Turquía por libre en 2 semanas

Si estáis pensando en viajar a Turquía, no os podéis perder este post-diario con nuestro recorrido por el país. Durante nuestra ruta en Turquía por libre en 2 semanas, conocimos ciudades, playas de aguas turquesas, parques naturales, museos y algunos de los lugares más increíbles que hemos visto nunca. Dada la extensión del país, es imposible verlo todo así que decidimos escoger los lugares que visitaríamos basándonos en la distancia entre puntos de interés, para elaborar una ruta que nos permitiera aprovechar al máximo los kilómetros en carretera. En este viaje nos hemos movido en coche, tren y avión, siendo el coche un gran aliado que nos ha permitido llegar a muchos lugares de interés que se encontraban de camino a las ciudades donde nos alojábamos, evitando desplazamientos de vuelta o desvíos innecesarios. Si queréis saber más sobre cómo organizamos nuestro viaje y el presupuesto que manejamos, lo tenéis todo en este otro post.

Turquía por libre en 2 semanas, todas las etapas

DIA 1: Madrid – Estambul

Esta vez viajamos desde Madrid hasta Estambul (ISL) vía Kiev con Ukraine International. Llegamos al nuevo aeropuerto, situado a unos 50km del centro de la ciudad, en la parte europea.

Para trasladarnos a Kadıköy, tomamos un autobús de la compañía Havaist por 25 TL. Nos acomodamos en el Hush Hostel y fuimos a degustar nuestra primera cena turca a Kymion, un restaurante muy económico con una gran variedad de comida deliciosa, frecuentado sobre todo por jóvenes turcos.

He de avisar que ya conocíamos Estambul, por lo que solo paramos un par de días para reencontrarme con mis amigos, y decidimos dedicar más tiempo a otros lugares. Si estás pensando en viajar a Estambul, no pierdas ojo al blog porque próximamente podrás encontrar un post lleno de recomendaciones para tu primera vez allí.

La ciudad de Estambul bien merece un viaje exclusivamente dedicado a ella, y tanto si ya la has visitado en otras ocasiones, como si no, te recomendamos incluirla si planeas una ruta por Turquía por libre, en dos semanas (o más, claro).

Dia 2: Estambul (Distrito de Sultanahmet)

Empezamos el día tomando un ferry desde Kadıköy hasta Eminonu, para visitar Sultanahmet (La Mezquita Azul), Hagia Sofia y la cisterna Yerebatan, con tan mala suerte que encontramos los 3 sitios en restauración. Aún así sobra decir que disfrutamos de lo lindo en todas las visitas.

Degustamos unos simit (Pan con semillas típico) de camino al Gran Bazar y el Bazar de las especias, donde echamos la tarde viendo tiendas, aunque en realidad las compras las hicimos en las calles que rodean el bazar ya que son mucho más económicas. Sin embargo el bazar merece una visita solo por ver su interior y perderse por sus laberínticas e interminables calles. En esta ocasión no visitamos el Palacio de Topkapi. Por la noche volvimos a Kadıköy y cenamos (de nuevo guiados por mi amigo) en el restaurante Çiya Sofrası.

Dia 3: Estambul (Galata – Istiklal – Taksim – Uskudar)

De nuevo nos dirigimos a la terminal de ferrys de Kadıköy para coger un barco que nos llevaría hasta Karakoy (Al otro lado del puente que conecta con Eminonu). Visitamos el distrito de Galata, con sus preciosas y coloridas casas genovesas, cafeterías y tiendas boutique preciosas.

Dimos una vuelta alrededor de la torre de Galata y callejeamos hasta llegar a la avenida Istiklal, una de las calles comerciales más famosas de la ciudad. De allí llegamos a la plaza Taksim, donde cogimos el metro hasta Yenikapi y posteriormente el Marmaray hasta Uskudar. Allí comimos en el mercado de pescado por el módico precio de 10€. Después dimos un paseo hasta la torre de la doncella. Terminado el recorrido, volvimos a Kadıköy con un dolmus. Nos dirigimos al hostel para recoger las mochilas e ir a la estación de tren de Söğütlüçeşme, donde cogimos un tren de alta velocidad hasta Eskisehir y después el tren coche cama hasta Esmirna.

Este fue el primer trayecto en transporte público durante nuestra ruta por Turquía en 2 semanas y he de decir que la experiencia fue totalmente satisfactoria. La verdad es que los viajeros eran todos locales y que una vez más pudimos comprobar la hospitalidad de los turcos.

Dia 4: Esmirna

Amanecimos a las 9.30 en la estación de Esmirna (Basmane). Nuestro hotel se encontraba a tan solo 10 minutos andando de allí así que dejamos el equipaje y nos dirigimos a visitar el museo del Ágora, el bazar y la torre del reloj. Fuimos hasta el ascensor panorámico, donde aprovechamos para tomar algo fresco en el Frida Café. Volvimos al centro con el tranvía para ir a comer a Gozlemecim, un sitio muy famoso especializado en Gozleme (los famosos pasteles turcos, rellenos de espinacas y queso feta)

Decidimos ir a echar una siesta al hotel. Sobre las 7 de la tarde volvimos a salir hacia la zona del paseo marítimo. De camino paramos en una pastelería para probar unos dulces típicos: las bombas (Galletas rellenas de chocolate y coco). Bebimos algo fresco en uno de los restaurantes del centro comercial Konak Pier y caminamos por el paseo hasta que encontramos un restaurante que nos gustaba para cenar (El sitio que habíamos mirado estaba cerrado).

Dia 5: Alaçati – Çesme – Selçuk

Hoy recogíamos por fin nuestro coche de alquiler, que nos permitiría movernos con mas libertad en este viaje a Turquía por libre de 2 semanas. Nuestro plan inicial era visitar la península de Çesme por la mañana y regresar por la tarde a Esmirna. Sin embargo, no contamos con acabar tan rápido de ver Esmirna, así que decidimos que lo mejor sería irnos a dormir a Selçuk, para no tener que madrugar tantísimo al día siguiente (Queríamos estar en Éfeso a las 8). Abandonamos el hotel y nos fuimos a por el coche.

Nuestra primera parada fue en el pueblito de Alaçati, donde visitamos los molinos y el centro. Alaçati es uno de los lugares más exclusivos de Turquía (Según nuestro amigo turco, el más caro del país) Cuenta con una enorme playa y un montón de beach clubs y cafeterías de moda. También llegamos a ver el mercado de abastos. Comimos en Kose Kahve y rematamos con un helado en la calle.

Con el estómago lleno pusimos rumbo a Çesme, donde aparcar fue una odisea (Esta zona es muy frecuentada por locales), pero finalmente encontramos un hueco cerca del castillo. Visitamos la fortaleza y el museo arqueológico y dimos una vuelta por el paseo marítimo antes de poner rumbo a Selçuk.

Una vez instalados en nuestro hostel de Selçuk, fuimos a dar un paseo por el centro, vimos el antiguo acueducto romano y el bazar. Nos aprovisionamos para el día siguiente y cenamos en un restaurante de Pide (Pizza turca) cerca del hotel.

 

Dia 6: Éfeso – Sirince – Afrodisias – Pamukkale

A las 8 de la mañana estábamos en la puerta de Éfeso para ser los primeros en entrar. Sin duda esta es una de las visitas imprescindibles en cualquier ruta por Turquía y además puedes realizarla por libre. Hicimos bien en madrugar, pues sobre las 10.00 que era cuando nosotros salíamos, llegaban hordas de turistas y autobuses de grupos organizados.

Junto a Éfeso visitamos también la casa de la Virgen María (Para nuestro gusto prescindible, muy caro para lo que es), la cueva de los 7 durmientes, el templo de Artemisa y queríamos visitar la fortaleza y el museo arqueológico, sin embargo fue imposible ya que debido a la festividad del Eid no abrían hasta las 13.00h.

Finalizadas las visitas en Selçuk, nos dirigimos a Sirince, pueblo famoso por haber hecho un intercambio entre Turcos y Griegos. Aunque es muy turístico merece la pena acercarse hasta allí.

Nuestra siguiente parada fue el museo de Afrodisias, en la localidad de Geyre. Apenas había turistas, ya que es un lugar que no suele estar incluido en los recorridos turísticos, sin embargo merece muchísimo la pena, así que recomendamos que la incluyáis en vuestro viaje a Turquía por libre en 2 semanas.

