Entradas

,

Compras en Estambul: La guía definitiva para no perderte nada

Estambul, ese paraíso de las compras famoso en todo el mundo. ¿Quién no conoce el Gran Bazar? ¿Y el bazar de las especias? Pero hay muchos otros sitios en la antigua Constantinopla donde poder comprar artículos de todo tipo a un precio bastante inferior del de los lugares más famosos y concurridos. Vamos a hacer un repaso de los principales templos de las compras.

 

GRAN BAZAR Y ALREDEDORES

Fuente: Pixabay

Debido a su historia y popularidad (Y es que estamos hablando de uno de los más grandes y antiguos del mundo) el Gran Bazar es elegido por muchos como lugar donde realizar compras de todo tipo: Pashminas, lámparas, babuchas, ropa, bolsos de imitación… sobre todo si no se dispone de mucho tiempo (Por ejemplo una escala de crucero), ya que todos los comercios están concentrados en este mercado cubierto. Sin embargo, no es el mejor sitio para conseguir el mejor precio. El regateo es duro y ante la crisis turística que está sufriendo Estambul muchos vendedores no están dispuestos a hacer demasiadas rebajas. También es cierto que, por post y experiencias pasadas que he leído en otro blogs, antes los vendedores eran muy pesados y te perseguían para intentar convencerte de que les compraras, pero cuando yo fui no me pasó nada de eso. Es cierto que mientras vas pasando por delante de las tiendas y te invitan a entrar, pero nada más.

Otra curiosidad muy divertida es que, no se como lo harán, pero por norma general sin oirte hablar siempre aciertan de donde eres, y te saludan en tu idioma… uno de mis amigos turcos me contó que, siendo la mayoría de negocios del bazar de gestión familiar, los vendedores empiezan a ir a ayudar en las tiendas con 10 o 12 años y crecen escuchando cientos de lenguas distintas cada día. Yo creo que deben desarrollar un sexto sentido o algo 🙂

Es cierto que el Gran Bazar es una visita imprescindible para todo viajero que vaya a Estambul , para conocer su historia y sus secretos, pero no para comprar.

En cambio, hay otros lugares muy cerca del bazar donde yo hice mis compras y salí muy contenta. Las calles que van del Gran Bazar hacia la zona del Bazar de las especias y algunos “han” o galerías, esconden verdaderos tesoros en su interior.

En las calles alrededor del GB los tenderetes se organizan al más puro estilo mercadillo. Hay miles de tiendas de cualquier cosa y suelen tener las ofertas puestas fuera. Yo llegué a comprar pashminas por 5 liras (1,38€), las mismas por las que en el gran bazar me pedían 45 liras (12,5)… normalmente las tiendas fuera del bazar suelen tener precios fijos en algunos artículos, pero hay que probar a regatear siempre. A veces si os lleváis varios artículos o le caéis bien al vendedor os puede hacer un descuentillo. Evidentemente si son precios tan bajos como la pashmina que cité antes, no merece la pena romperse el coco a regatear, hay que pensar que a veces es por ahorrarnos céntimos y ellos también tienen que vivir. Además de las pashminas también compré una especie de poncho/chal por 10 liras (2,70€), un pequeño Kilim tamaño felpudo para poner al lado de la cama por 5 liras. (1,38€)…

ŞARK HAN ÇARŞISI

Fuente: Youtube

Este fue uno de los sitios que más me sorprendió. Está en una de las calles que bajan del a mezquita de Suleymaniye al bazar de las especias. La entrada no es que esté super indicada, pues está rodeada de cientos de tiendas, pero una vez atraviesas el pequeño pasillo que conduce a su interior, te encuentras un mercado gigante de infinitos pisos hacia arriba y hacia abajo, con ascensor incluido…

Me llamó la atención que solo había turcos comprando, y ya se sabe, donde van los locales seguro es más barato. Hay muchas tiendas de ropa, y también de baratijas de “todo a 100” que ni para regalar, pero si buscáis con calma podéis encontrar verdaderas joyas. En uno de los pisos superiores encontré una tienda de pashminas increíble, no era muy grande pero tenían un millón de modelos, de distintos tejidos, calidades y colores. ¿Lo mejor? El precio, me llevé 4 piezas (1 de pashmina+seda, 2 pashminas y 1 de algodón fino como más tipo veraniego) por 30 liras (8€).

