Entradas

Cosas que hacer en el Bierzo: 5 experiencias únicas

Hay muchas cosas que ver y hacer en el Bierzo. Si ya leíste nuestro post con la ruta para 3 o 4 días, te habrás dado cuenta de ello. Pero hay algunas visitas y actividades que te recomendamos, 5 experiencias únicas, para disfrutar a tope del Bierzo.

1# Visitar una mina de oro

Nos referimos por supuesto a Las Médulas, la mayor mina de oro a cielo abierto de la época romana. Para conocer como la explotación aurífera convirtió este paraje en lo que es hoy en día, os recomendamos reservar una visita guiada:

Teléfono para reservas 987 42 07 08/ 619 258 355 o por email (medulas@ccbierzo.com)

Nuestra guía, Sonia, hizo de esta visita una experiencia estupenda y divertida ¿Quedará oro en estas montañas? Solo al final de la misma lo descubriréis.

Desde el Centro de recepción de visitantes, en el pueblo de las Médulas, por la senda de las Valiñas (nivel principiantes) llegaréis hasta La Encantada y La Cuevona. El recorrido, circular, de unos 3 km entre ida y vuelta, transcurre por el interior de la mina pero, al ser una explotación a cielo abierto, es un paseo entre los castaños centenarios y el paisaje laberíntico de color rojo. Vuestra guía os ayudará a interpretar el paraje y los restos que han quedado (tipo de yacimiento, infraestructura hidráulica, mano de obra, etc)

 

Cataños centenarios en Las Médulas

 

Las Médulas son el resultado de la intervención del hombre a lo largo del tiempo, no ha sido un proceso natural. No por ello deja de ser  espectacular y asombroso. La técnica utilizada en la explotación, conocida como ruina montium, consistía en excavar  galerías ciegas en las montañas, por las que luego se introducía el agua. El aire atrapado en el interior de las galerías hacía explotar el conglomerado de arcilla. Esta masa se lavaba en los canales de madera, en los que se apartaban los cantos rodados (las murias, que aun hoy cubren los senderos  de las Médulas) y las ramas de brezo filtraban el oro.

 

cosas que hacer en el bierzo

 

Se calcula que durante el periodo de explotación de las Médulas se extrajeron más de 1.500.000 kilos del preciado metal.

 

cosas que hacer en el Bierzo

Senda de las Valiñas

 

La zona arqueológica ocupa 2000 hectáreas. Si sois senderistas experimentados hay muchas otras rutas para hacer. La más larga y completa es la Senda perimetral, pero también hay otras más sencillas como la del Lago Sumido que permite llegar al Mirador de Chao de Maseiros, donde hay unas impresionantes vistas. A lo largo del recorrido se ven los lagos que se han ido formando por el drenaje natural del entorno o los canales de evacuación. El lago Sumido fue, durante un tiempo, un canal de lavado.

 

2# La Herrería de Compludo: agua y fuego

Inmersa en un paisaje de ensueño, y siempre acompañado por el sonido de las aguas del Río Meruelo, la visita a la Herrería de Compludo es una de las experiencias que no debes perderte en el Bierzo.

 

cosas que hacer en el Bierzo

 

Aunque se cree que su origen se remonta a la Edad Media, la Herrería tal y como se conoce data del S. XIX. Es Monumento nacional desde 1968. Manuel Sánchez es la cuarta generación de una  familia de herreros y durante la visita muestra el funcionamiento de este ingenio de la ingeniería medieval y el enorme orgullo por el trabajo iniciado por su bisabuelo.

 

 

Es precisamente la fuerza del agua del Meruelo la que provoca una corriente de aire que aviva el fuego de la fragua (por el llamado efecto Venturi) Unas aspas que giran alrededor de un eje de levas, una enorme viga de nogal que hace de palanca sobre el martillo pilón (impresionante sus sonido al golpear sobre el yunque) y la velocidad del mecanismo regulada únicamente por el caudal de agua.

Horarios de visitas: De miércoles a domingo

1 abril al 1 de octubre 11:00 a 14:00/ 16:00 a 20:00

1 de octubre al 1 de abril 11:00 a 13:30 / 15:30 a 18:00

 

3# Una ruta por los Castillos del Bierzo

Como no, tienes que empezar por visitar el Castillo de los Templarios en Ponferrada, el más importante de la arquitectura medieval en el noroeste peninsular.

La orden del Temple llegó al Bierzo para proteger el Camino de Santiago a su paso por la ciudad en el año 1178 y permaneció en esta fortaleza hasta su disolución en el 1312.

Nada menos que 8000 metros cuadrados de superficie distribuidos por la zona de las murallas, con tres rondas y cinco torres, el Castillo Viejo con cuatro torres y el Palacio Nuevo, además de una gran extensión en la que se ubicaban distintas pallozas.