Finalmente llegamos a Pamukkale sobre las 7 de la tarde. Entramos por la puerta norte para visitar primero Hierápolis (No pudimos ver todo porque nos quedábamos sin luz) y después ir a las pozas. La verdad es que no se si fue el cansancio o que pero nos dio la impresión de que está algo sobrevalorado. Todo es indecentemente caro para los precios medios de Turquía, está muy masificado… no lo disfrutamos mucho la verdad. Quizá habría sido mejor ir al hotel y ver Pamukkale al día siguiente con calma, pero llevábamos ya todo el itinerario atado para nuestra ruta en Turquía por libre en 2 semanas, y en este caso cambiar de día la visita era imposible.

 

Dia 7: Fethiye – Kayakoy – Parque nacional de Saklikent

Salimos pronto por la mañana hacia Fethiye, ya que el camino se hace bastante largo por las carreteras de montaña que hay que atravesar. Decidimos tomarnos el día con calma y comimos en el hotel tras instalarnos.

Nuestra primera excursión del día fue al pueblo fantasma de Kayakoy, donde visitamos las casas en ruinas. Hacía muchísimo calor y el sol atizaba de lo lindo, así que no hicimos la ruta completa. Después, pusimos rumbo al parque nacional de Saklikent, un sitio impresionante frecuentado únicamente por turistas locales donde hicimos una ruta de barranquismo y pudimos refrescarnos por fin. La ruta es facilita, así que aunque nunca antes hayáis hecho barranquismo, os animo a que probéis la experiencia. Allí mismo hay un restaurante con mesas encima del agua, pero decidimos simplemente comprar una mazorca para picotear algo hasta volver a Fethiye, donde cenamos cerca del mercado de pescado.

Os recomendamos incluir esta experiencia en vuestro itinerario, si os animais a visitar, como nosostros,  Turquía por libre en 2 semanas.

 

Dia 8: Fethiye – Bahía de Kabak

Llegaba por fin nuestro día de relax  en medio de esta frenética ruta en Turquía por libre en 2 semanas. En todos los viajes intento incluir un día de descanso entre medias para recuperar energías. No queríamos irnos de Fethiye sin pasar por la famosa playa de Oludeniz, así que hacia allí fuimos cuando vi que google maps marcaba un tramo largo de retención. Y efectivamente nos topamos con un infinito atasco que nos regaló escenas como las de un coche saltándose la cola por el arcén, policías cortando el paso para que otros no le imitaran… tardamos más de 1 hora en recorrer apenas 16km.

Cuando por fin llegamos, era casi imposible aparcar, y mucho menos gratis. Las señales de Otopark aparecían una detrás de otra como de debajo de las piedras. Lo peor de todo es que descubrimos que hay dos playas: una que es la que sale cuando buscas en google (Blue Lagoon beach) y para la que hay que pagar 50 TL por persona, y otra que es de acceso gratuito pero bastante masificada. Como no íbamos a estar más de una hora, renunciamos a la playa buena y nos conformamos con darnos un baño tras encontrar un parking que nos dejó pagar una cuota menor (Normalmente los parkings tienen una tarifa fija para todo el día). Desde nuestro punto de vista, esta playa está muy sobrevalorada y no merece la pena… hay sitios mejores. De haberlo sabido antes, ni nos habríamos molestado en bajar. Así que aquí estamos contándolo, para que no os pase lo mismo a nosotros.

Hecha la turistada, volvimos a la carretera para dirigirnos hacia Kabak. De camino volví a ver otra retención en google maps y resultó que eran… ¡coches aparcados en los arcenes! y es que habíamos llegado a un mirador sobre los acantilados del Valle de las mariposas. Y como no, nos hicimos la foto de rigor.

Llegamos al Full Moon Camp a la hora de comer, lo cual fue la excusa perfecta para degustar su comida casera: Manti y Calamares salteados con verduras. Todo orgánico del huerto del camping, y la verdad es que se notaba la diferencia con otros sitios en los que habíamos comido.

Para hacer una buena digestión, decidimos echar la siesta en la piscina, entrando cada poco al agua para refrescarnos. Por la tarde, decidimos aventurarnos y bajar a la playa. Aún estoy acordándome del recepcionista del camping que nos dijo que en 20 minutos estaríamos abajo… Tardamos casi 1 hora atravesando caminos de cabras, pero mereció totalmente la pena.

La bahía de Kabak está rodeada de  campings, así que si vais buscando unas vacaciones de tranquilidad en contacto con la naturaleza, este es vuestro sitio. Por la noche pudimos degustar la deliciosa cena buffet a base de pescado y vegetales del Full moon camp.

 

Dia 9: Patara – Kas

Nos despertamos bastante pronto con la sorpresa de que el cielo amenazaba lluvia, aunque conseguimos librarla. El camino para bajar de Kabak a Kas fue bastante tortuoso e intenso, pues hay que atravesar toda la montaña por carreteras sin siquiera asfaltar, el gps se volvía loco por momentos…

Nuestra primera parada fue la playa de Patara. Compramos un ticket combinado que daba acceso tanto a las ruinas como a la playa. Hacía muchísimo calor así que no quisimos extender en exceso la visita a las ruinas, por lo que vimos lo principal y nos fuimos corriendo a pegarnos un baño en la playa. Esta fue una de las que más nos gustaron: limpísima, arena fina y no muy masificada.

Proseguimos nuestro camino hacia Kas y de nuevo, google nos indicaba un tramo de retención donde realmente no había retención pero si decenas de coches aparcados en los arcenes del acceso a la playa de Kaputaş. Nos habría encantado hacer una parada, pero fue imposible y ya íbamos con bastante retraso sobre el horario previsto. Nos alojamos en la Pensión Pinar, un alojamiento bastante discreto pero cerca del centro. El alojamiento en Kas es bastante caro, así que os recomendamos reservar con bastante antelación.

El pueblo en sí es pequeño y no os llevará más de un día recorrerlo, pero lo interesante de este enclave es que podéis establecer campamento base y hacer un par de excursiones interesantes: Hacer un tour por la isla de Kekova o dar el salto hasta Grecia y visitar la isla de Kastellorizo. Nosotros nos limitamos a pasear y descansar en las terrazas de algunas cafeterías, tomar un helado en el puerto o probar los famosos mejillones rellenos de arroz, además de visitar el anfiteatro de Antiphellos.

Para cenar, decidimos cambiar un poco y probar en el italiano Lily’s corner, un sitio que nos encantó con unas pizzas riquísimas. Mención especial a la limonada con fresa casera.

Dia 10: Demre – Olympos – Antalya

Nuestra estancia en Kas llegaba a su fin y teníamos bastantes kilómetros por delante hasta llegar a Antalya ,así que salimos pronto para dirigirnos a Demre, donde haríamos una parada en la playa. Sin embargo nos equivocamos y fuimos a la parte que no era (Sülüklü Plajı), que no nos gustó mucho, pues estaba bastante sucia y descuidada, así que nos limitamos a un baño rápido para refrescarnos y seguir.

Nuestra segunda parada fue en la playa de Olympos, la cual nos enamoró por su localización entre montañas, su limpieza y la tranquilidad que se respiraba. Si volviéramos a Turquía, sin duda alguna haríamos noche en uno de los campings de la zona. No visitamos las ruinas por falta de tiempo, así que queda pendiente para una futura visita.

Nuestro destino final era Antalya, una de las ciudades turísticas más populares de Turquía. Nos alojamos en un coqueto hotel en el centro histórico y rápidamente salimos a perdernos por sus calles, llenas de tiendas, bazares escondidos y puestos de comida. Lo único que lamentamos fue no haber podido pasar más tiempo en Antalya porque fue una ciudad que nos encantó. Desde que entramos por la puerta de Adriano y hasta el puerto, no había un rincón que no nos sorprendiera. Decidimos comprar unos durum a media tarde para merendar y no perder demasiado tiempo en la mesa, aprovechando hasta el último momento de luz para recorrer las calles de Antalya.

Dia 11: Capadocia (Göreme)

A las 4 de la mañana nos despedimos de nuestro coche en el aeropuerto de Antalya para poner rumbo a uno de los destinos que ansiábamos más: Capadocia, un imprescindible en nuestro viaje a Turquía por libre en 2 semanas. Precisamente por la limitación de tiempo era imposible recorrer en coche la enorme distancia hasta esta bellísima región turca. Los vuelos internos son tan  económicos que vale la pena tomar uno de ellos (unos 25€ trayecto de media)

Nuestro vuelo de AnadoluJet salió con retraso, así que al llegar a nuestra escala en Estambul tuvimos que acelerar para no perder el segundo vuelo. Por suerte nos estaban esperando para hacer el transfer rápido y además no éramos los únicos que íbamos tarde, ya que por lo visto los retrasos en los vuelos internos son habituales en Turquía.

