas más. ¿Te animas a conocerla?. Si además dispones de unos días, desde la Estación du Midi salen trenes con mucha frecuencia para llegar a las principales ciudades de la Región de Flandes.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.