Entradas

,

Consejos para viajar a Mykonos sin tener que vender un riñón

Consejos para viajar a Mykonos

Ya estamos oficialmente en verano  y seguro que muchos de vosotros ya estaréis con las maletas hechas y listos para salir… a mi hasta Septiembre aún me queda ^_^ el caso es que por segundo año consecutivo repito destino: ¡La paradisíaca isla de Mykonos! El año pasado tras muchos años persiguiendo el sueño de conocer las islas griegas lo conseguí y no he podido resistirme a volver este año. Y es que estamos hablando de uno de los destinos más lujosos y exclusivos del mundo, donde en la playa he visto un americano descorchar una botella que costaba 10.000€ solo para derramársela por encima…

Y os preguntaréis: ¿Eres millonaria? Pues no amigos, más bien todo lo contrario. Si queréis disfrutar del lujo de esta isla de las Cicladas sin tener que vender un riñón… seguid leyendo. Pero antes de nada…

 

¿POR QUÉ IR A MYKONOS?

Y aquí es donde se aplica la regla «Una imagen vale más que mil palabras» 🙂

Uno de los atardeceres más espectaculares del mundo

Uno de los atardeceres más espectaculares del mundo

¿El Caribe? No... ¡Mykonos!

¿El Caribe? No… ¡Mykonos!

Y un paseíto por "Little Venice"

Y un paseíto por «Little Venice»

Pero volviendo al tema…

 

¿MYKONOS ES CARO?

Pues si y no. Todos sabemos de sobra que en temporada alta todo cuesta el doble, el servicio es peor… Por lo que el primer consejo para viajar a Mykonos es que lo hagáis en temporada baja o como mucho, media. El turismo en Mykonos empieza en Semana Santa, que está considerada temporada alta. Mayo es temporada baja y las temperaturas empiezan a ser agradables para tumbarse a tomar un poco el sol. En Junio empieza a llenarse pero se está bien, se considera temporada media. Evitad Julio y Agosto, además de que a menos que reservéis con un año de antelación no vais a encontrar ni una habitación libre, no conseguiréis tomaros una copa por menos de 15€ y os sentiréis como hormigas en la playa, donde no os dejarán poneros en la arena con vuestra toalla y os obligarán a pagar el alquiler de una tumbona. A continuación os dejo unos cuantos precios para que comparéis:

Durante mi primer viaje a Mykonos a primeros de Octubre 2015 los gastos fueron los siguientes (Para una pareja, por lo que cada precio se dividiría entre dos):

5 dias (4 noches)

-Vuelos: 240€

-Apartamento con cama doble, cocina, baño y balcón a las afueras de Chora (10 minutos a pie): 130€

-Alquiler moto: 20€ (5€ al día, el ultimo día como solo íbamos a estar por la mañana nos lo regalaron)

-Gasolina: 10€

-Gastos varios (Comida, copas, souvenirs…): 200€

Total: 600€, 300€ por persona. No es un presupuesto de «mochilero» pero tampoco me parece nada disparado. Además eran mis vacaciones (De esas de rascarse la barriga todo el día y no hacer nada…), por lo que algún capricho ya me lo podia permitir ;).

 

Este año repetimos pero vamos a primeros de Septiembre. Los vuelos nos han costado 300€ (Saliendo desde un aeropuerto más cercano) y el apartamento 280€. Esta vez hemos reservado un viejo molino reformado muy coqueto, con habitación, cocina, baño y terraza, cerquita de la playa de Paraga. El alquiler de motos ronda los 10€ al día.

El caso es que el mismo viaje que he reservado para septiembre, lo miré para la última semana de Agosto porque propusimos hacer un viaje en grupo (3 parejas) y solamente el vuelo y el apartamento subía a casi 700€ por pareja, si a eso sumábamos alquiler de moto, gasolina y gastos varios… bueno, la cosa se nos iba de las manos. Sin contar que ir a discotecas hubiese sido imposible por los precios.

 

¿CUÁNDO IR A MYKONOS?

En Mayo, Junio, Septiembre u  Octubre. Si os gusta la joyería y queréis comprar una pieza bonita y de calidad os recomiendo ir en Septiembre u Octubre, ya que la mayoría de tiendas estarán de liquidación por cierre de temporada, los precios serán mucho mas bajos y regatear mas fácil. Además las temperaturas siguen siendo muy agradables (Yo en Octubre me bañé sin problema), no habrá tantos turistas y la mayoría de sitios aun estarán abiertos. En Octubre Tropicana todavía estaba abierto y también la mayoría de bares del centro. Este año vamos en Septiembre porque queremos disfrutar de alguna de las fiestas en Paradise Club o Cavo Paradiso 😉 

Si puedes solo viajar en Julio o Agosto entonces no te recomiendo que vayas a Mykonos, a menos que estés dispuesto a gastar una considerable cantidad de dinero.