Llegamos al aeropuerto de Kayseri sobre las 9 de la mañana, donde nuestro transfer esperaba para trasladarnos al hotel. Escogimos Göreme como base de actividades en Capadocia por su buena conexión, ya que durante estos días no alquilamos coche. Además, cerca de Göreme hay muchos sitios interesantes donde ir a pie o en autobús. Nos alojamos en el hotel Taskonak, muy céntrico y con unas habitaciones de piedra muy bonitas. Además el dueño nos asesoró sobre las excursiones que podíamos hacer y se encargó de reservarlas.

Dedicamos la tarde principalmente a visitar el Museo al aire libre de Göreme, que merece muchísimo la pena. Para acceder a la iglesia Karanlik Kilise hay que pegar un pequeño extra, totalmente recomendable.

Dia 12: Capadocia (Uchisar – Valle de las palomas – Excursión en quad)

La alarma sonó especialmente pronto aquella mañana, pero todo por un buen motivo: ver en vivo y en directo los globos volando por todo Göreme. Nos habría gustado subir en uno, sin embargo la alta demanda hizo que los precios se disparen a niveles desorbitados (Nos pedían unos 300-350€ por persona y sin asegurarnos poder volar), por lo que tuvimos que renunciar a esta excursión. Sin embargo, el madrugón mereció la pena para poder sacar buenas fotos. Dormimos otro par de horas más y ya nos levantamos a desayunar tranquilamente. Sobre las 12 y ya descansados, iniciamos nuestra ruta a pie hacia Uchisar y el Valle de las Palomas. Lo ideal sería hacer esta ruta a primera hora de la mañana, antes de que apriete el calor, ya que son unas 2h de caminata. En Uchisar visitamos también el castillo y aprovechamos para comprar algunos souvenirs ya que era más barato que en Goreme.

Volvimos a Goreme en autobús para poder descansar antes de nuestra excursión de la tarde. Sobre las 17.00 nos recogieron en el hotel para llevarnos a la oficina de alquiler de quads, donde empezamos nuestra ruta. Visitamos Cavusin, el valle rosa, el valle rojo, las chimeneas de hadas y el valle del amor. La mayoría de gente suele hacer este recorrido a pie o en coche, pero hacerlo en quad nos pareció una forma mucho más divertida. Además el precio era muy barato, unos 17€ al cambio por persona. Fueron 2 horas de ruta en la que fuimos haciendo paradas para sacar fotos y ver los principales puntos de interés.

Dia 13: Capadocia (Derinkuyu – Sobesos – Keslik – Mustapafasa)

Nuestro segundo día en Capadocia amaneció nublado y amenazando lluvia, pero eso no nos detuvo para alquilar una moto e ir a recorrer la región a nuestro aire. ¡Ojo! Tuvimos muchos problemas para encontrar una agencia que nos alquilara, ya que en Turquía los permisos de conducir son distintos que en España, y mientras que aquí el carnet de coche también sirve para la moto, allí no. Así que consultad antes con la agencia si os pueden alquiler bajo mano.

Hay muchísimos puntos de interés en la región, así que hicimos una selección de aquellos que no estuvieran demasiado lejos. Nuestra primera parada fue la ciudad subterránea de Derinkuyu, sin duda alguna uno de los sitios mas increíbles que hemos visitado. En su época llegó a alojar a más de 20.000 personas, y actualmente se pueden visitar 8 pisos de los 20 descubiertos. Cuidado si sufrís de claustrofobia o problemas de presión sanguínea, en cuyo caso desaconsejan la visita.

Nuestra segunda parada fue en el yacimiento de la antigua ciudad de Sobesos (situado en la localidad de Urgup), donde encontramos termas y baños romano muy bien conservados y unos preciosos mosaicos. Obviamente, y si lo comparamos con otros yacimientos, este quizá no sea gran cosa, pero ya que nos pillaba de camino habría sido una pena no visitarlo. El monasterio de Keslik fue nuestra siguiente visita, y uno de los lugares que mas nos gustaron de Capadoccia. Nada más llegar nos recibió el guardián del monasterio con té y dulces, nos explicó el recorrido que teníamos que hacer y nos contó la historia del lugar. Nunca esperamos que en aquel recóndito lugar en medio de la campaña turca encontraríamos iglesias y capillas con unos frescos tan bien conservados.

La última visita del día fue la pequeña villa de Mustapafasa, donde vimos la Iglesia de Constantino y Elena y el Monasterio de San Nicolás. Quisimos visitar la Madraza, pero desafortunadamente se encontraba cerrada.

Dia 14: Estambul (Balat – Pierre Loti)

Nos despedimos de Capadocia para volver a Estambul, donde pasaríamos un último día antes de volver a España. El cansancio general del viaje ya se hacía notar así que decidimos tomárnoslo con calma.

Nuestra última noche nos alojamos en el W.House, un pequeño hotel cerca de la estación de Havas de Kadikoy.

Cogimos el ferry de nuevo hacia Eminonu, para posteriormente coger un autobús que nos llevaría al barrio judío de Balat, una de las zonas que más sorprenden de Estambul. Actualmente hay un proyecto de recuperación en marcha para frenar la decadencia de la zona y darle un lavado de cara. Entre casas de colores encontramos tiendas de artesanía, cafeterías a la última moda o tiendas de antigüedades. Si sois amantes de la fotografía callejera, este barrio os conquistará.

Desde Balat cogimos un autobús para dirigirnos hacia el famoso café Pierre Loti. Hay dos caminos para subir: puedes coger el teleférico o puedes subir andando. Nosotros recomendamos subir en teleférico y bajar tranquilamente dando un paseo.

Turquía por libre en 2 semanas:

Conclusiones y recomendaciones

Somos conscientes de que este itinerario incluye muchísimas paradas, diría que incluso demasiadas. Sin embargo hay tantísimo que visitar en Turquía que quisimos intentar abarcar lo máximo posible «por si acaso»… nunca se sabe (Y luego llegó el Covid y bueno… como si me hubieran oído).¿Qué cosas cambiaríamos en esta ruta por Turquía por libre en 2 semanas? A toro pasado, jeje o más bien a viaje pasado, estos son los cambios que haríamos, si volviéramos a realizar el viaje:

– Eliminaríamos Izmir del itinerario: A pesar de que la ciudad nos gustó, consideramos que es una parada prescindible. Hay otros lugares que nos hubiera gustado visitar y que no pudimos por desviarnos a Izmir.
– Cambiaríamos Çeşme y Alaçati por otros sitios como Bodrum y Marmaris, o la península de Datca.
– También prescindiríamos de Sirince.
– Recomendamos que vayáis con tiempo a Pamukkale para poder ver todo con calma y disfrutar de las termas.
– El desvío a Kabak es bastante largo, así que solo lo incluiríamos de nuevo si dispusiéramos de más días.
– Pasaríamos una noche en Olympos.
-Para agilizar tiempo, podéis volar desde Estambul a Esmirna en apenas 1h (En caso de que queráis visitar Éfeso. MUY recomendable), para coger un coche o volar directamente a Dalaman (Fethiye) para recorrer la costa Licia. Los vuelos internos en Turquía son baratos y funcionan muy bien para recorrer grandes distancias. Otra opción es que utilicéis los autobuses nocturnos.

Esperemos que este post os ayude a organizar vuestro viaje si estáis pensando en viajar a Turquía por libre.

 

 

Viajar a Turquía: Consejos, información práctica y presupuesto

Como ya es costumbre cada vez que volvemos de nuestro viaje de verano, venimos cargados de información fresca y consejos sobre Turquía, destino que elegimos para nuestras vacaciones este año. Anteriormente, en 2016, tuvimos la oportunidad de visitar Estambul, ciudad que hasta ahora encabeza la lista de nuestros lugares favoritos del mundo. En general nos ha parecido un país fácil de recorrer, incluso para viajeros no demasiado trotados. Si estás pensando en Viajar a Turquía, estás en el post correcto: ¡Vamos allá con nuestros consejos viajeros! Al final haremos un desglose de nuestro presupuesto para daros datos reales de lo que os puede costar un viaje así.

