, , ,

Nos alojamos en… Riad Chams (Marrakech)

¡Muy buenas viajeros! Como cada vez que volvemos de un viaje, toca escribir una reseña sobre los alojamientos en los que hemos pernoctado, y por ello hoy toca analizar a fondo el Riad donde nos alojamos durante nuestra escapada a Marrakech, el Riad Chams. ¡Allá vamos!

El Riad Chams, es uno de esos alojamientos de ensueño tradicionales marroquíes, una gran casa construida entorno a un precioso patio central. Cuenta con tan solo 8 habitaciones, pero es este uno de los puntos fuertes del Riad, que ofrece una tranquilidad absoluta. Cada habitación lleva el nombre de una joya, siendo la Diamante la que nosotros escogimos para nuestra estancia.

El Riad se divide en 4 pisos: La planta baja donde se encuentra el patio (Y donde estaba nuestra habitación), la primera planta con un bonito balcón y la segunda y tercera planta con sus terrazas panorámicas.

 

TEST DE LA HABITACIÓN

Como mencioné anteriormente, escogimos la habitación diamante, una gran suite de 22 metros cuadrados con baño tradicional marroquí (Es la única habitación que lo tiene). La habitación está decorada con sencillez pero tiene todo lo necesario para hacer la estancia agradable. La cama es super amplia y confortable y hay unas estanterías para poner bolsas o maletas. Quizá eché en falta un armario, pero tampoco llevábamos cosas de colgar. El baño es sin duda lo mejor de todo: todo está construido en piedra con tonos turquesas y beiges, tiene una bañera gigantesca como las de los hammam, y grifos en acabados dorados.

 

EL DESAYUNO

El desayuno fue sin duda otro de los puntos fuertes del Riad. Para beber se podía escoger entre té y café (Ojo, no es café tipo espresso sino de tipo cafetera de goteo) Nosotros optamos por el té ya que en Marruecos lo preparan riquísimo. Además de lo anterior, también sirven zumo de naranja. Para comer, ambos días nos sirvieron pan reciente tostado con mantequilla y mermelada de naranja casera, un dulce tipo bizcocho y una especie de “tortitas/crepes”: El primer día fueron Msemen (o rghaif), y el segundo, Baghrirs.

Aunque no sea un formato de desayuno buffet, creedme que fue mas que suficiente para “cargar pilas” y aguantar hasta la hora de comer.

El desayuno se sirve en el patio central, pero si hace buen tiempo, podéis pedir que os lo suban a la terraza del piso superior.

 

COMIDA Y CENA TRADICIONAL MARROQUÍ

Aunque la comida y la cena no esten incluidas en el precio de la habitación, es posible comer en el Riad Chams avisando con 24h de antelación.

 

LAS TERRAZAS

El Riad Chams cuenta con dos terrazas, situadas en la segunda planta y la azotea respectivamente. Nosotros tuvimos mala suerte con el tiempo y no pudimos disfrutarlas demasiado pero, si el clima lo permite, en la azotea se suele montar un espacio de relax con sofás y mesas donde disfrutar de un te, a la sombra de una jaima.

 

EXCURSIONES

Si viajáis a Marrakech con tiempo, no como nosotros que apenas estuvimos un par de dias, el Riad Chams organiza excursiones a algunos lugares como los montes del Atlas o el desierto de Merzouga.

 

En resumen: este es uno de esos establecimientos que podríamos catalogar con las tres B (bueno, bonito, barato) La relación calidad precio, que es realmente buena (pagamos 60€ por noche en habitación doble) y una excelente ubicación, a tan solo 10 minutos andando de la plaza de Jamaa el Fna, hacen de el Riad Chams una opción perfecta ¿Lo volveríamos a elegir? ¡Sin duda! Así que tomad nota.

Y vosotros ¿os habéis alojado en algún Riad? ¿Cómo fue vuestra experiencia?

¡Hasta la próxima, viajeros!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.