 

BAZAR DE LAS ESPECIAS Y ALREDEDORES

Fuente: Pixabay

Al igual que ocurre con el GB, el Bazar Egipcio o Bazar de las Especias es otro de los puntos de encuentro para turistas que quieren comprar especias, caviar, delicias turcas o té. Tengo que decir que aquí si que me sentí un poco agobiada, el bazar no es muy grande y estaba a reventar… ni siquiera pude hacer una foto o así porque pararse era imposible si no querías acabar atropellado por las estampidas humanas. Además aquí los vendedores si que son un poquito pesados.

Solo compré aquí cosas que no encontré fuera: Un mix de curry hecho a mano que no había en ningún otro puesto y un juego de vasos de té que me había pedido mi madre, los modelos que encontré en las tiendas de fuera no me convencían del todo y me pedían de 70/80 liras para arriba, iba ya con el tiempo justo y no me apetecía pararme a regatear demasiado (y es que tendríais que haberme visto, cargada con una docena de bolsas al más puro estilo Pretty Woman…). Bueno pues en una tienda dentro del bazar lo encontré por 40 Liras y encima me hizo descuento de 5 liras porque nos pusimos a hablar de España, flamenco, sangría, Barça-Real Madrid y olé olé. El resto de especias, té… lo compré en una tienda fuera del bazar, no recuerdo el nombre pero estaba bastante escondida y  era pequeñita, saliendo por la puerta que da a Eminönü había que girar a la izquierda y meterse por unas callejuelas.

Yo no compré delicias turcas porque llevaba la maleta llenísima, pero un amigo me dijo que fuera del bazar hay algunas tiendas donde las ponen muy ricas y a buen precio, y si no, podéis probar a buscar en Usküdar, un sitio del que os hablo más adelante.

AVENIDA ISTIKLAL

La Istiklâl Caddesi o “Avenida de la Independencia” en el idioma de Cervantes, es una de las calles más famosas de Estambul, por su historia y sus fotos antiguas que han inmortalizado algunas escenas como esta:

Istiklal allá por los años 30. Ha cambiado un poco, ¿Verdad? · Fuente: Facebook

Istiklal nevada en el 2002, una de las postales más bonitas de Estambul · Fuente: Pinterest

Situada en la zona nueva, que va desde el distrito de Gálata hasta la plaza Taksim. En esta calle se encuentran las principales firmas internacionales como Mango, Zara… Pero, ¿En serio creéis que os voy a decir que vayáis a hacer vuestras compras allí? No hombre, eso lo tengo en España y seguramente más barato. La gente joven de Estambul merodea por Istiklal en busca de gangas ya que en los lugares más inesperados te puedes encontrar con mercadillos y bazares. Hay que ir fijándose en los callejones que cortan la avenida principal: por lo general estos mercadillos empiezan con una tienda que hace esquina con Istiklal y se extienden hacia el interior decenas de metros. El acceso a los Hans suele estar en portales o escaleras que llevan a subterráneos, y a veces están indicadas con carteles luminosos escritos rigurosamente en turco. En estos mercados callejeros, podéis encontrar jerseys, pantalones, bufandas, sudaderas… todo por un precio entre 5 y 10 liras.