 

LLEGAR A TURQUÍA

La forma más lógica de llegar a Turquía es por vía aérea a los aeropuertos de ISL o Sabiha Gökçen. Desde España podéis encontrar vuelos directos regulares con las compañías Turkish Airlines y Pegasus, o vuelos con escala con varias compañías. Nosotros volamos con Ukraine International haciendo escala en Kiev.

Sin embargo hay otra forma de llegar a Estambul que además os permitirá conocer otra ciudad más: Se trata de los trenes nocturnos que parten de Sofía y Bucharest (Bosphorus Express) y llegan a la estación de Halkali (Anteriormente llegaban a Sirkeçi, pero actualmente la estación está en reformas y por ello al llegar a Halkali un autobús os estará esperando para llevaros al centro). Esta puede ser una buena opción si encontráis un chollo con alguna compañía lowcost. Los billetes cuestan sobre los 15€ por persona en cabina doble (También hay opciones en cabina individual o compartida de 4 o 6 camas) y el viaje dura unas 11 horas aproximadamente. Merece la pena añadir un día extra a vuestro viaje si la suma de ambos trayectos es inferior a la de un vuelo directo. Los billetes no se pueden reservar por internet y hay que adquirirlos directamente en las estaciones (Es raro que el tren se llene).

Si tenéis intención de empezar vuestro viaje en otro lugar de Turquía, también hay vuelos con escala a Antalya (Sur), Kayseri/Nevsehir (Capadoccia) o Ankara.

 

MEJOR ÉPOCA PARA VIAJAR A TURQUÍA

Turquía es un país muy extenso y con climas muy distintos según la zona. Aún así, y como en la mayoría de países, lo mejor es evitar el invierno (días muy fríos con mucha probabilidad de lluvia) y el verano (días bastante calurosos y con mucha más humedad), siendo primavera y otoño las épocas más agradables. Sin embargo, nosotros hemos viajado en Diciembre y Agosto, y hemos sido capaces de sobrellevarlo sin problema. En diciembre hacía mucho frío e incluso uno de los días nevó.

Como el año pasado, cuando nos tildaron de locos por ir a Jordania en pleno agosto, esta vez no iba a ser menos y nos advirtieron que podíamos encontrarnos con temperaturas de hasta ¡50 grados! Pero nada más lejos de la realidad.

En agosto las temperaturas han sido agradables, más bajas que en Madrid, y con brisa fresca. Incluso en Estambul por la noche es recomendable llevar algo de manga larga ya que suele haber bastante aire, y en Capadoccia nos tuvimos que tapar con mantas. El clima de Capadoccia nos recordó al clima desértico, así que id preparados… el último día estuvo nublado por la mañana y casi nos helamos.

Tened en cuenta que Agosto se considera temporada alta en Turquía, el mismo hotel en el que me alojé en 2016 costaba el doble en esta ocasión.

 

VESTIMENTA PARA VIAJAR A TURQUÍA

A pesar de ser un país mayoritariamente musulmán, en Turquía son más laxos respecto a las normas de vestimenta que en otros países vecinos. No obstante, no está de más recordar que para visitar las mezquitas es imprescindible tener los hombros tapados (Y si es manga francesa, mejor) y que no se puede acceder con falda o pantalones cortos. No obstante, están preparados y en la entrada os darán telas para taparos si no vais ataviados (Yo, para ahorrar tiempo el día que visitamos Sultanahmet, guardé en la mochila una camisa fina de manga larga y un foulard).  Si visitáis alguna zona más conservadora, también es conveniente ir algo más tapados, pero fuera de esas áreas y sobre todo en las poblaciones costeras, no es raro ver a las chicas en pantalón corto y tops. Incluso en la zona asiática de Estambul la tónica general era de ropa fresca, vestidos…

Os cuento lo que yo llevé en la mochila:

  • 1 pantalon largo fino y flojo
  • 1 par de bermudas cortas
  • 1  par de leggins para ponerme con la camisa floja, únicamente lo usé el día del viaje (Porque las prendas largas abultan más en mochila) y cuando fuimos a visitar las mezquitas.
  • 1 camisa de manga larga floja
  • 3 camisetas básicas de tirantes
  • Pantalones cortos deportivos: Para llevar a la playa junto al bañador
  • Deportivas para trekking
  • Sandalias para ponerme por la noche y refrescar los pies

 

MOVERSE POR TURQUÍA

Turquía es un país que cuenta con un sistema de transporte público envidiable compuesto por trenes, autobuses, ferrys y dolmus. No obstante, nosotros optamos por alquilar un coche para aprovechar al máximo el tiempo e incluir paradas en los desplazamientos. A continuación os explicaré los pros y contras de cada medio de transporte:

Coche de alquiler

El coche es sin duda alguna el aliado número 1 para recorrer el país a tu aire y a tu ritmo. Nosotros alquilamos un coche durante 6 días para recorrer parte del interior y la costa, lo recogimos en Esmirna y lo dejamos en el aeropuerto de Antalya. El precio fue de 360€ con seguro a todo riesgo, lo cual es un precio algo elevado, sobre todo si lo comparamos con el año pasado en Jordania, donde tuvimos un coche durante 9 días por 300€. Si viajáis solos, probablemente os salga más rentable moveros en trasporte público.

Las carreteras están en un estado bastante bueno, en las autopistas el precio de los peajes es irrisoria y merece la pena cogerlas para ahorrar tiempo. Nuestro coche tenía un sistema automático de peajes (HGS) en el que no tuvimos que pagar nada ya que nos lo cargaron automáticamente en la cuenta.

El único problema es que de unos sitios a otros, aunque no haya muchos kilómetros, hay que ir por carreteras secundarias o carreteras de montaña, lo que alarga bastante el tiempo de desplazamiento.

El precio de la gasolina (Diesel) en Agosto de 2019 era de entre 5,40TL y 6,20TL por litro. Solo tuvimos que repostar una vez.

Conducir por Turquía puede ser toda una aventura, donde tú ves dos carriles los turcos ven 4, los adelantamientos simultáneos por ambos lados son bastante frecuentes, tampoco se respetan los límites de velocidad y el claxon es una forma de comunicación totalmente normalizada. Os recomendamos que conduzcáis con cautela y siempre atentos.

 

Trenes: Alta velocidad y nocturnos

Los trenes en Turquía son una excelente manera de recorrer el país. Son rápidos y muy baratos. Además, tienen descuentos y tarifas especiales si sois jóvenes (Hasta 26 años). El único inconveniente es que no cubren todo el territorio. Nosotros tomamos dos trenes durante nuestra estancia en Turquía:

  • Tren de alta velocidad Estambul (Söğütlüçeşme, estación ubicada en Kadikoy) – Eskişehir: Los billetes se pueden adquirir online 15 días antes de la salida en esta página. Este trayecto lo hicimos para coger el tren cama que nos llevaría a Esmirna. El precio fue de 10€ por persona, y en nuestro billete estaba incluida la cena (Una sopa fría de yogurt, un plato de carne con arroz, pan, flan de chocolate y coco y bebida). Para tener la cena tenéis que reservar los billetes en el vagón Yemeklì, pero atentos que vuelan.
  • Tren cama Eskişehir – Esmirna: Los billetes se pueden adquirir 30 días antes de la fecha de salida. El precio fue algo menor de 15€ por persona en cabina doble. Incluye minibar con snacks y bebidas gratis.

Otras rutas de interés turístico:

  • Estambul – Eskişehir – Denizli (Pamukkale): Antiguamente, el Pamukkale express era un tren cama que circulaba de noche, sin embargo ahora es un tren de alta velocidad que sale a las 10:25 desde Eskişehir.
  • Izmir – Aydin – Bodrum/Marmaris: Para llegar a las localidades costeras de Bodrum o Marmaris hay que coger un tren desde Izmir hasta Aydin y una vez allí, coger un autobús.
  • Izmir – Selçuk (Éfeso): Hay trenes regionales que salen desde Izmir hasta Selçuk, no es necesario reservar los billetes con anticipación.
  • Ankara – Kayseri (Capadoccia): Hay varios trenes que salen De Ankara y que pasan por Kayseri, entre ellos: Dogu Ekspresi, Güney Express y Van Gölu Express. Desde Kayseri hasta Göreme hay que coger un shuttle compartido o un taxi (Podéis pedir a vuestro hotel de Göreme que os lo gestione).

Autobuses

Algunas de las compañías más famosas son: Metro, Pamukkale, Kamil koç… los autobuses suelen ser muy baratos, pero con el inconveniente de la falta de confort, a pesar de que los asientos suelen ser amplios y reclinables. Nosotros, personalmente, intentamos usar el autobús lo menos posible.