Declarado Monumento Nacional en 1924, a partir de 1994 se somete a un cuidadoso proceso de restauración. Merece la pena una visita. Consulta los horarios (cambian a lo largo del año y en fechas señaladas)

 

cosas que hacer en el bierzo

Castillo de los Templarios Ponferrada

 

Son varias las leyendas que circulan tras la disolución de la Orden del Temple y el abandono del castillo. Se dice que desde aquí había un pasadizo que llegaba hasta el Castillo de Cornatel, otro de los bastiones templarios en el Bierzo y que debes incluir en tu ruta.

Declarado Bien de Interés Cultural en 1949, está emplazado en un lugar estratégico, sobre un promontorio en el que, se presume, se ubicaba anteriormente un destacamento militar romano (por su cercanía a la explotación aurífera de las Médulas) Tras la disolución de la Orden del Temple, la fortaleza se vio inmersa en diversos enfrentamientos, como la Revuelta Irmandiña (contra la nobleza) Al igual que otras fortalezas bercianas y gallegas fue tomada y prácticamente destruida.

El castillo fue  parcialmente restaurado en 2002. Puede visitarse un museo donde se explican  las fases de construcción de la fortaleza y una exposición de armas medievales que pertenecen a la asociación Caballeros de Ulver. El Castillo de Cornatel abre los fines de semana durante todo el año y en verano todos los días.

Los horarios de visita:

De enero a abril, viernes, sábados, domingos y festivos 11:30-18:30

Mayo y junio: miércoles a lunes (martes cerrado) 10:30-14:00/16:00-20:00

Julio y agosto: miércoles a lunes 10:00-14:30/17:30-20:30

Septiembre y octubre: miércoles a lunes 11:30-18:30

Noviembre y diciembre: viernes a lunes 10:30-17:30

Las ruinas del  Castillo de Sarracín en Vega de Valcarce son de visita libre y ofrecen unas magnificas vistas sobre el Valle. De igual modo, del Castillo de Balboa solo queda en pie una parte de la torre del homenaje y de sus muros.

El Castillo de Corullón (S.XIV-XV) Bien de Interés Cultural desde 1996, se construyó como mansión de recreo de la familia Rodriguez de Valcarce sobre un castro romano y una torre medieval. Destaca especialmente su torre del Homenaje la que, se dice,  fue copiada para reproducirla en la Toscana.

Por último el Castillo-Palacio de los Marqueses de Villafranca (Villafranca del Bierzo) Declarado Bien de Interés Cultural en 1949, de planta cuadrangular, con cuatro torreones circulares de poca altura, sufrió a lo largo de su historia el saqueo por parte de los franceses e ingleses durante la guerra de independencia y fue utilizado como cuartel militar.

 

Castillo de los Marqueses de Villafranca

 

El Castillo, restaurado, está habitado en la actualidad. La mansión está muy cuidada, con mueblería de estilo y bellos jardines. Se conservan las mazmorras subterráneas y el pozo que proveía antiguamente de agua al castillo.

El compositor y director de orquesta Cristóbal Halffter es el actual propietario tanto del Castillo de Villafranca como del de Corullón.

 

4# Visitar una bodega: una cata D.O. Bierzo

El 11 de noviembre de 1989 se aprobó la Denominación de Origen Bierzo y su consejo regulador. Mas de 70 bodegas están adscritas a la D.O. De manera que una de las cosas que tienes que hacer en el Bierzo es visitar sus bodegas y catar sus vinos.

La elaboración de los vinos  D.O. Bierzo deberá realizase exclusivamente con las siguientes variedades: Mencía, Garnacha tintorera, Godello, Doña blanca y Palomino. La mayoría de sus vinos, o al menos los más conocidos, se elaboran con la variedad Mencía, que supone casi el 75% de la uva cultivada.

Son muchos los municipios y las zonas o parajes del Bierzo en los que elabora el vino. En nuestra ruta, y sin ir a propósito buscando bodegas, pudimos conocer «Cuatro pasos» en el centro de Cacabelos, en un precioso edificio de la calle Santa María. Ofrecen visitas guiadas y catas.

 

cosas que hacer en el bierzo

Viñedos en Cacabelos

 

Los vinos de Priaranza y de Valtuille de Abajo (Villafranca del Bierzo) gozan de gran prestigio, aunque es fácil encontrar bodegas de vanguardia, como Dominio de Tares en San Román de Bembibre, con premios en varios certámenes. Así que, en el Bierzo, visita una bodega, o dos , o tres…

5# Festivales gastronómicos

Comer en el Bierzo es todo un festival pero además son muchas las citas gastronómicas, ferias y eventos que se organizan en torno a la mesa y a los productos típicos de la zona.

