,

Excursión a Carcassonne en 1 día

Durante nuestro viaje de 3 días a Toulouse y alrededores, decidimos aprovechar para acercarnos a conocer la que es considerada una de las ciudades más bonitas de Francia, Carcassonne.

Esta ciudad se puede visitar cómodamente si estáis alojados en Toulouse ya que dista tan solo 1 hora de tren (TER/TGV/INTERCITY). El precio del billete si lo compráis con antelación es de unos 20€ ida y vuelta. También hay trenes regionales más lentos, pero no es posible adquirir los billetes online, únicamente se pueden comprar en la estación. Aún así, nosotros recomendamos viajar en uno de los trenes de alta velocidad. A continuación os contamos qué ver en Carcassonne si hacéis una excursión de 1 día.

 

QUÉ VER EN CARCASSONNE

LA CIUDADELA VIEJA

La ciudadela medieval es sin duda alguna la joya de la corona y el motivo por el que la mayoria de los turistas van a Carcassonne. Fue declarada Patrimonio de la humanidad en el año 1997.

A simple vista puede parecer pequeña y la mayoría de turistas solo suelen hacer excursiones de medio día, pero os aseguro que, si hacéis como nosotros y os perdéis en mil rincones, pueden pasar las horas sin que os enteréis (Nosotros estuvimos unas 10 horas en Carcassonne). Ante todo os recomendamos que lleguéis a primera hora de la mañana para evitar el desembarco masivo de autobuses de grupos organizados y así poder disfrutar de la ciudadela con tranquilidad.

EL CASTILLO

 

El Castillo de Carcassonne es una impresionante fortaleza que servía para defender la ciudad de los múltiples asedios e invasiones de la época, además de proteger las numerosas rutas comerciales. De hecho, el castillo se encuentra dentro de la muralla que rodea toda la ciudad, y cuenta con numerosas atalayas que actuaban como torres de vigilancia. Además, cuenta con una capilla, varias galerías de madera desde donde atacaban a los enemigos y varios patios.

La visita suele llevar un par de horas. Al principio del recorrido ponen un video explicativo sobre la historia y restauración del castillo muy interesante y que os ayudará a comprender un poco mejor el recorrido propuesto.

Existen visitas guiadas en varios idiomas, pero también se puede adquirir una audioguía. Aún así en las distintas estancias hay paneles explicativos.

El precio de las entradas es de 9€ (Tarifa entera), 7€ (Tarifa reducida) o GRATIS como fue en nuestro caso por ser menores de 25 años residentes en la UE. El primer domingo de cada mes también se puede acceder gratuitamente siguiendo la norma de muchos museos.

Recomendable ir a primera hora de la mañana, ya que al ser uno de los principales reclamos turísticos de la ciudad, se llena.

 

BASÍLICA DE SAINT-NAZAIRE

La que fue la catedral de Carcassonne hasta el año 1801 (Actualmente, lo es la Catedral de San Miguel) se empezó a construir en el Siglo XII siguiendo el estilo románico. Sin embargo, también se pueden encontrar varios elementos góticos debido a las remodelaciones que se realizaron en toda la ciudad. Destacan sus impresionantes vidrieras y sus dos rosetones.

La entrada es gratuita y el horario de apertura es de 8.00 a 20.00h

 

Museo de la caballería

La Maison de la Chevalerie es la casa de un caballero de la época reformada y reconvertida en museo, donde se exponen trajes y armaduras, armas, mobiliario original, tapices y muchas cosas más. Lo divertido de este museo es que cuenta también con varios juegos típicos de la época, así como con una serie de enigmas que tendréis que ir resolviendo a lo largo del recorrido. Por momentos nos daba la impresión de estar más en una Escape Room que en un museo. También podéis practicar vuestras habilidades de tiro con unas mini ballestas. Tiene dos plantas y en la de arriba hay un video explicativo sobre los mecanismos de las armas de asedio.