  • Pamukkale – Fethiye: Autobús de día que cuesta unas 25TL, tarda unas 3h 45m
  • Antalya – Göreme: Este autobús viaja de día, pero tarda 9 horas y os puede hacer perder mucho tiempo.
  • Estambul – Göreme: 12 horas de trayecto separan la capital de Capadoccia. Si queréis viajar barato y ahorraros una noche de hotel, este es vuestro autobús.
  • Pamukkale – Göreme: Otro autobús nocturno, tenéis que hacer escala en la estación de Nevşehir.
  • Ankara – Göreme: El trayecto es de unas 4h aproximadamente.
  • Estambul – Antalya: Un viaje de 11h que cuesta unas 100TL.

Estas son solo algunas de las rutas más populares, pero hay muchísimas más (Selçuk, Izmir, Alanya…)

 

Vuelos internos

Los vuelos regionales operados por Anadolu Jet (Turkish Airlines) y Pegasus, son para nosotros la mejor opción por la rapidez y sus precios económicos. Durante nuestra estancia cogimos dos vuelos:

  • Antalya – Kayseri (Vía Estambul): 35€
  • Kayseri – Estambul: 25€

Ambos trayectos duraron poco más de 1h. Nosotros volamos con Anadolu Jet y nos ofrecieron desayuno gratis en todos los trayectos. Los aeropuertos domésticos en Turquía son muy cómodos ya que son pequeños y no hay que pasar tediosos controles. Hay vuelos casi cada hora, así que podéis aprovechar muy bien el tiempo. Nosotros salimos de Antalya a las 6.00h y antes de las 10.00h estábamos en Kayseri. Para la vuelta, nuestro vuelo salió hacia Estambul a las 10.30h.

Compramos los vuelos internos con unos dos meses de anticipación.

 

Dolmus

Los dolmus son minibuses compartidos que suelen cubrir rutas locales de corta distancia. Los billetes suelen ser muy económicos, cuestan unas 3-5TL y se pagan directamente en efectivo al conductor. Algunos salen cuando se llenan. La zona entre Fethiye (Olüdeniz) y Faralya está conectada por dolmus. También los podéis encontrar en Estambul (Nosotros utilizamos uno para ir de Uskudar a Kadikoy).

 

MONEDA: CAMBIAR DINERO EN TURQUÍA

Viajar a Turquía: La lira turca

La moneda oficial de Turquía es la Lira Turca (TL). En nuestro último viaje (2019), el cambio estaba a 1€ = 6,20 TL. Esto pone a los europeos en una situación muy aventajada. El mejor cambio siempre lo encontraréis en el Gran Bazar.

Tienen billetes de 200, 100, 50, 20, 10 y 5 TL, y varias monedas. Os recomendamos que intentéis cambiar billete pequeño. En muchos hoteles aceptan euros, dólares y libras. Esto puede ser una ventaja puesto que os ahorráis comisiones. En algunos establecimientos no aceptan tarjetas de crédito.

 

SEGURIDAD EN TURQUÍA

A pesar de que hace algunos años se sucedieron una serie de atentados, actualmente Turquía es un país totalmente seguro. Hay bastantes controles de seguridad para acceder a centros comerciales, algunos hoteles… y patrullas por las calles. No tenemos constancia de que haya demasiados carteristas, basta con tomar las mismas precauciones que tomarías saliendo por tu ciudad.

Seguro de viaje

Es importantísimo viajar a Turquía con un buen seguro de viaje que os cubra en caso de cualquier inconveniente. Ya no solo por si os ponéis enfermos o tenéis cualquier accidente, sino porque el seguro de viaje también os cubre las espaldas ante imprevistos como robo o daños al equipaje (Y esto es importantísimo ya que los bloggers solemos viajar con bastante material de cámaras, ordenadores…), retrasos en los vuelos…

Una vez más hemos confiado en IATI Seguros, la aseguradora de bloggers y grandes viajeros. Y lo mejor de todo es que os traemos un descuentillo por ser lectores de Dreaming Holidays.

 

TABLA ORIENTATIVA DE PRECIOS

  • Botella de agua: 1,5 TL
  • Zumos naturales: Desde 3 TL
  • Comida para dos (Sandwich, Doner…) con agua: 20-30 TL
  • Comida para dos en restaurante (2 platos y bebida): 60 TL
  • Gasolina: 5,40 – 6,20 TL/L
  • Souvenirs y compras: Imanes por 3 TL, pañuelos por 10 – 20 TL, bolsos de imitación los podéis conseguir a partir de 60 TL dependiendo de como se os de regatear, zapatillas unas 100 TL…
  • Dulces típicos: 1kg por 70 TL
  • Cama en hostel: 10-12€
  • Habitación doble en hostel/pensión: 20/30€

 

PRESUPUESTO PARA VIAJAR A TURQUÍA

Por último os dejamos con el presupuesto de nuestro viaje (para dos personas):

Como veis, uno de los mayores gastos fue el coche de alquiler, que tuvimos durante solo 6 días. También pagamos bastantes entradas a museos y atracciones. Existe la posibilidad de adquirir una MuseumPass válida para toda Turquía excepto Capadoccia (Capadoccia tiene su propia tarjeta independiente) durante 15 días por un precio de 375 TL. Podéis encontrar más información aquí.

 

Esperamos haber dado información de utilidad para preparar vuestro viaje. Tened en cuenta que el turismo en Turquía está volviendo a crecer considerablemente y ello se ha visto reflejado en los precios. Recomendamos reservar los hoteles con mucha antelación e intentar viajar en temporada baja. Aún así creemos que sigue siendo un destino bastante económico, que tiene muchísimas cosas que ofrecer y accesible para todos, Turquía nos ha parecido un país fácil y amigable para recorrer por tu cuenta. Y si tenéis cualquier duda o pregunta, ¡Estaremos encantadas de ayudaros!

Cómo ir desde el aeropuerto de Estambul al centro [Actualizado 2021]

¡Hola a todos! Actualizamos este post con información nueva sobre como llegar al centro de Estambul desde sus dos aeropuertos: Istanbul Airport (Parte Europea) y Sabiha Gökçen (Parte asiática). Desde el 7 de Abril de 2019, el aeropuerto de Estambul Atatürk ya no opera vuelos turísticos, desviando todos los vuelos al Istanbul Airport (ISL).

 

VOLAR CON PEGASUS AIRLINES A SABIHA GÖKÇEN

Se podría decir que Pegasus es la RyanAir turca. En mi viaje en 2016 decidí volar con ellos porque encontré billetes de oferta a muy buen precio (30€ con equipaje facturado). Aunque antes era un inconveniente por la distancia, actualmente, volar a Sabiha Gökçen puede ser ventajoso: Las opciones de transporte hacia el centro son más económicas que desde el ISL. La tarifa que yo compré fue la «Essentials», que incluye el billete y una maleta facturada de 20 kilos. Hay otras tarifas más caras que además permiten la selección de asientos, la elección de la comida para el vuelo o la posibilidad de cambiar los billetes.

Si haces el check-in online encontrarás unos mostradores donde dejar tu equipaje para facturarlo, sin tener que esperar. Además de una maleta, Pegasus permite también llevar un bolso de mujer, una bolsa de cámara de fotos o una bolsa de ordenador portátil y una bolsa de compras del Duty Free.

 

VISADO Y CONTROL DE PASAPORTES

Tanto cuando llegas a ISL como a Sabiha Göçken hay que pasar un control de pasaportes. La buena noticia es que desde Marzo de 2021, los ciudadanos españoles estamos exentos de visado. Para el resto de nacionalidades, os recomiendo consultar en esta web la lista de países eligibles para sacar el e-Visa.

Hay unas colas para turistas y otras para ciudadanos turcos. En Sabiha Gökçen, hay unas cabinas solo para aquellos que tienen el E-Visa o Visado electrónico.

En ISL han empezado con los controles automatizados para pasaportes turcos. Hay muchísimas más cabinas de control que en Sabiha Gökçen y por ello el trámite es más ágil.

 

CAMBIO DE MONEDA

A pesar de que nunca es recomendable cambiar dinero en el aeropuerto, cuando yo fui el cambio era prácticamente igual que en el centro de la ciudad (En el año 2016 la lira estaba a 3.60, en 2019 a 6.20). Tanto en Sabiha Gökçen como en ISL, encontraréis casas de cambio y oficinas de bancos para retirar o cambiar dinero. Os recomiendo cambiar lo justo para recargar la Istanbulkart y el resto cambiarlo en el centro de la ciudad (El mejor cambio se encuentra dentro del Gran Bazar, superando incluso el cambio oficial).