¿Una Oda al Botillo, el plato más famoso de la gastronomía berciana? Pues casi, porque tiene su propio «Festival Nacional de Exaltación del botillo», que se celebra cada febrero en Bembibre. Amenizado  siempre por algún presentador de televisión o actor famoso, en 2020 ha celebrado su cuadragésimo octava edición -¡Ahí es nada! -que ha batido récord de asistencia, ya que en la cena se sirvieron 1.400 raciones de botillo con su acompañamiento de berza y cachelos (patatas)

 

cosas que hacer en el bierzo

Festival del botillo, Bembibre

 

Otras localidades como la Villa de Fabero, Noceda o Viloria han alcanzado ya más de 20 ediciones de sus respectivos festivales del botillo. Todos ellos se celebran, semana arriba semana abajo, en el mes de febrero.

Las Jornadas  Gastronómicas del Bierzo, que se celebran entre octubre y diciembre, cumplieron el año pasado su 35 edición. Organizadas por el Consejo Comarcal del Bierzo, en ellas participan numerosos restaurantes de la comarca, con menús y propuestas  basadas en los productos de la tierra, que van desde la más tradicionales a las más vanguardistas y con menús aptos para todos los bolsillos.

La Feria del Vino de Cacabelos alcanzó el año pasado su cuarta edición. Aúna cultura y gastronomía con diversas actividades y charlas entorno al mundo del vino. Tuvo lugar la última semana de abril de 2019 y este año, dadas las circunstancias, no ha podido celebrarse.

Seguro que hay muchos más pero te aseguramos  que disfrutar de la gastronomía es una de las cosas que , si o si, harás en tu visita al Bierzo. ¿A qué esperas para vivir todas estas experiencias?

,

Consejos y presupuesto para viajar a Jordania

viajar a jordania

Como cada vez que volvemos de un viaje, nos gusta elaborar una guía con consejos para viajar al país en cuestión. Muchas veces, información que nos habría gustado saber antes de nuestro viaje, o datos curiosos que nos parecen lo suficientemente importantes para compartirlos. Jordania ha sido sin duda alguna uno de los países que más nos han gustado de todos los que hemos recorrido, y por ello os traemos un mega post de lo más completo para que resolváis vuestras dudas si estáis pensando en viajar al Reino Hachemita. Además, os presentamos el presupuesto real y detallado de nuestro viaje de 9 días, para que os hagáis una idea de cuanto os podría salir (Spoiler: Puede salir más barato de lo que nos salió a nosotros) ¡Dentro post!

viajar a jordania

LLEGAR A JORDANIA

Hay dos formas de llegar a Jordania: la más común es por aire, donde llegaréis al aeropuerto de Queen Alia. Hay vuelos con la compañía Royal Jordanian desde Madrid, pero los precios son bastante caros, así que podéis optar por volar con EgyptAir o Turkish con sus respectivas escalas en El Cairo y Estambul. También hay combinaciones con compañías como Norwegian o Aegean. El aeropuerto de Queen Alia está a 36km de Ammán.

Para los que no dispongáis de mucho presupuesto, RyanAir ha empezado a volar a Ammán desde varios destinos europeos a unos precios requeteinteresantes, y Easyjey vuela a Aqaba desde Londres. Volar a Aqaba puede ser una ventaja si vuestro itinerario empieza en Wadi Rum o en Petra. Sin duda lo ideal (pero que no a mucha gente le cuadra por precios/rutas aéreas) sería entrar por uno de los aeropuertos y salir por el otro, para ahorrar tiempo en desplazamientos y maximizar el tiempo de visita.

La otra opción es llegar a Jordania por tierra. ¿Como es eso posible? Pues básicamente cruzando desde Israel. Nosotros encontramos vuelos baratos a Tel Aviv, y por ello optamos por esta opción. Eso sí, si encontráis un vuelo a Amman lo recomendamos antes que cruzar por tierra, se os pueden complicar las cosas en la frontera y perder mucho tiempo y dinero. Si en cualquier caso optáis por esta opción, la ruta más directa a Amman es por la frontera de Allenby Bridge/Puente de Allenby.

 

MEJOR ÉPOCA PARA VIAJAR A JORDANIA

Este es uno de los temas más difíciles de exponer. Seguramente en la mayoría de blogs leáis que las mejores épocas para viajar a Jordania sean Primavera y Otoño, ya que en verano e invierno las temperaturas llegan a ser extremas. Se han dado casos de grandes nevadas en Ammán e incluso en el desierto en los meses invernales. Nosotros viajamos a Jordania en pleno agosto, motivo por el cual muchos nos tacharon de locos diciendo que no íbamos a poder soportar el calor: Nada más lejos de la realidad. El calor es relativo, sobre todo dependiendo de donde viváis. Por poner un ejemplo, la semana antes de nuestro viaje en Madrid hacía muchísimo más calor. Evidentemente si vivís en un sitio con temperaturas medias más frescas, notaréis mucho más el cambio brusco de temperatura.