 

SOBRE LA COMIDA

Gyros Pita

La comida griega es espectacular y en la mayoría de sitios se puede comer a un precio mas que razonable. Una ensalada griega ronda los 5€, una moussaka 6€ y el pescado fresco parte de una media de 7€. Como veis son platos asequibles y lo más importante, de calidad. Nada de productos congelados ni nada por el estilo. Obviamente evitad los restaurantes en primera linea del puerto viejo, donde los camareros os asaltarán para arrastraros dentro, ya que de auténticos tienen bien poco y la cuenta puede ascender a números astronómicos. En algunas playas vais a encontrar pequeñas tabernas de gestión familiar donde os servirán el pescado fresco del día. Si os gusta el picoteo y el street food no podéis perder la oportunidad de comer unos buenos Gyros. El primer día en cuanto llegamos lo primero que hice fue buscar un sitio que había localizado por internet. Comimos 1 Gyros cada uno, un plato de patatas para compartir y dos Mythos de 0,5l. Pagamos 4€ por cabeza.

 

COMUNICACIÓN Y MEDIOS DE TRANSPORTE EN MYKONOS

La red de transportes es algo escasa, hay varios autobuses para moverse al interior de la isla, sobre todo para ir hacia Paradise y algunos barcos que salen del embarcadero de Platy Gialos y se dirigen a algunas de las playas, por lo que si tenéis pensado moveros bastante (Sobre todo para visitar las playas del norte o las que están más hacia el este) os recomiendo que alquiléis una moto o un quad. El coche lo desaconsejo ya que algunas carreteras parecen de la época de la guerra y el tránsito se hace dificultoso. Los semáforos son (casi) inexistentes y conducir a veces puede suponer todo un desafío (Sobre todo cuando toca esquivar agujeros en la carretera!!) pero con las debidas precauciones no deberíais tener ningún problema.

 

CRUCEROS Y EXCURSIONES

Si queréis daros un capricho, hay algunos cruceros y excursiones a precios bastante interesantes. Dejando de lado las típicas excursiones a Delos y Rhenia, encontramos varias compañías que ofrecen salidas en barco para hacer submarinismo (Sobre todo en la zona de Kalafati) y otras que ofrecen rutas para admirar Little Venice durante la puesta de sol tomando un aperitivo o incluso cena a bordo. El precio de éstas últimas parte de una media de 35€ por persona, dependiendo de la compañía y de si incluye solo bebidas o también cena/aperitivo buffet.

 

Espero que con este artículo se hayan aclarado algunas de las dudas que me suelen consultar… pero os advierto una cosa:

El que va a Mykonos… ¡Vuelve a Mykonos! 😉

,

Que ver y hacer en Atenas, cuna de la cultura clásica y ciudad multicultural

Atenas

[Actualizado Abril 2018]

Conocí Atenas en tiempos menos convulsos, cuando todavía se pagaba en Dracmas y no existía esto de internet. Siempre he sido una «forofa» de la cultura clásica, así que después de conocer Roma tenía muy claro que mi siguiente destino iba a ser Grecia.

Como podéis imaginar «mucho ha llovido» desde entonces pero algunas cosas no han cambiado tanto y los motivos para conocer Atenas son los mismos, ¿o acaso alguien es capaz de comprender lo que somos sin conocer de donde venimos?. La cultura grecorromana es «la madre» de nuestra civilización: el derecho, la literatura, el arte, la filosofía… la Democracia ¿Qué me decís de las Olimpiadas? ¿Os parecen pocos los motivos para conocerla de primera mano?

Atenas continúa siendo la capital ruidosa y bulliciosa que conocí, con el tráfico imposible, los taxistas sorteándolo a toda velocidad (no me olvidaré jamás de nuestro trayecto de vuelta desde el hotel al aeropuerto) y esa mezcla de culturas que le confiere el hecho de ser una ciudad portuaria; el Pireo es el puerto de Atenas desde la Antigüedad, el más grande de Grecia y uno de los más importantes en el Mediterráneo.

 

El Pireo Atenas

 

En el centro, la Plaza Sintagma y la de Omonia siguen siendo puntos de partida para conocer la capital y nexos importantes para el transporte público. En Sintagma, como ya nos referíamos entonces, se encuentran el Parlamento y el monumento al soldado desconocido, permanentemente custodiado, donde cada hora se realiza el cambio de guardia y los domingos a las 11 de la mañana tiene lugar una ceremonia solemne.