La entrada a uno de los tantos mercadillos ocultos en Istiklal

MERCADO DE ÜSKÜDAR

Fuente: http://www.uskudaristanbul.com/

En Üsküdar hay un mercado de comida donde los Estambulitas suelen ir a comprar. Venden carne, pescado fresco, verduras… pero también hay algún puesto de dulces y delicias turcas. El precio evidentemente es muy inferior al de la zona de Sultanahmet, así que yo os recomiendo que os perdáis un rato por allí y de paso disfrutáis del ambiente que se respira en este barrio.

TIENDAS Y MERCADOS EN KADIKÖY

Kadikoy fue una de las zonas que más interesantes me parecieron para hacer compras en Estambul. Frecuentada por gente joven y con negocios acorde a su público, en este distrito podréis encontrar muchas tiendas de moda alternativa, un poco al estilo de Camden en Londres, además de muchas hobby shops y tiendas de cómic. Mención especial a las tiendas de vinilos y librerías antiguas que podéis encontrar en muchos de los pasadizos y galerías subterráneas de este barrio. Eso si, como ya mencioné anteriormente en el artículo de Consejos para viajar a Estambul, en esta zona no hablan mucho inglés por lo que es conveniente que os aprendáis algunas frases básicas en turco como, “¿Cuánto cuesta?” y similares, o podéis atreveros con el lenguaje de señas.

 

Como habéis visto, hay muchísimas opciones para realizar vuestras compras, pues cada esquina en Estambul puede ser el inicio de un bazar o mercadillo. Lo que si os aconsejo es que os organicéis con tiempo ya que aunque en principio vayáis “a tiro fijo”, os acabaréis perdiendo entre tiendas y callejuelas maravillados por el ambiente que se respira en Estambul, admirando escaparates que se podrían considerar verdaderas obras de arte. Y como siempre, acordaros de regatear si no queréis pagar hasta el triple del valor del producto. Espero haberos orientado en vuestra ruta al paraíso de las compras y si tenéis alguna duda, podéis preguntar en los comentarios.

,

Cómo ir del aeropuerto de Sabiha Gökçen al centro de Estambul

¡Hola a todos! Como ya anuncié por mis redes sociales, he estado por Estambul y acabo de volver cargada de información fresca. En esta ocasión os cuento cómo fue mi experiencia volando con Pegasus Airlines y la mejor forma para ir del aeropuerto de Sabiha Gökçen a los principales distritos del centro de Estambul.

 

VOLAR CON PEGASUS AIRLINES

www.flypgs.com

Se podría decir que Pegasus es la RyanAir turca. Decidí volar con ellos porque encontré billetes de oferta (30€ con equipaje facturado) y si hubiera volado con Turkish me habría salido mucho más caro. El único “inconveniente” es que Pegasus vuela al aeropuerto secundario de Estambul, Sabiha Gökçen, situado en la parte asiática (Cosa que puede ser una ventaja si decidís alojaros allí). La tarifa que yo compré fue la “Essentials”, que incluye el billete y un bulto facturado de 20 kilos. Hay otras tarifas más caras que además permiten la selección de asientos, la elección de la comida para el vuelo o la posibilidad de cambiar los billetes.

Si haces el check-in online encontrarás unos mostradores donde dejar tu equipaje para facturarlo, sin tener que esperar.

Salimos con un pequeño retraso de Bolonia por la niebla y el mal tiempo sobre las 15.00 y aterrizamos en Estambul sobre las 20.00 (Hora local).

Tengo que decir que en mi caso tuve un vuelo muy agradable, facturé una mochila que llegó sana y salva a su destino ( Me la metieron en una bolsa de plástico para que no se manchara/rozara) y también llevé una bolsa de viaje como equipaje de mano. Además de una maleta, Pegasus permite también llevar un bolso de mujer, una bolsa de cámara de fotos o una bolsa de ordenador portátil y una bolsa de compras del Duty Free.