Además, Agosto en Jordania es temporada baja, por lo que todo (Especialmente los alojamientos) será más barato y encontraréis muy pocos turistas occidentales «de esos que no están acostumbrados al calor». Nosotros estuvimos muy a gusto durante el viaje ya que en casi todos los sitios corría una brisa muy agradable, el único lugar en el que notamos mucho calor fue en el Mar Muerto. Por lo demás sin problema, ni morimos de lipotimia ni nos quisimos arrancar la piel.

 

VESTIMENTA PARA VIAJAR A JORDANIA 

Jordania es un país musulmán relativamente conservador, sobre todo en algunas zonas menos turísticas. Lo mejor es que vayáis vestidos de forma modesta para no llamar la atención pero no, no es obligatorio llevar hijab ni ir tapado hasta el cuello como en Irán. Evitad las faldas/pantalones cortos y los tops o camisetas de tirantes además de prendas demasiado ajustadas. Os cuento lo que yo llevé en mi maleta:

  • Un par de pantalones largos de tela muy fina y flojos estilo «Aladdin»: Estos pantalones son lo mejor ya que no pasaréis calor, no os quemaréis y encima no llamáis la atención.
  • Camisetas de manga corta: Mejor si no son muy pegadas, por ti tenéis tendencia a sudar
  • Camisetas básicas de tirantes: Para usar debajo de camisas de manga larga
  • Blusa de manga larga/francesa: Tipo playeras o muy finas, os van a venir bien igual que los pantalones largos pues no os quemaréis los brazos. Si son largas (Que os tapen el culo y si os llegan hasta la rodilla pues mejor aún) no tendréis problema para entrar a las mezquitas.
  • Leggins: De algodón finos para usar con las blusas largas.
  • Pantalones cortos tipo deportivos o bermudas: Yo me llevé un par para ponérmelos en Petra y aprovechar a que me diera un poco el sol en las piernas. También pensaba llevarlos en el desierto ya que ahí no hay que preocuparse tanto por el tema de la vestimenta.

Sobra decir que dejéis en casa vestiditos varios y tacones, vais a hacer un viaje mayoritariamente por terreno muy rocoso, no a desfilar por la pasarela cibeles.

 

MOVERSE POR JORDANIA

Jordania tiene una red de transporte medianamente decente para viajar entre núcleos y entre los principales destinos turísticos. La empresa JETT dispone de autobuses que salen bastante bien de precio y son convenientes si viajáis solos. El país en si no es muy grande, de punta a punta puede llevaros unas 4 o 5 horas de camino, lo que supone que los desplazamientos no sean excesivamente tediosos.

Nuestra recomendación es que si podéis, alquiléis un coche. El problema es que los autobuses no llegan a todos lados (sobre todo si queréis visitar algún sitio menos turístico), los horarios son limitados y las estaciones no siempre están cerca del centro, por lo que al precio de los billetes de autobús hay que sumarle taxis o transfers… y acaba saliendo por un pico.

Nosotros alquilamos el coche durante 10 días y pagamos 320€ con seguro a todo riesgo (Imprescindible en Jordania), y la libertad que te da no tiene precio. Madrugábamos bastante para aprovechar el día pero ya no teníamos que estar preocupados de horarios, de que hacer si no llegábamos a coger el autobús… además de poder parar donde y cuando nos apeteciera (sobre todo para comer por pueblos perdidos). Al principio era un poco reacia a alquilar coche, pero si ahora tuviera que elegir, seguiría recomendando esta opción sin dudarlo. Ahorramos unos 200€ de nuestro presupuesto inicial que era con taxis y autobuses.

Eso si, en Jordania conducen como locos, todavía no se como no vimos a nadie matarse con algunas de las maniobras que hacían (carreteras de tres carriles en los que había 4 filas de coches, adelantamientos triples, gente conduciendo en dirección contraria o incluso gente metiéndose por carreteras aún en construcción para saltarse el tráfico), sobre todo en Ammán, donde la ley del más fuerte dicta que el que más pita tiene preferencia. Por lo demás no encontramos excesivo tráfico fuera de las ciudades, íbamos con GPS y raramente tuvimos problemas.

Hay muchos controles de policía, donde si te paran basta con enseñar los pasaportes y el carnet. Todos fueron muy amables con nosotros y siempre nos repetían ‘Welcome to Jordan’.

 

MONEDA: CAMBIAR DINERO EN JORDANIA

La moneda de Jordania es el Dinar. Tienen billetes de 1, 5, 10, 20 y 50 dinares, además de monedas de 1/4 de dinar, 1/2 dinar y las piastras (el equivalente a nuestros céntimos).

Encontramos cambio excelente (igual al oficial) en el downtown de Amman y en Aqaba, que en el momento de nuestro viaje era 1€ = 0,82 JD. Evitad cambiar en los lugares más turísticos, pues la tasa suele ser peor.

Algunos hoteles (los más modernos) también pueden cambiaros dinero.