 

Parlamento Atenas Cambio de Guardia

Eran otros tiempos (sin blogs ni foros, si acaso la opinión de algún amigo que hubiese viajado previamente, que tampoco fue el caso) y optamos por una visita guiada a la Acrópolis. A pesar de los andamios- ya por entonces el deterioro era más que evidente- debo admitir que me impresionó contemplar de cerca el magnífico Templo de Atenea, y las Cariátides, aun a sabiendas de que eran réplicas. Por aquel entonces, si no me falla la memoria, las originales se encontraban en el Museo Británico de Londres junto con tantas otras piezas de la Acrópolis y mucho me temo que la eterna batalla por el regreso a Atenas continúa abierta. Afortunadamente, desde el 2009, es posible contemplar cuatro de las Cariátides del templo de Erecteion en el Museo de la Acrópolis. Creo que es una muy, pero que muy, buena excusa para regresar a Atenas.

 

 

Ya por nuestra cuenta, visitamos el Museo Arqueológico Nacional que, por supuesto, no nos defraudó. A pesar de que no teníamos google maps, ni tripadvisor, ni nada de nada, he de decir que nos arreglamos bastante bien en una ciudad que visitábamos por primera vez, con la barrera del idioma (aunque a decir verdad un poco de inglés, no demasiado bueno, nos bastó).

Por lo que veo, los barrios de Plaka y Monastikari continúan tal y como los recuerdo: tiendas de souvenirs, de comestibles con productos típicos (es cierto que ahora poseen un aspecto mucho más cuidado, son prácticamente delicatessen) y restaurantes con mesas en la calle.

En uno de ellos comimos, creo recordar que en la misma Plaza, y no sé si continuarán manteniendo la misma costumbre pero a nosotros nos llevaron hasta las cocinas para que viésemos que estaban impolutas e incluso abrieron las cámaras para mostrarnos lo frescos que eran el pescado o el marisco. Curioso, ¿verdad?. Son esos detalles los que después de los años se recuerdan, aunque no seamos capaces de acordarnos del nombre del local.

De aquel viaje conservo fotografías positivadas, desvaídas de color, y algún souvenir de cerámica que ha sobrevivido a viajes y mudanzas. De la cocina griega recuerdo su sabor especiado, sus verduras (especialmente las berenjenas, que adoro), su ensalada con queso Feta, su pescado excepcional y el sabor a regaliz de su café, que fue lo único que no me gustó nada de nada.

 

ensalada griega Atenas

 

En nuestra breve estancia en la ciudad, apenas tres días y- tal como sigue siendo habitual- escala previa a una visita a las Islas, todavía tuvimos tiempo para una escapada más. Tomando el metro desde el centro de Atenas nos dirigimos al Pireo.

Hoy leo cientos de críticas sobre los numerosos restaurantes especializados en pescado y marisco que ya en aquel momento había por allí. Pero ya entonces, el sentido común nos hizo huir de las terrazas lujosas y los camareros insistentes, que a punto estaban de «llegar a las manos» por llevarse un cliente más. Dejando atrás los locales más espectaculares con excelentes vistas al puerto recuerdo haber regresado sobre nuestros pasos y tomado una carreterita. Subiendo unas escaleras de piedra, con paredes encaladas, llegamos a un restaurante donde la simplicidad era la máxima. Bajo el emparrado en una deliciosa terraza comimos una enorme dorada a la parrilla como no he probado otra igual. Quizá sea efecto de cierta nostalgia, pero no creo, o el hecho de disfrutar de una suave brisa con una temperatura espectacular a principios de Noviembre. Desde luego no recomiendo a nadie una visita a Atenas en pleno verano.

Si me preguntáis si Atenas es un destino que podríamos incluir entre nuestras «escapadas», ¿Porqué no? Y de paso tenéis una buena excusa para dar un salto a alguna de las maravillosas islas griegas, en nuestro caso elegimos Mykonos.

 

 

,

A la conquista del mar Egeo: Islas Griegas

Existen mas de 2000 islas en Grecia, de las cuales sólo unas 200 están habitadas. Se dividen en varios archipiélagos, y en este artículo os mostramos nuestra selección para que paséis unas vacaciones inolvidables en las islas griegas.

Debido a la crisis económica, Grecia se ha convertido en uno de los destinos preferidos por turistas de todo el mundo, predominando los americanos, italianos y españoles, por sus precios bajos y sus ambientes de alta clase.

 

MYKONOS

molinos

MYKONOS Bautizada como ‘La ibiza griega’, es sin duda la isla más animada, mundialmente conocida por sus fiestas en la playa y su ambiente nocturno. Tiene una superficie de menos de 90km2 y su capital es Chora o Mykonos Town. Para visitarla lo mejor es alquilar una moto o un quad y en una media hora podemos ir de punta a punta de la Isla.