 

VISADO Y CONTROL DE PASAPORTES

Cuando llegas a Sabiha Göçken hay que pasar un control de pasaportes en el que te pedirán el Visado (Que hay que sacar previamente por internet y cuesta 20€ aproximadamente. También se puede hacer el Visa On Arrival, hay una ventanilla al lado de las cabinas de los pasaportes, pero es más caro, te llevará mucho más tiempo y además no estoy totalmente segura de que sea aplicable a ciudadanos con pasaporte español). Hay unas colas para turistas y otras para ciudadanos turcos. Dentro de las de turistas, hay unas cabinas solo para aquellos que tienen el E-Visa o Visado electrónico. El control es una lotería, ya que puede ir rapidillo, o os puede pasar como a mi, que me tiré 1 hora y media para salir… creo que cuando llegué a la cinta de recogida de equipajes mi mochila estaba ya mareada de dar tantas vueltas.

 

CAMBIO DE MONEDA

A pesar de que nunca es recomendable cambiar dinero en el aeropuerto, cuando yo fui el cambio era prácticamente igual que en el centro de la ciudad (3.60 frente a 3.65). Justo enfrente  de las cintas de recogida de equipaje hay una oficina de cambio sin comisión donde podéis cambiar unos cuantos euros para ir tirando (El resto cambiad siempre dentro del Gran Bazar, es donde encontraréis mejor cambio).

 

COMO IR DESDE SABIHA GÖKÇEN AL CENTRO DE ESTAMBUL

 

Hay varias opciones para ir del aeropuerto de Sabiha Gökçen al centro de la ciudad, dependiendo de si os alojáis en la parte europea o asiática. Yo voy a enumerar las 3 que me parecen más interesantes y económicas:

Transfer privado: Son minibuses o furgonetas que recogen a un grupo de viajeros y te llevan hasta la puerta de tu hotel. Cuesta 15€ y es una buena opción si llegáis tarde. El único inconveniente es que depende de la hora podéis pillar bastante tráfico en la zona asiática para cruzar a la europea, por lo que el trayecto se puede alargar bastante.

Autobús de línea: Los números E-10 (No confundir con 10E) y E-11 os llevarán hasta la terminal de ferrys de Kadıköy. Con la Istanbulkart, que podéis sacar al salir del aeropuerto en unas máquinas, os costará sobre unas 4 liras.

Autobús Havataş: Hay uno cada media hora y cuesta 10 liras (2,70€), que os llevará hasta la terminal de ferrys de Kadıköy o hasta la plaza Taksim.

Si vuestro hotel está en la zona de Sultanahmet, cuando lleguéis a Kadıköy tenéis varias opciones para cruzar el Bósforo:

-Podéis coger un ferry hasta Eminönü (Puente de Galata). El trayecto dura 30 minutos.

-Podéis coger el metro en Kadıköy hasta Ayrılık çeşmesi y hacer transbordo para coger la línea del Marmaray hasta Sirkeci.

Si llegáis a Taksim con el autobús Havatas:

-La opción más rápida es coger el funicular para bajar a Kabatas y ahí coger el tranvía que os dejará en Sultanahmet (O en la parada que más cerca quede de vuestro hotel) Tened en cuenta que en algunos casos igual tenéis que hacer transbordo en Sirkeci o Topkapi -ojo que aunque el nombre sea ese no tiene nada que ver con el palacio, la parada del palacio de Topkapi se llama Gülhane.

 

Como habéis visto, ir al centro de Estambul desde Sabiha Gökçen es muy sencillo aunque al principio pueda parecer algo lioso debido a los transbordos. Yo contraté el transfer privado pero si ahora volviera utilizaría el transporte público sin duda alguna. Espero haber podido ayudaros en caso de que estéis pensando en viajar a Estambul.

 

9+1 sueños viajeros que quiero cumplir antes de morir.