En los restaurantes de más nivel y tipo cadenas de Fast food o centros comerciales suelen aceptar tarjeta, lo mismo que en la mayoría de los hoteles, y Visa suele aplicar buena tasa de cambio. Respecto a sacar dinero, nosotros sacamos una vez en un cajero y no tuvimos ningún problema.

 

SEGURIDAD EN JORDANIA

Este tema puede preocupar a muchos a la hora de viajar a Jordania. Ya os adelanto que no, ni van a poner ninguna bomba, ni os van a secuestrar terroristas ni os va a pasar nada. El único riesgo que corréis viajando a Jordania es el de engordar unos cuantos kilos y que os quedéis tan prendados que no os queráis ir. A pesar de su desafortunada situación en el mapa (hace frontera con Siria, Iraq y Arabia Saudí) a día de hoy Jordania es un país totalmente seguro, y me atrevería a aventurar que el más seguro de todo el Medio Oriente.

Nosotros hemos sentido más inseguridad caminando por la noche en Madrid que en Jordania. Por las ciudades y principales puntos turísticos hay policía por todos lados, por lo que nos hemos sentido seguros en todo momento. Tampoco tenemos constancia de que haya muchos carteristas (alguno habrá como en cualquier sitio del mundo) o problemas de robos en Jordania. Para entrar en centros comerciales, y en algunos hoteles, hay que pasar por arcos de seguridad.

SEGURO DE VIAJE

Hacemos hincapié en la importancia de contar un seguro de viaje si pensáis viajar a Jordania. Puede haber mil motivos por el que tengáis que visitar al médico, desde beber agua que no sea potable del todo, alguna caída haciendo una de las rutas de Petra o Wadi Rum… Una noche de hospitalización en Jordania puede saliros por más de 5000€, así que no os lo penséis dos veces y contratad un buen seguro de viaje. Además de tener cobertura sanitaria, también os cubre daños en el equipaje, y eso es importante si hacéis como nosotros y viajáis con ordenador portátil, cámaras…

Una vez más hemos confiado en IATI Seguros, la aseguradora de bloggers y grandes viajeros. Y lo mejor de todo es que os traemos un descuentillo por ser lectores de Dreaming Holidays.

 

COMPRAS EN JORDANIA

Toca sacar la faceta de pretty woman, y es que ir de compras en Jordania es una ma-ra-vi-lla, como en la mayoría de países árabes. Tenéis que darle duro al regateo, a nosotros nos resultó extremadamente fácil en ese sentido. Era un poco triste ver que algunos estaban desesperados por vender, los pobres, debido a la fuerte caída de turismo que ha habido.

Algunas de las cosas que compramos:

  • Especias: No podéis perder la oportunidad de comprar especias para intentar cocinar platos típicos como el Hummus, el Maqluba o el Mansaf. Compramos unos 250gr de cada cosa a unos 3 JD. También tenéis que comprar Za’atar para poner con pan y aceite.
  • Te: el té arabe está delicioso y es muy barato: 1 caja con 100 bolsitas de té nos costó 1 JD.
  • Dulces árabes: una caja de medio kilo fueron 8JD. Me dan ganas de volver solo por traerme más.
  • Souvenirs varios: imanes por 1/2 JD, 5 postales por 1/2 JD, botellas de arena con dibujos por 2JD, pañuelos típicos por 5JD, cuencos pequeños por 1JD (nos pedían 7JD al principio), un cuadro pequeño por 5JD (pedían 15JD)
  • Ropa: la ropa típica Jordana (vestidos, blusones…) es bastante económica. Yo compre un vestido rojo y negro por 15JD. Las imitaciones están a la orden del día y también tienen precios bastante competentes (una camiseta de Phillip Plein 10JD). En cuanto a la ropa ‘sin marca’, tienen precios irrisorios. En una tienda, en la zona local de Aqaba, compramos unas zapatillas (tipo deportivas) por 4JD.
  • Joyería: se vende mucho oro y plata al peso. Yo iba detrás de una pieza muy concreta, un anillo con piedras verdes, rojas y negras (los colores de la bandera Jordana) y lo encontré en Aqaba por 10JD.

 

GASTRONOMÍA EN JORDANIA

viajar a jordania gastronomia jordana

La gastronomía Jordana está, simplemente, demasiado deliciosa y no, no solo tienen falafel y shawarma (aunque sea lo más típico para comer algo rápido). No hemos comido un hummus tan delicioso en nuestra vida, por no hablar del pan… ¡Qué pan! Y platos como el Mansaf, el Kabsa, Maqluba, melek, kubbeh, pan recién hecho con za’atar, los Dulces estilo baklava o el kunnafah… y todo lo que nos faltó por probar. No ha habido ningún sitio en el que haya comido algo y no me haya gustado, ha habido sitios mejores y otros más normales, pero todos fantásticos. Menos mal que compensamos haciendo ejercicio con largas caminatas, si no habría vuelto a España con 5 kilos más, como mínimo.

