,

París, la ciudad de la luz

He perdido la cuenta de cuántas veces he pronunciado la siguiente afirmación: Voy a Francia… bueno no, en realidad voy a París.

Y así es amigos, no es que tenga nada en contra de nuestros vecinos, pero es la realidad. París no es Francia, París es el mundo resumido en una única ciudad.

La capital francesa es oficialmente el destino turístico más popular del mundo, con mas de 42 millones de visitantes cada año. La arquitectura gótica nació en la región de París, siendo la basílica real de Saint-Denis la primera que se construyó en este estilo. Además, desde 1991, las Riberas del Sena son consideradas Patrimonio de la Humanidad.

Es obvia la visita a algunos de los monumentos más famosos del planeta: La catedral de Notre Dame, la Torre Eiffel, la basílica del Sacre Coeur, los Campos Elíseos o el Arco del Triunfo. Además la ciudad cuenta con más de 150 museos, siendo el Museo del Louvre, el de Orsay y el Centro Pompidou los más visitados.

Pero París cuenta con muchas más ‘obras de arte’ que no encontraréis en ningún libro: Ejemplo de ello es la librería Shakespeare & CompanyDefinirla únicamente como una librería sería quedarnos cortos, pues este establecimiento actúa también como biblioteca especializada en literatura anglosajona y como refugio para viajeros a cambio de alguna hora de trabajo en la librería.

Los jardines de Luxemburgo, aunque bastante populares, es uno de esos lugares infravalorados. No son unos jardines cualquiera, sino que nos encontramos ante una gigantesca zona verde donde grandes y pequeños encontrarán un sinfín de actividades, desde teatro, paseos en pony o burro, actuaciones musicales o clases de iniciación a la apicultura y horticultura.

Los cruceros por el Sena son una de las actividades que más atraen a los turistas. Pero no sólo se hacen travesías para admirar los monumentos situados en la ribera, sino que con el paso del tiempo los parisinos han sabido sacar el máximo partido a esta atracción: desde cruceros-degustación de Champagne hasta cenas y fiestas de lujo a bordo.

Para aquellos con estómago, una de las visitas más curiosas son las Catacumbas. Más de 300 kilómetros de túneles subterráneos que se extienden por toda la ciudad donde reposan los restos de más de 6 millones de personas. Se rumorea que incluso las puertas del infierno están ocultas en este laberinto de huesos y calaveras.

Basta acercarse al Quartier Latin para admirar el mestizaje cultural de París: Restaurantes de cocina Asiática, Italiana, Griega, Turca, Senegalesa, Mexicana, Francesa, Bavarese, India… siendo Rue Mouffetard una de las calles más famosas de esta zona. Un sinfín de locales de música en vivo, clubs de Jazz, discotecas y terrazas os esperan para animar la noche parisina. ¿Y lo mejor de todo? La conveniencia de los precios. Una comida/cena generalmente va desde los 5€ hasta los 15€/20€ por persona. Una cerveza sobre los 6€ y un cocktail 12€, pero en casi todos los locales suele haber Happy Hour durante algunas horas y el precio se reduce a la mitad. ¿Quién dijo que París fuera solo para bolsillos privilegiados?

A pesar de que en general, los precios del alojamiento son algo superior a la media europea, es posible encontrar algunas ofertas. A veces basta salir un poco del centro, París cuenta con una estupenda red de comunicaciones y el tránsito se hace muy sencillo.

Y si tienes tiempo… puedes combinar tu visita a la capital francesa con el parque temático que cada año atrae miles de personas de todas las edades: Disneyland París, distante sólo 35 minutos de la ciudad tomando el tren RER regional.

¿Hemos conseguido convencerte? Bon Voyage!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.