 

COMO IR DESDE SABIHA GÖKÇEN AL CENTRO DE ESTAMBUL

Hay varias opciones para ir del aeropuerto de Sabiha Gökçen al centro de la ciudad, dependiendo de si os alojáis en la parte europea o asiática. Yo voy a enumerar las 3 que me parecen más interesantes y económicas:

Transfer privado: Son minibuses o furgonetas que recogen a un grupo de viajeros y te llevan hasta la puerta de tu hotel. Cuesta 15€ y es una buena opción si llegáis tarde. El único inconveniente es que depende de la hora podéis pillar bastante tráfico en la zona asiática para cruzar a la europea, por lo que el trayecto se puede alargar bastante.

Autobús regular de línea: Los números E-10 y E-11 os llevarán hasta la terminal de ferrys de Kadıköy. Con la Istanbulkart, que podéis sacar al salir del aeropuerto en unas máquinas, el viaje cuesta 5,60 TL.

Autobús Havataş: Salen cada media hora y el billete cuesta entre 10 y 15 TL. Os llevará hasta la terminal de ferrys de Kadıköy o hasta la plaza Taksim.

Si vuestro hotel está en la zona de Sultanahmet, la mejor opción para cruzar el bósforo una vez lleguéis a Kadıköy es coger un ferry hasta Eminönü. Si os alojáis cerca de Galata podéis hacer lo mismo pero parando en Karakoy.

Si llegáis a Taksim con el autobús Havaist: La opción más rápida es coger el funicular para bajar a Kabatas y ahí coger el tranvía que os dejará en Sultanahmet (O en la parada que más cerca quede de vuestro hotel) Tened en cuenta que en algunos casos igual tenéis que hacer transbordo en Sirkeci o Topkapi (ojo que aunque el nombre sea ese no tiene nada que ver con el palacio, la parada del palacio de Topkapi se llama Gülhane).

 

COMO IR DESDE ISL AL CENTRO DE ESTAMBUL

El nuevo aeropuerto de Estambul, situado en la parte europea, cuenta con una mastodóntica terminal de autobuses de la compañía Havaist en la planta subterránea que cuenta con decenas de rutas para llegar a prácticamente cualquier rincón de la provincia. Nosotros vamos a enumerar las rutas más utilizadas por los turistas:

IST-1 Yenikapi: Útil si os alojáis en la zona sur Sultanahmet. El billete cuesta 18TL.

IST-7 Kadiköy: Os lleva hasta la terminal de ferrys de Kadiköy. El billete cuesta 25 TL.

IST-19 Taksim: Ideal si vuestro hotel está cerca de la plaza de Taksim o en el distrito de Galata. El billete cuesta 18 TL.

IST-20 Sultanahmet: Os deja en el centro de Sultanahmet. El billete cuesta 18TL.

Todos estos autobuses se pueden pagar con la Istanbulkart, en la terminal hay máquinas para recargar o adquirir la tarjeta. Salen cada 30 minutos.

 

También tenéis la opción de contratar un transfer. En esta página hemos encontrado los más económicos por 15€.

 

Espero que os haya servido esta información, y si tenéis cualquier pregunta no dudéis en consultarnos en los comentarios.

Compras en Estambul: La guía definitiva para no perderte nada

Estambul, ese paraíso de las compras famoso en todo el mundo. ¿Quién no conoce el Gran Bazar? ¿Y el bazar de las especias? Pero hay muchos otros sitios en la antigua Constantinopla donde poder comprar artículos de todo tipo a un precio bastante inferior del de los lugares más famosos y concurridos. Vamos a hacer un repaso de los principales templos de las compras.

 

GRAN BAZAR Y ALREDEDORES

Fuente: Pixabay

Debido a su historia y popularidad (Y es que estamos hablando de uno de los más grandes y antiguos del mundo) el Gran Bazar es elegido por muchos como lugar donde realizar compras de todo tipo: Pashminas, lámparas, babuchas, ropa, bolsos de imitación… sobre todo si no se dispone de mucho tiempo (Por ejemplo una escala de crucero), ya que todos los comercios están concentrados en este mercado cubierto. Sin embargo, no es el mejor sitio para conseguir el mejor precio. El regateo es duro y ante la crisis turística que está sufriendo Estambul muchos vendedores no están dispuestos a hacer demasiadas rebajas. También es cierto que, por post y experiencias pasadas que he leído en otro blogs, antes los vendedores eran muy pesados y te perseguían para intentar convencerte de que les compraras, pero cuando yo fui no me pasó nada de eso. Es cierto que mientras vas pasando por delante de las tiendas y te invitan a entrar, pero nada más.

Otra curiosidad muy divertida es que, no se como lo harán, pero por norma general sin oirte hablar siempre aciertan de donde eres, y te saludan en tu idioma… uno de mis amigos turcos me contó que, siendo la mayoría de negocios del bazar de gestión familiar, los vendedores empiezan a ir a ayudar en las tiendas con 10 o 12 años y crecen escuchando cientos de lenguas distintas cada día. Yo creo que deben desarrollar un sexto sentido o algo 🙂

Es cierto que el Gran Bazar es una visita imprescindible para todo viajero que vaya a Estambul , para conocer su historia y sus secretos, pero no para comprar.

En cambio, hay otros lugares muy cerca del bazar donde yo hice mis compras y salí muy contenta. Las calles que van del Gran Bazar hacia la zona del Bazar de las especias y algunos «han» o galerías, esconden verdaderos tesoros en su interior.

En las calles alrededor del GB los tenderetes se organizan al más puro estilo mercadillo. Hay miles de tiendas de cualquier cosa y suelen tener las ofertas puestas fuera. Yo llegué a comprar pashminas por 5 liras (1,38€), las mismas por las que en el gran bazar me pedían 45 liras (12,5)… normalmente las tiendas fuera del bazar suelen tener precios fijos en algunos artículos, pero hay que probar a regatear siempre. A veces si os lleváis varios artículos o le caéis bien al vendedor os puede hacer un descuentillo. Evidentemente si son precios tan bajos como la pashmina que cité antes, no merece la pena romperse el coco a regatear, hay que pensar que a veces es por ahorrarnos céntimos y ellos también tienen que vivir. Además de las pashminas también compré una especie de poncho/chal por 10 liras (2,70€), un pequeño Kilim tamaño felpudo para poner al lado de la cama por 5 liras. (1,38€)…

ŞARK HAN ÇARŞISI

Fuente: Youtube

Este fue uno de los sitios que más me sorprendió. Está en una de las calles que bajan del a mezquita de Suleymaniye al bazar de las especias. La entrada no es que esté super indicada, pues está rodeada de cientos de tiendas, pero una vez atraviesas el pequeño pasillo que conduce a su interior, te encuentras un mercado gigante de infinitos pisos hacia arriba y hacia abajo, con ascensor incluido…

Me llamó la atención que solo había turcos comprando, y ya se sabe, donde van los locales seguro es más barato. Hay muchas tiendas de ropa, y también de baratijas de «todo a 100» que ni para regalar, pero si buscáis con calma podéis encontrar verdaderas joyas. En uno de los pisos superiores encontré una tienda de pashminas increíble, no era muy grande pero tenían un millón de modelos, de distintos tejidos, calidades y colores. ¿Lo mejor? El precio, me llevé 4 piezas (1 de pashmina+seda, 2 pashminas y 1 de algodón fino como más tipo veraniego) por 30 liras (8€).

 

BAZAR DE LAS ESPECIAS Y ALREDEDORES

Fuente: Pixabay

Al igual que ocurre con el GB, el Bazar Egipcio o Bazar de las Especias es otro de los puntos de encuentro para turistas que quieren comprar especias, caviar, delicias turcas o té. Tengo que decir que aquí si que me sentí un poco agobiada, el bazar no es muy grande y estaba a reventar… ni siquiera pude hacer una foto o así porque pararse era imposible si no querías acabar atropellado por las estampidas humanas. Además aquí los vendedores si que son un poquito pesados.