 

TABLA DE PRECIOS ORIENTATIVA

  • Botella de agua: 1JD (En zonas turísticas como Jerash o dentro de Petra) / 0,25JD (Tiendas de alimentación)
  • Refrescos o zumos: 0,50JD
  • Shawarma o sándwich de falafel: 0,5JD
  • Cena en restaurante de categoría media: 15JD pp
  • Gasolina: 0,70JD/litro
  • Habitación doble en hotel de categoría estándar: 30JD
  • Tarjeta SIM con internet ilimitado durante 1 mes: 20JD

 

PRESUPUESTO PARA VIAJAR A JORDANIA

Por último os dejamos con el presupuesto de nuestro viaje (para dos personas):

  • VUELOS: 560€ i/v con maleta facturada
  • TASAS FRONTERIZAS: 120€
  • JORDAN PASS: 180€
  • COCHE: 320€ con seguro a todo riesgo
  • GASOLINA: 50€
  • ALOJAMIENTOS: 287€
  • COMIDA Y BEBIDA: 160€
  • REGALOS Y SOUVENIRS: 100€

Total: 1.777€

888€ por persona

Como veis, prácticamente la mitad del presupuesto se nos va en vuelos, tasas fronterizas, visado y entradas a las atracciones turísticas. Por lo que se puede considerar que Jordania no es un país excesivamente caro. Las tasas fronterizas os las podéis ahorrar si voláis a Ammán o Aqaba, y el precio de los billetes de avión depende de lo habilidosos que seáis para encontrar gangas.

Los alojamientos eran habitaciones privadas en hoteles muy sencillos (no esperéis un estándar europeo). Como veis comer en Jordania es irrisoriamente barato, sobre todo si hacéis como nosotros y coméis fuera de las zonas turísticas.

El Jordan Pass en un imprescindible si decidís viajar a Jordania, ya que en su precio (90€) se incluyen las tasas de visado (40€) y dos días de entrada a Petra (Unos 70€), además de entradas a prácticamente todas las atracciones turísticas del país. Solo con la entrada a Petra ya prácticamente lo amortizáis. Es imprescindible para cruzar la frontera de Allenby Bridge ya que no se expiden visados on arrival si no poseéis el pase.

El coche lo consideramos un gran aliado a la hora de viajar por Jordania, ya que nos ahorró tiempo en desplazamientos y tuvimos total libertad de movernos cuando y donde quisiéramos. Si viajáis dos personas o más, definitivamente os conviene alquilar coche.

 

Espero que este post os haya despejado todas las dudas que tuvierais respecto a viajar a Jordania. Ahora es muy buena época para hacer una incursión en el reino Hachemita, ya que el turismo ha disminuido y por ende, los precios. Además, cada vez más compañías se animan a volar a Ammán y Aqaba, haciendo así mucho más accesible este maravilloso país. ¡Si tenéis cualquier duda podéis escribirnos en los comentarios y os responderemos lo antes posible!

 

Consejos para viajar a Mykonos sin tener que vender un riñón

Consejos para viajar a Mykonos

Ya estamos oficialmente en verano  y seguro que muchos de vosotros ya estaréis con las maletas hechas y listos para salir… a mi hasta Septiembre aún me queda ^_^ el caso es que por segundo año consecutivo repito destino: ¡La paradisíaca isla de Mykonos! El año pasado tras muchos años persiguiendo el sueño de conocer las islas griegas lo conseguí y no he podido resistirme a volver este año. Y es que estamos hablando de uno de los destinos más lujosos y exclusivos del mundo, donde en la playa he visto un americano descorchar una botella que costaba 10.000€ solo para derramársela por encima…

Y os preguntaréis: ¿Eres millonaria? Pues no amigos, más bien todo lo contrario. Si queréis disfrutar del lujo de esta isla de las Cicladas sin tener que vender un riñón… seguid leyendo. Pero antes de nada…

 

¿POR QUÉ IR A MYKONOS?

Y aquí es donde se aplica la regla «Una imagen vale más que mil palabras» 🙂

Uno de los atardeceres más espectaculares del mundo

Uno de los atardeceres más espectaculares del mundo

¿El Caribe? No... ¡Mykonos!

¿El Caribe? No… ¡Mykonos!

Y un paseíto por "Little Venice"

Y un paseíto por «Little Venice»

Pero volviendo al tema…

 

¿MYKONOS ES CARO?

