Entradas

,

Helsinki, capital del diseño

Helsinki, ayuntamiento

Si te gusta el diseño y el turismo sostenible estás de suerte: Finlandia es tu destino ideal. Pero, ¿Cómo ver el máximo en el menor tiempo posible? ¡Hoy nos escapamos a Helsinki!

La ciudad finlandesa fue declarada capital mundial del diseño en los años 2012 y 2013. La ‘moda’ del Eco-turismo lleva décadas instaurada en el país, por lo que los finlandeses consideran esta idea como un estilo de vida, y no como una simple tendencia. Esto también se aplica en el ámbito del diseño: el diseño sostenible es ecológico y ético.

La ‘Nordic Swan’ es la etiqueta ecológica de reconocimiento de sostenibilidad usada en los países nórdicos, y ha sido otorgada a unos 40 hoteles en Finlandia, 3 de ellos situados en Helsinki.

Como lugares destacables no podemos olvidarnos de: La Catedral (Seguramente le edificio más visitado de toda la ciudad), Kauppatori (La Plaza del mercado), la catedral Uspenski (De estilo Ortodoxo), el monumento dedicado a Jean Sibelius, la iglesia de San Juan, el Teatro nacional… y muchos más.

El diseño se ha instaurado tanto en la cultura finlandesa que en Helsinki ha dedicado un distrito exclusivamente a ello, que se encuentra a sólo 15 minutos a pie de la estación central de tren. Se creó en el año 2005, y es punto de encuentro de comerciantes y emprendedores: Desde tiendas de interiorismo, moda y joyerías, hasta galerías de arte y agencias de diseño y publicidad. La pegatina redonda blanca y negra en la entrada de tiendas y negocios indica que son miembros de la comunidad de diseñadores.

Durante todo el año, el distrito del diseño aloja una infinidad de eventos: música en vivo, mercados, tiendas que permanecen abiertas durante la noche…

Como curiosidad, existe una tienda de ropa ‘prestada’, como si fuera una biblioteca de ropa y accesorios.

Una tercera parte de Helsinki corresponde a parques y espacios verdes. El más famoso quizás sea Kaivopuisto, situado a orillas del mar; en su puerto deportivo hay numerosas terrazas donde poder disfrutar de una bebida con vistas a los islotes frente a la costa. La arquitectura de la ciudad está influenciada por el clasicismo y caracterizada por el Art Noveau.

¿Una visita imprescindible? El bar Ateljee, en la planta superior del restaurante Torni, un espectacular punto panorámico desde donde se puede observar toda al ciudad.

Helsinki, además de la ciudad, se extiende por un archipiélago formado por más de 300 islas. La fortaleza de Suomenlinna es considerada Patrimonio de la humanidad por la UNESCO y se puede llegar en tan solo 15 minutos de ferry desde la Plaza del mercado.

La vida nocturna en Helsinki es muy animada, la ciudad cuenta con un montón de pubs y discotecas. La música en vivo es muy apreciada y los karaokes un ingrediente fundamental del concepto de diversión de los finlandeses. Ojo porque en algunos locales el requisito de edad para entrar es de 20, 22 o hasta 24 años, por lo que es conveniente llevar encima siempre un documento identificativo.

Para todos aquellos que vayan a visitar la Región de los lagos, Helsinki puede ser un buen punto de partida. Todos los vuelos hacen escala este aeropuerto, por lo que ‘perder’ un par de días en visitar la ciudad puede ser una óptima idea. Después, bastará tomar un tren de alta velocidad que en unas 3 horas nos dejará en el centro de Joensuu o un vuelo interno.

Lejos de la imagen que muchas veces se tiene de ésta ciudad, os puedo asegurar que está llena de vida y que mis amigos finlandeses son gente de lo más divertida y especial.