¡Hola! Hoy os traigo un post un poco más personal de lo que es habitual en mi. Me doy cuenta de que cada vez mi lista de destinos pendientes se va alargando más y más, y países o sitios que hace algunos años no me decían nada ahora, ahora forman parte de mi “top”. Además, en los últimos meses y desde que empecé con el blog, he descubierto que algunos lugares a los que antes no hubiese viajado ni loca (Probablemente, por prejuicios, cosas que me habían metido en la cabeza, o qué se yo), los visitaría mañana mismo si pudiera. No es un ranking porque para ser sincera, me daría igual dónde ir si mañana me suben a un avión con los ojos vendados… todos los destinos me gustan y se que en algún momento llegarán. Vamos allá con mi selección de 9+1 sueños viajeros que quiero cumplir antes de morir.

 

1.JAPÓN

Pero si tuviera que encabezar la lista lo tengo bien claro. Japón ha sido, desde siempre, mi mayor sueño viajero. Creo que llevo dando la lata a mis padres desde que tengo uso de memoria… Crecí con las series de anime y los videojuegos, he practicado Kendo durante unos años y he estudiado por mi cuenta la historia de las Geishas y el Ikebana. ¿Y qué decir de la gastronomía Japonesa? ¡Mi preferida absolutamente! Quizá el año que viene, en primavera, tenga la suerte de viajar al país del sol naciente…

2.PRAGA

Desde hace algún tiempo me fascina esta ciudad medieval. No se por qué tenía la idea errónea de que es carísima y por ello la descarté rápidamente… hasta que empecé a leer varios blogs de viajes y ¡Me di cuenta de lo equivocada que estaba! Frecuentada por mochileros y aventureros de todo el mundo, Praga ha hecho un hueco en mi lista para quedarse, y más tras volver de mi visita a Budapest, donde conocí a dos chicos turcos (De los que hablaré más adelante) que han estado en Praga y me contaron un montón de cosas. Tengo la suerte de tener vuelos muy baratos desde aquí, así que tarde o temprano, cae.

3.FIORDOS 

Los de Finlandia, de agua dulce, al contrario de los vecinos noruegos, que son de agua salada. En cualquier caso ninguno de los dos me disgustan, más bien todo lo contrario. Claro que aquí entra en juego el factor económico… los países nórdicos son bastante caros, así que por el momento tengo la idea un poco apartada, pero todo se andará. Me encantaría un viaje en barco… pequeñito, algún barquito de pescadores o algo así, nada de cruceros que a mi parecer solo arruinan el paisaje.

4.DUBROVNIK Y MOSTAR

Vale, en realidad son dos destinos, pero es que lo tengo planeado como viaje conjunto. Dubrovnik siempre me ha llamado la atención, y más aún cuando empecé a verla prácticamente cada semana en Juego de Tronos 😛 Lo de Mostar fué un poco más curioso. Yo llevaba meses viendo la foto del puñetero puente y siempre me preguntaba donde estaría… hasta que un día me topé de casualidad con un artículo de Héctor de “Mi Baúl De Blogs”, donde precisamente hacía un viaje a Croacia y Bosnia. Cuando vi donde estaba no dudé un segundo y me guardé la ruta.

5.ESTAMBUL Y CAPADOCIA

Otro de mis “must”. Estambul, la ciudad a caballo entre Europa y Asia, con sus grandes contrastes, sus bazares y su gente. Ahora, tengo la oportunidad de viajar (Si todo va bien, en Diciembre… todo depende de como evolucione la situación en Turquía) gracias a que como mencioné anteriormente, durante mi viaje a Budapest conocí dos chicos que me prometieron ser mis guías si decidía visitar la antigua capital del imperio otomano. Al final decidí hacerme un auto regalo de cumpleaños y, lo dicho, si todo va bien, estaré por allí en Diciembre. La Capadocia la reservo para una segunda visita, y me encantaría hacer una “turistada”: una excursión en globo.