Pues si y no. Todos sabemos de sobra que en temporada alta todo cuesta el doble, el servicio es peor… Por lo que el primer consejo para viajar a Mykonos es que lo hagáis en temporada baja o como mucho, media. El turismo en Mykonos empieza en Semana Santa, que está considerada temporada alta. Mayo es temporada baja y las temperaturas empiezan a ser agradables para tumbarse a tomar un poco el sol. En Junio empieza a llenarse pero se está bien, se considera temporada media. Evitad Julio y Agosto, además de que a menos que reservéis con un año de antelación no vais a encontrar ni una habitación libre, no conseguiréis tomaros una copa por menos de 15€ y os sentiréis como hormigas en la playa, donde no os dejarán poneros en la arena con vuestra toalla y os obligarán a pagar el alquiler de una tumbona. A continuación os dejo unos cuantos precios para que comparéis:

Durante mi primer viaje a Mykonos a primeros de Octubre 2015 los gastos fueron los siguientes (Para una pareja, por lo que cada precio se dividiría entre dos):

5 dias (4 noches)

-Vuelos: 240€

-Apartamento con cama doble, cocina, baño y balcón a las afueras de Chora (10 minutos a pie): 130€

-Alquiler moto: 20€ (5€ al día, el ultimo día como solo íbamos a estar por la mañana nos lo regalaron)

-Gasolina: 10€

-Gastos varios (Comida, copas, souvenirs…): 200€

Total: 600€, 300€ por persona. No es un presupuesto de «mochilero» pero tampoco me parece nada disparado. Además eran mis vacaciones (De esas de rascarse la barriga todo el día y no hacer nada…), por lo que algún capricho ya me lo podia permitir ;).

 

Este año repetimos pero vamos a primeros de Septiembre. Los vuelos nos han costado 300€ (Saliendo desde un aeropuerto más cercano) y el apartamento 280€. Esta vez hemos reservado un viejo molino reformado muy coqueto, con habitación, cocina, baño y terraza, cerquita de la playa de Paraga. El alquiler de motos ronda los 10€ al día.

El caso es que el mismo viaje que he reservado para septiembre, lo miré para la última semana de Agosto porque propusimos hacer un viaje en grupo (3 parejas) y solamente el vuelo y el apartamento subía a casi 700€ por pareja, si a eso sumábamos alquiler de moto, gasolina y gastos varios… bueno, la cosa se nos iba de las manos. Sin contar que ir a discotecas hubiese sido imposible por los precios.

 

¿CUÁNDO IR A MYKONOS?

En Mayo, Junio, Septiembre u  Octubre. Si os gusta la joyería y queréis comprar una pieza bonita y de calidad os recomiendo ir en Septiembre u Octubre, ya que la mayoría de tiendas estarán de liquidación por cierre de temporada, los precios serán mucho mas bajos y regatear mas fácil. Además las temperaturas siguen siendo muy agradables (Yo en Octubre me bañé sin problema), no habrá tantos turistas y la mayoría de sitios aun estarán abiertos. En Octubre Tropicana todavía estaba abierto y también la mayoría de bares del centro. Este año vamos en Septiembre porque queremos disfrutar de alguna de las fiestas en Paradise Club o Cavo Paradiso 😉 

Si puedes solo viajar en Julio o Agosto entonces no te recomiendo que vayas a Mykonos, a menos que estés dispuesto a gastar una considerable cantidad de dinero.

 

SOBRE LA COMIDA

Gyros Pita

La comida griega es espectacular y en la mayoría de sitios se puede comer a un precio mas que razonable. Una ensalada griega ronda los 5€, una moussaka 6€ y el pescado fresco parte de una media de 7€. Como veis son platos asequibles y lo más importante, de calidad. Nada de productos congelados ni nada por el estilo. Obviamente evitad los restaurantes en primera linea del puerto viejo, donde los camareros os asaltarán para arrastraros dentro, ya que de auténticos tienen bien poco y la cuenta puede ascender a números astronómicos. En algunas playas vais a encontrar pequeñas tabernas de gestión familiar donde os servirán el pescado fresco del día. Si os gusta el picoteo y el street food no podéis perder la oportunidad de comer unos buenos Gyros. El primer día en cuanto llegamos lo primero que hice fue buscar un sitio que había localizado por internet. Comimos 1 Gyros cada uno, un plato de patatas para compartir y dos Mythos de 0,5l. Pagamos 4€ por cabeza.

 

COMUNICACIÓN Y MEDIOS DE TRANSPORTE EN MYKONOS

La red de transportes es algo escasa, hay varios autobuses para moverse al interior de la isla, sobre todo para ir hacia Paradise y algunos barcos que salen del embarcadero de Platy Gialos y se dirigen a algunas de las playas, por lo que si tenéis pensado moveros bastante (Sobre todo para visitar las playas del norte o las que están más hacia el este) os recomiendo que alquiléis una moto o un quad. El coche lo desaconsejo ya que algunas carreteras parecen de la época de la guerra y el tránsito se hace dificultoso. Los semáforos son (casi) inexistentes y conducir a veces puede suponer todo un desafío (Sobre todo cuando toca esquivar agujeros en la carretera!!) pero con las debidas precauciones no deberíais tener ningún problema.