Solo compré aquí cosas que no encontré fuera: Un mix de curry hecho a mano que no había en ningún otro puesto y un juego de vasos de té que me había pedido mi madre, los modelos que encontré en las tiendas de fuera no me convencían del todo y me pedían de 70/80 liras para arriba, iba ya con el tiempo justo y no me apetecía pararme a regatear demasiado (y es que tendríais que haberme visto, cargada con una docena de bolsas al más puro estilo Pretty Woman…). Bueno pues en una tienda dentro del bazar lo encontré por 40 Liras y encima me hizo descuento de 5 liras porque nos pusimos a hablar de España, flamenco, sangría, Barça-Real Madrid y olé olé. El resto de especias, té… lo compré en una tienda fuera del bazar, no recuerdo el nombre pero estaba bastante escondida y  era pequeñita, saliendo por la puerta que da a Eminönü había que girar a la izquierda y meterse por unas callejuelas.

Yo no compré delicias turcas porque llevaba la maleta llenísima, pero un amigo me dijo que fuera del bazar hay algunas tiendas donde las ponen muy ricas y a buen precio, y si no, podéis probar a buscar en Usküdar, un sitio del que os hablo más adelante.

AVENIDA ISTIKLAL

La Istiklâl Caddesi o «Avenida de la Independencia» en el idioma de Cervantes, es una de las calles más famosas de Estambul, por su historia y sus fotos antiguas que han inmortalizado algunas escenas como esta:

Istiklal allá por los años 30. Ha cambiado un poco, ¿Verdad? · Fuente: Facebook
Istiklal nevada en el 2002, una de las postales más bonitas de Estambul · Fuente: Pinterest

Situada en la zona nueva, que va desde el distrito de Gálata hasta la plaza Taksim. En esta calle se encuentran las principales firmas internacionales como Mango, Zara… Pero, ¿En serio creéis que os voy a decir que vayáis a hacer vuestras compras allí? No hombre, eso lo tengo en España y seguramente más barato. La gente joven de Estambul merodea por Istiklal en busca de gangas ya que en los lugares más inesperados te puedes encontrar con mercadillos y bazares. Hay que ir fijándose en los callejones que cortan la avenida principal: por lo general estos mercadillos empiezan con una tienda que hace esquina con Istiklal y se extienden hacia el interior decenas de metros. El acceso a los Hans suele estar en portales o escaleras que llevan a subterráneos, y a veces están indicadas con carteles luminosos escritos rigurosamente en turco. En estos mercados callejeros, podéis encontrar jerseys, pantalones, bufandas, sudaderas… todo por un precio entre 5 y 10 liras.

La entrada a uno de los tantos mercadillos ocultos en Istiklal

MERCADO DE ÜSKÜDAR

Fuente: http://www.uskudaristanbul.com/

En Üsküdar hay un mercado de comida donde los Estambulitas suelen ir a comprar. Venden carne, pescado fresco, verduras… pero también hay algún puesto de dulces y delicias turcas. El precio evidentemente es muy inferior al de la zona de Sultanahmet, así que yo os recomiendo que os perdáis un rato por allí y de paso disfrutáis del ambiente que se respira en este barrio.

TIENDAS Y MERCADOS EN KADIKÖY

Kadikoy fue una de las zonas que más interesantes me parecieron para hacer compras en Estambul. Frecuentada por gente joven y con negocios acorde a su público, en este distrito podréis encontrar muchas tiendas de moda alternativa, un poco al estilo de Camden en Londres, además de muchas hobby shops y tiendas de cómic. Mención especial a las tiendas de vinilos y librerías antiguas que podéis encontrar en muchos de los pasadizos y galerías subterráneas de este barrio. Eso si, como ya mencioné anteriormente en el artículo de Consejos para viajar a Estambul, en esta zona no hablan mucho inglés por lo que es conveniente que os aprendáis algunas frases básicas en turco como, «¿Cuánto cuesta?» y similares, o podéis atreveros con el lenguaje de señas.

 

Como habéis visto, hay muchísimas opciones para realizar vuestras compras, pues cada esquina en Estambul puede ser el inicio de un bazar o mercadillo. Lo que si os aconsejo es que os organicéis con tiempo ya que aunque en principio vayáis «a tiro fijo», os acabaréis perdiendo entre tiendas y callejuelas maravillados por el ambiente que se respira en Estambul, admirando escaparates que se podrían considerar verdaderas obras de arte. Y como siempre, acordaros de regatear si no queréis pagar hasta el triple del valor del producto. Espero haberos orientado en vuestra ruta al paraíso de las compras y si tenéis alguna duda, podéis preguntar en los comentarios.

Estambul: Consejos e información práctica para viajar

[av_textblock size=» font_color=» color=»]
Bienvenidos a un nuevo post de consejos e información práctica sobre destinos. Hoy os hablo Estambul, la única ciudad del mundo situada entre dos continentes que os cautivará sin que os deis cuenta. Enamoraos de sus gentes, sus mezquitas, sus caóticos mercados y bazares o su gastronomía. Dejad de lado el miedo y la inseguridad y lanzaos a conocer la ciudad más poblada de Europa.

VOLAR A ESTAMBUL

Desde los principales aeropuertos de España hay vuelos directos con las compañías Turkish Airlines y Pegasus, que llegan a los aeropuertos de Istanbul Airport (ISL) y Sabiha Gökçen respectivamente. Nosotros volamos con Pegasus, que vendría a ser la RyanAir turca, y sin duda alguna la opción más económica. Podéis leer nuestra experiencia en este post. El vuelo tiene una duración de unas 4 horas aproximadamente.

¿DÓNDE ALOJARSE?

Esta es una de las cuestiones que más opiniones dispares genera. Estambul es una ciudad inmensa, pero muy bien conectada con el transporte público. Durante mi primera visita en 2016, me alojé en la zona de Sultanahmet, pero en 2019 he elegido la zona de Kadikoy. Voy a hacer una lista explicando los motivos por los que me decantaría por un sitio u otro:

SULTANAHMET

[/av_textblock]

[av_one_full first min_height=» vertical_alignment=» space=» custom_margin=» margin=’0px’ padding=’0px’ border=» border_color=» radius=’0px’ background_color=» src=» background_position=’top left’ background_repeat=’no-repeat’ animation=» mobile_display=»]
[av_google_map height=’400px’ zoom=’16’ saturation=» hue=» zoom_control=’aviaTBzoom_control’]
[av_gmap_location address=’Binbirdirek, 34122 Fatih/Provincia de Estambul, Turquía’ city=» country=» long=’28.973968799999966′ lat=’41.0065882′ marker=» imagesize=’40’][/av_gmap_location]
[/av_google_map]
[/av_one_full]

[av_textblock size=» font_color=» color=»]
El barrio histórico y la zona más turística. La elegiría sólo si viajas pocos días (Por ejemplo, durante un circuito, o una escapada de un puente), ya que la zona no es muy grande y hay muchos puntos de interés concentrados (Santa Sofía, la Mezquita azul, el hipódromo, Yerebatan, el Palacio de Topkapi…). Si viajas más días la descartaría porque desde Asia puedes coger un ferry y plantarte allí en menos de 30 minutos, visitarla durante el día y volverte por la noche. Además al caer el sol Sultanahmet se queda totalmente muerta debido a que la mayoría de la gente ya no se aloja allí tras los atentados que hubo en la zona del hipódromo. También es una zona cómoda si uno de los propósitos principales de tu viaje es hacer compras, ya que puedes moverte fácilmente de los bazares a tu hotel para ir dejando bolsas.

TAKSIM

[/av_textblock]

[av_one_full first min_height=» vertical_alignment=» space=» custom_margin=» margin=’0px’ padding=’0px’ border=» border_color=» radius=’0px’ background_color=» src=» background_position=’top left’ background_repeat=’no-repeat’ animation=» mobile_display=»]
[av_google_map height=’400px’ zoom=’16’ saturation=» hue=» zoom_control=’aviaTBzoom_control’]
[av_gmap_location address=’Gümüşsuyu 34437 Beyoğlu/Provincia de Estambul Turquía’ city=» country=» long=’28.973968799999966′ lat=’41.0065882′ marker=» imagesize=’40’][/av_gmap_location]
[/av_google_map]
[/av_one_full]

[av_textblock size=» font_color=» color=»]
Una zona bastante moderna con un montón de tiendas y bonitas avenidas (No os podéis perder la Calle Istiklal). Es donde se concentran todas las marcas europeas e internacionales, pero si buscáis también encontraréis pequeños bazares y mercadillos con precios mucho más irrisorios que los de Sultanahmet. Suele haber bastante ambiente y está muy bien conectada: Cogiendo el funicular en la plaza se baja hasta Kabatas y de ahí se puede coger un tranvía hasta Sultanahmet o un barco hacia Kadikoy o Usküdar (Asia). En la zona de Taksim encontramos la famosa avenida Istiklal y el palacio de Dolmabahçe, además de estar a dos pasos del distrito de Galata. También podéis moveros fácilmente hacia Ortaköy o Rumelihisarı, dos sitios que recomiendo encarecidamente visitar.