6.VIETNAM

Un país que hasta no hace demasiado, era un gran desconocido para mi. Empecé a “cogerle el gusto” cuando empecé a leer varios blogs de viajes por el sudeste asiático: Países como Tailandia, Indonesia o Camboya me sorprendieron, pero Vietnam tenía “algo más”. No sabría explicarlo, pero cuando vi las fotos de los campos de arroz, o de algunos sitios como Sa Pa, Hoi An (Una pequeña ciudad situada en la costa) o Hue (Antigua capital del país, declarada Patrimonio de la Humanidad)… supe que si alguna vez viajaba al sudeste asiático, mi primera parada sería Vietnam. Además, el bajo coste de la vida, lo hace más atractivo aún (Vuelos aparte, donde es cuestión de suerte/ofertas). Toda una aventura que vivir como mochilera.

7. ARMENIA

Armenia es uno de esos países que aún no se ha masificado por el turismo, y en las zonas rurales se pueden encontrar verdaderas joyas, sitios arqueológicos, monasterios e iglesias varios. Mi curiosidad por Armenia llegó cuando abrí el blog. Confieso que hasta entonces no me había interesado lo más mínimo, pero desde que entré en la blogosfera empecé a descubrir a través de otros viajeros, destinos que ahora están entre mis favoritos. Estoy segura de que los valles y los paisajes del Cáucaso, no se me escaparán.

8. EL MAR MUERTO

¿Sorprendidos? No es un destino muy convencional, pero yo lo encuentro una auténtica maravilla. Jordania está lleno de rincones increíbles, desde Petra hasta su capital Amman, pasando obviamente por el Mar Muerto.

 

9. ISLANDIA

La tierra de hielo y fuego, se ha convertido sin duda en la sensación del momentos. ¡Todos quieren ir a Islandia! Pero es que, ¿Quién no querría con esos paisajes? El único problemilla, de nuevo, el precio… Islandia es cara, queramos o no aceptarlo. Es cierto que podemos intentar reducir costes, pero aún los precios son muuucho mas elevados que a los que yo al menos, estoy acostumbrada. Pero todo se andará, igual mañana me toca la lotería xD. Me encantaría hacer un viaje por carretera, quizá en autocaravana, y complementarlo con rutas de trekking y alguna excursión a buscar auroras boreales.

 

Bonus +1: Acabamos el artículo con el que probablemente sea el destino más inesperado, y que en las últimas semanas, tras leer decenas de blogs, me ha sorprendido mucho:

10. IRÁN

Pues si, ¿A que no os lo esperabais? Si hace años me hablan de ir a Irán probablemente hubiese respondido… ¿Queeee? ¡Ni loca, vamos, me secuestran o algo! No se por qué tenía una idea tan equivocada, probablemente fuera la ingenuidad. La antigua Persia tiene mucho que enseñarnos, y todos los viajeros a los que leo o conozco coinciden en algo: La hospitalidad de los Iraníes no tiene límite, ya que por desgracia, no teniendo la oportunidad de viajar (Por problemas con los visados), tienen que “conformarse” con intercambiar experiencias con turistas extranjeros. Es por ello que el Couchsurfing es una práctica muy extendida, e incluso la gente te parará por la calle invitándote a tomar un té u ofreciendo hospitalidad a cambio de contarles nuestras aventuras en el mundo. Además, tengo dos amigas Iraníes, por lo que en algún momento me tocará ir a verlas, ya que nuestro encuentro en Finlandia el año pasado se arruinó porque les denegaron el visado.

¿Sorprendidos de mi selección? ¿Habéis visitado alguno de estos países? ¿Pensáis que estoy loca por omitir alguno de los grandes clásicos (Ej. Nueva York)?

Por supuesto, esta es solo una pequeñísima selección, podría completar la lista con algunas ciudades como Tallinn, Plovdiv, La Havana vieja… o algunos famosos viajes como el Transiberiano/Transmongoliano, algunas de las maravillas del mundo como el Taj Majal, Petra o la Gran Muralla China… Si después de leer, tú también piensas que me va a tener que tocar la lotería para visitar todo esto, compártelo 😉