 

CRUCEROS Y EXCURSIONES

Si queréis daros un capricho, hay algunos cruceros y excursiones a precios bastante interesantes. Dejando de lado las típicas excursiones a Delos y Rhenia, encontramos varias compañías que ofrecen salidas en barco para hacer submarinismo (Sobre todo en la zona de Kalafati) y otras que ofrecen rutas para admirar Little Venice durante la puesta de sol tomando un aperitivo o incluso cena a bordo. El precio de éstas últimas parte de una media de 35€ por persona, dependiendo de la compañía y de si incluye solo bebidas o también cena/aperitivo buffet.

 

Espero que con este artículo se hayan aclarado algunas de las dudas que me suelen consultar… pero os advierto una cosa:

El que va a Mykonos… ¡Vuelve a Mykonos! 😉

Japoneando por el mundo (de momento, por Europa)

¿Por qué ‘Japoneando por el mundo’?

Desde hace ya algún tiempo, cuando viajo a alguna capital Europea, voy buscando los mejores restaurantes japoneses y tiendas o supermercados especializados en gastronomía oriental. Desde hace años tengo Japón cuidadosamente guardado en el cajón de los sueños, aunque no veo la hora de sacarlo (Con suerte, el año que viene)… por lo que, mientras tanto, me conformo con esos barrios colonizados por familias japonesas que generalmente regentan pequeños restaurantes mucho más auténticos que la mayoría de All-you-can-eat que encontraríamos en España. Japoneando por Bilbao conozco SUMO, en la famosa calle Ledesma, es un puesto de Take-Away de Sushi. Aviso, es caro… muy bueno pero caro. También hay otros restaurantes que he frecuentado, pero son más de fusión Japo-china-thai.

Ya os hablé de ‘Little Tokyo’, el barrio japonés en París, situado en las calles St. Anne y Des Petit Champs. Recordad que Francia es el país con más inmigración japonesa después de Gran Bretaña. Me di cuenta de que todo era «auténtico» cuando empecé a echar un ojo a las cartas de varios restaurantes. Si amigos, hay vida más allá del sushi, el ramen y la tempura. Vi varios platos típicos como el udon, el Katsudon o el Okonomiyaki.

¿Okoyo-qué? El Okonomiyaki es una receta típica de la zona de Kansai, concretamente de Osaka. Dicen que es la ‘pizza’ japonesa, aunque yo la compraría más a una especie de tortilla rellena. La preparación es simple, se escoge lo que queramos meter dentro (Carne, verdura, calamares, gambas… incluso fideos yakisoba) y se mezcla con una masa a base de huevo, harina y caldo. Después, se cocina en una plancha y se le ponen varias salsas por encima.

Okoyominaki

Una pena que encontrar algunos de los ingredientes sea una odisea donde vivo yo. Por suerte existe internet (Aunque los precios a veces son un poco…) y, mejor aún, supermercados asiáticos en la mayoría de grandes ciudades. Japoneando en París encontré muchísimos, pero decidí acercarme a las tiendas de Little Tokyo: el ACE Mart y el K-Mart. Si me mudara a París, lo haría bien cerca de esos negocios… jejeje. Tenían todo tipo de fideos, salsas, pescado deshidratado, arroz, pastillas de curry (¿Hay algún modo más cómodo de prepararlo?)… por no hablar de los dulces. Entre Dorayakis y Mochis me habría llevado media tienda. Los precios mas o menos en la media, teniendo en cuenta que la capital francesa en general es cara. También vi algunos puestos de Bento bastante económicos.

En 10 días exactamente me voy a Budapest y ya tengo mirados varios sitios a los que ir. Entre ellos el restaurante BIWAKO, un pequeñísimo local regentado por una familia japonesa. Está especializado en Ramen pero también tienen otros platos como tempura y yakisoba, además de menús bastante interesantes a partir de 10€.

Me acabo de dar cuenta de que una de las tiendas que había mirado por internet, ‘Kínai Élelmiszerboltestá ¡¡¡justo al lado del hostel!!! Por las fotos parece que tienen bastante variedad, ya os contaré a la vuelta. Al lado del mercado central hay otra tienda, bastante grande también. Se llama ‘Ázsia Bolt’ y además de comida y mil tipos de especias también venden utensilios de cocina particulares, sets de cuencos, tazas de té… Espero hacer sitio en la maleta.

Hasta aquí la -breve- presentación de esta nueva sub-sección de gastronomía. Escribiré el primer capítulo ‘oficial’ cuando regrese de mi viaje, «Japoneando por Budapest» ¿Conocéis algún restaurante japonés por el mundo? (Y no vale en Japón 😛 ) ¡Espero vuestras recomendaciones!

[ACTUALIZACIÓN 2017] Aquí encontrarás nuestro post «Japoneando por Budapest»