La entrada cuesta 6€ (5€ si sois estudiantes), quizá parezca algo caro para lo pequeño que es el museo, pero a nosotros nos gustó mucho y creemos que merece la pena. El horario es de 9.30h a 21.00h

 

Torneo medieval de caballeros

Si tenéis la suerte de visitar Carcassonne entre el 3 de Julio y el 28 de Agosto estáis de enhorabuena, pues podréis asistir a una representación teatral que recuerda los duelos entre caballeros de la época. El espectáculo recrea un ataque a la ciudad de Carcassonne por parte de tropas enemigas y los esfuerzos del pueblo por defenderlo. La obra se desarrolla completamente en Francés, pero la verdad es que el idioma no fue impedimento para que lo disfrutáramos, tiene una duración de 1 hora y el precio de la entrada es de 12€ (6€ para los niños). Hay dos funciones diarias a las 15.00h y a las 16.45h.

 

LA CIUDAD NUEVA

Lo queráis o no, tendréis que pasar por la ciudad nueva si llegáis a Carcassonne en tren, ya que el camino hacia la ciudadela vieja pasa por las principales calles comerciales. La mayoría de los turistas suelen ir directamente al castillo sin prestar demasiada atención a la ciudad nueva, pero merece la pena pasear con calma e ir entrando en los distintos negocios de artesanía, dulces…

En la ciudad nueva también se encuentra la oficina de turismo, donde podéis pedir información sobre actividades en la ciudad o pases especiales que incluyen varias entradas a las atracciones turísticas.

Una de las tiendas que más nos gustó fue ‘Le Comptoir de Mathilde‘, donde nos dieron a probar varios tipos de chocolate y dulces, además de licores artesanales deliciosos. Acabamos comprando un par de tabletas de chocolate a 4€ cada una.

Tampoco podéis perder la oportunidad de visitar el mercado de la Plaza Carnot, donde suelen vender productos típicos de la región además de frutas y verduras frescas. En la plaza hay un supermercado Carrefour por si necesitarais comprar algo.

Desde la estación de tren hasta la ciudadela medieval hay unos 30 minutos de camino (Según Google Maps, yo os puedo asegurar que si cogéis el camino panorámico, entre las vistas y la cuesta que hay, tardaréis un rato más 😂).

 

DONDE COMER Y TOMAR ALGO EN CARCASSONNE

Comer en la ciudadela medieval de Carcassonne puede ser algo costoso, como sucede en la mayoría de ciudades turísticas. El plato típico es el Cassoulet, un guiso de alubias y carne, pero debido a que hacía bastante calor decidimos pasar de el.

La gran mayoría de restaurantes suelen servir platos de pasta, ensalada, carne con patatas… cosas bastante típicas. No tenían mala pinta, pero los precios eran bastante elevados y las terrazas estaban tan a reventar que llegaba a ser agobiante.

Nosotros buscamos la alternativa low cost y acabamos comiendo en “Le Chaudron Cathare“, un sitio que a simple vista puede parecer algo cutre, pero que dentro tiene un bonito patio con terraza. Solo sirven bocadillos fríos (Tipo vegetal, de jamón y queso…), calientes (con carne tipo kebab, pollo, jamón con tomate…) y sándwiches de queso al grill. También tienen helados, crepes y gofres. Algunas veces tienen quiches. Nosotros pedimos dos bocadillos de kebab, un gofre con nutella y plátano y un par de bebidas y la cuenta fue de unos 11€.

Otro sitio bastante bueno para parar a comer es la ciudad nueva, donde todo es más barato, aunque solo es conveniente si estáis de paso a la ida o a la vuelta, ya que bajar desde la ciudadela medieval solo para comer puede ser bastante fastidioso.

Durante el camino de vuelta paramos a comer unas crepes por 2€ en un puesto junto al pórtico de los Jacobinos, al lado de la Plaza del General De Gaulle.

 

Como veis, Carcassonne es una ciudad que tiene mucho que ver, no solo en la ciudadela medieval. Quizá esté un poco masificada por tanto turismo, y a ratos puede dar la sensación de estar en un parque temático, pero aún quedan algunos rincones que hacen que merezca la pena visitar esta ciudad. ¿Habéis estado en Carcassonne?¿Qué impresión os dio la ciudad? ¡Nos leemos en los comentarios!

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.