¿Qué hacer en Mykonos? Pasear por el puerto buscando a Petros, visitar la Pequeña Venecia o admirar la puesta de sol desde los molinos. Imprescindible visitar la iglesia de Paraportiani y el Museo Naval. Las playas de Ornos (situada en una bellísima localidad pesquera), Paraga (La más chic, con numerosas lounges donde escuchar Deep House o Chill Out) y Kalafatis (la mas salvaje, sitio perfecto para practicar buceo o snorkel) son de visita obligatoria.

Otro de los sitios característicos de la isla es el viejo faro de Armenistis, un punto bastante apartado al que no es nada fácil llegar dadas las tortuosas carreteras llenas de baches y agujeros, pero os aseguro que el panorama de postal merece la pena.

Desde el puerto o el embarcadero de Platys Gialos parten numerosos cruceros para visitar las islas vecinas de Delos y Rhenia, además de cruceros con fiestas a bordo o cenas para observar la espectacular puesta de sol.

 

SANTORINI

santorini-766665_1920

SANTORINI es definitivamente la Joya del Egeo. Ha sido considerada numerosas veces el segundo destino más deseable del mundo y el primero de las islas griegas. Tiene una composición geológica única, en su origen era redonda y la erupción del volcán provocó el hundimiento del centro de la isla. A los griegos les gusta creer que en Santorini se encuentra la mitológica ciudad de la Atlántida. Es mucho más tranquila que su hermana Mykonos, aunque si queremos fiesta la encontraremos en las localidades de Perissa y Perivolos.

Las playas de Santorini son de piedra volcánica, caracterizadas por el color oscuro de su arena. También podemos encontrar la playa de arena roja más espectacular del mundo, situada en Akrotiri. Parada obligatoria el volcán de Nea Kanemi situado frente a la isla, donde podréis bañaros en aguas termales.

Imprescindible visitar Fira (La capital de la Isla) y Oia, uno de los lugares más famosos de las islas griegas y de los más fotografiados al mundo por sus atardeceres mágicos.

Curiosamente, no hay una carretera que una el viejo puerto (Donde hacen escala la mayoría de barcos de crucero) con la capital, Fira, por lo que el único modo de moverse entre estos dos puntos es usando el teleférico o montando en burro.

 

SKIATHOS

skiathos

SKIATHOS ¿Sabíais que en esta isla se rodaron algunas escenas de la película ‘Mamma Mia!’? La más occidental del archipiélago de las Espóradas, con sólo 48km2, ha conseguido hacerse un hueco en nuestro podio. En ella encontramos una de las playas más famosas de toda Grecia: La playa de Lalaria. Si quereis unas vacaciones verdaderamente Low-Cost no podéis perderos esta belleza.

En Bourtzi, la península que separa el puerto en dos, podemos encontrar restos de una fortaleza veneciana de San Jorge, que data del 1207. Hay más de 60 playas en la Isla, y a algunas de ellas se puede acceder solamente en barco. Una de las más pintorescas es la playa de Koukounaries, donde el bosque prácticamente toca el agua.

El monasterio de Panagia Evangelistria es otro de los sitios que merecen una visita. Cuenta con una cafetería donde poder relajarse disfrutando las maravillosas vistas, además de una tienda para comprar aceite, licores y otros productos de elaboración artesanal.

La vida nocturna es bastante animada, sobre todo en la llamada ‘Calle de los bares’, y en verano se realizan muchos eventos locales y ferias.

 

RODAS

rhodes

RODAS es la más grande de las islas griegas del archipiélago del Dodecaneso. Apodada ‘La isla del sol’, éste resplandece una media de 300 días al año.

La particularidad de Rodas reside en su ciudad Medieval, declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO. En ella se pueden encontrar elementos arquitectónicos de influencia turca.

El Palacio del Gran maestre de los caballeros de Rodas te transportará directamente a la época de cruzadas y templarios, con sus pasadizos y estancias llenas de pinturas.

El pueblo de Lindos, a unos 50km de la capital, es una de las principales atracciones turísticas. Solo se puede acceder al centro histórico a pie o en burro, donde encontraremos estrechos callejones y casitas encaladas (Las más famosas las llamadas ‘casas de los capitanes’, con una mezcla de arquitectura gótica y medieval).

La vida nocturna de Rodas ofrece alternativas para todos los gustos y por el centro de la ciudad se pueden encontrar muchísimos bares y pubs.

Como veis estas islas ofrecen alternativas para todos los gustos, da igual que vuestro concepto de vacaciones sea relax, fiesta o compras ¿Habéis decidido en cual de las islas griegas pasar vuestras próximas vacaciones? ¿Habéis estado en alguna de estas Islas y queréis contar vuestra experiencia? ¡Os leemos en los comentarios!