KADIKÖY

[/av_textblock]

[av_one_full first min_height=» vertical_alignment=» space=» custom_margin=» margin=’0px’ padding=’0px’ border=» border_color=» radius=’0px’ background_color=» src=» background_position=’top left’ background_repeat=’no-repeat’ animation=» mobile_display=»]
[av_google_map height=’400px’ zoom=’16’ saturation=» hue=» zoom_control=’aviaTBzoom_control’]
[av_gmap_location address=’Caferağa, 34710 Kadıköy/Provincia de Estambul, Turquía’ city=» country=» long=’29.025625699999978′ lat=’40.9837196′ marker=» imagesize=’40’][/av_gmap_location]
[/av_google_map]
[/av_one_full]

[av_textblock size=» font_color=» color=»]
Situado en la zona asiática y menos turística, donde se concentra la mejor vida nocturna de Estambul. No exagero si digo que es casi lo que más me gustó de todo el viaje. Tiene un ambiente increíble, unas cafeterías y bares impresionantes decoradas con muy buen gusto y muy «indies» donde relajarse tomando un té o animarse con unas cervezas. Hay muchísimas calles peatonales llenas de tiendas y locales que abren hasta altas horas de la noche, por eso es una opción perfecta para alojaros: Si después de estar todo el día visitando la ciudad queréis uniros a alguna de las muchas fiestas que cada día se organizan por la zona, Kadikoy es vuestro distrito. Podéis cruzar a la otra orilla usando el Marmaray o el ferry, que os llevará a Sirkeci o Eminönu, Kabatas y Karaköy respectivamente. Eso si, preparaos para lucir vuestro turco básico: en casi ninguno de los bares en los que estuve hablaban inglés.

MOVERSE POR ESTAMBUL: ISTANBULKART

La Istanbulkart es una tarjeta monedero recargable que se puede utilizar en toda la red de transporte público de Estambul: metro, marmaray, tranvía, ferry, autobús, teleférico y funicular. El ahorro es considerable, pues un billete sencillo (Jeton) cuesta 4 TL, y con la Istanbulkart cada viaje te saldrá por 2,15 TL aprox. Se puede comprar en muchos sitios: Máquinas de billetes, quioscos de prensa, estaciones… la tarjeta tiene un depósito de 7 Liras que os reembolsarán si decidís devolver la tarjeta al final de vuestro viaje (O si no, podéis conservarla como yo hice, para la próxima vez…).

Cuidado con los taxis, suelen intentar timar siempre a los turistas. Lo malo ya no es que os tanguen con el precio, sino que les pidáis que os lleven a un sitio y aparezcáis dios sabe dónde. A menos que no seáis muchos viajando, siempre os compensará moveros con la Istanbulkart en transporte público. Otra opción es coger un UBER, barato y con precio fijo.

CAMBIAR DINERO EN ESTAMBUL: DE EURO A TURKISH LIRA

Cambiar dinero en Estambul es muy fácil, la ciudad está llena de casas de cambio, pero hay una regla que no falla: El mejor cambio siempre se encuentra DENTRO del Gran Bazar. En el aeropuerto el cambio es similar, pero suelen jugártela con las comisiones, así que lo mejor es que cambiéis unos pocos euros para ir tirando, comprar la Istanbulkart… hasta que podáis llegar al Gran Bazar. Desaconsejo llevar dinero cambiado desde España, vais a salir perdiendo siempre, el banco os clavará a comisiones. En los alrededores del Gran Bazar también hay un montón de casas de cambio, pero repito, el mejor está dentro. En 2019 hemos conseguido incluso mejor cambio que el cambio oficial.

SEGURIDAD EN ESTAMBUL

A pesar de ser una ciudad castigada por diversos actos terroristas en los últimos años, debo decir que yo me he sentido muy segura durante todo el viaje. Hay muchísimos controles, para entrar al metro y a los bazares, blindados y patrullas por la calle cada pocos metros y policía pidiendo la documentación a gente al azar. NOTA: En 2019 he notado la seguridad por la calle un poco menos excesiva. Como mujer viajando sola también debo decir que no he tenido ningún problema, nadie me ha mirado raro, ni me han perseguido ni acosado ni preguntado cosas raras. Los turcos son muy hospitalarios y sabiendo que ahora lo tienen difícil con el turismo, tratan muy bien al cliente. Lo mismo la gente de a pie, si te ven que estás un poco perdido siempre habrá alguien que te pregunte si necesitas ayuda para orientarte. Nadie va a intentar secuestrarte ni nada por el estilo, basta tener un poco de sentido común. No he visto gente pidiendo por la calle y tampoco me ha dado la sensación de que haya muchos ladrones o carteristas. Yo, por ejemplo, me he sentido mucho más insegura en algunas ciudades de Italia o en Barcelona mismamente.

COMPRAS EN ESTAMBUL

Estambul es un destino para irse con las maletas vacías y llenarlas allí. Ropa, bolsos, pashminas, calzado, objetos de decoración… Hay sitios muy famosos como el Gran Bazar o el Bazar de las especias (Bazar egipcio) donde muchos turistas van a comprar, pero mi recomendación es que no lo hagáis allí, hay muchos otros sitios más baratos y mucho más auténticos. Un dato importante: las compras os van a llevar mucho tiempo, yo dedicaría mínimo 1 día entero: Tenedlo en cuenta a la hora de planificar vuestro itinerario. El regateo en Estambul está a la orden del día, así que ponedlo en práctica si no queréis que os estafen. Hay que quitarse la vergüenza y echarle mucha cara. Sobre los mejores sitios donde hacer compras en Estambul hemos hablado en este post.

PRECIOS APROXIMADOS

La bajada de precios del alojamiento junto a la posición aventajada del euro respecto a la lira, hacen de Estambul un destino muy barato. Un apartamento en AirBnb o una habitación doble en un hotel de categoría media pueden costar desde unos 25-30€ por noche, con desayuno incluido en la mayor parte de los casos. Si vas a un hostel los precios se reducen aún más, en 2016 yo pagué 54€ por 6 noches con desayuno. El alcohol es una de las cosas más caras de Estambul.

Más precios:

  • Kebab: 6-7 TL
  • Botella de agua de 0,50l en la calle: 1,5 TL
  • Simit: 1 – 2 TL
  • Plato de menemen en cafetería: 7 Liras
  • Plato combinado de Kofte, ensalada, verduras, arroz y patatas en Restaurante de las Islas Príncipe: 25 TL
  • Té turco: 1-2 TL
  • Pastel o dulce típico: 4 TL
  • Lámpara Turca: 25 TL (Precio inicial medio en el Gran Bazar y algunas tiendas) – 15 TL (Precio regateado).
  • Pashmina: 35 TL (Precio inicial en el Gran Bazar), 8 TL (Precio regateado). En algunas tiendas fuera del bazar se pueden encontrar pashminas a precio fijo de entre 5 y 10 Liras.

Espero que estos consejos y recomendaciones os hayan ayudado en la planificación de vuestro viaje a la maravillosa ciudad que es Estambul. Si tenéis alguna duda o curiosidad siempre podéis preguntar en los comentarios 😉
[/av_textblock]

[av_hr class=’default’ height=’50’ shadow=’no-shadow’ position=’center’ custom_border=’av-border-thin’ custom_width=’50px’ custom_border_color=» custom_margin_top=’30px’ custom_margin_bottom=’30px’ icon_select=’yes’ custom_icon_color=» icon=’ue808′]

[av_social_share title=’Compartir esta entrada’ style=» buttons=» share_facebook=» share_twitter=» share_pinterest=» share_gplus=» share_reddit=» share_linkedin=» share_tumblr=» share_vk=» share_mail=»][/av_social_share]

[av_hr class=’default’ height=’50’ shadow=’no-shadow’ position=’center’ custom_border=’av-border-thin’ custom_width=’50px’ custom_border_color=» custom_margin_top=’30px’ custom_margin_bottom=’30px’ icon_select=’yes’ custom_icon_color=» icon=’ue808′]

[av_comments_list]