Entradas

,

Laponia, persiguiendo la aurora boreal

Levi, estación de esquí en Laponia

Laponia es la región situada más al norte de la Finlandia, y sin duda la más turística del país. Su capital, Rovaniemi, además de ser el centro cultural nórdico, es la casa de Santa Claus. Puedes ir a visitarlo a su oficina cualquier día del año, pero es durante el invierno (y especialmente en Navidad) cuando se puede disfrutar al máximo de esta ciudad.

A lo largo del río y alrededor de la ciudad se pueden encontrar refugios que cualquier persona puede utilizar gratis, para cocinar al aire libre o refugiarse cuando hace mal tiempo. Ounasvaara, situado en las afueras, es un complejo que cuenta con pistas de esquí y esquí de fondo, restaurantes y varios alojamientos.

Rovaniemi cuenta con su propia orquesta de cámara y durante el año se organizan conciertos de música clásica y gospel. No todo iba a ser nieve, ¿No?

Otra de las curiosas citas de la agenda lapona es el ‘Vuoden Porokokki’: Una auténtica competición culinaria para determinar quién es el mejor cocinero de carne de reno. Y aunque a alguno os pueda dar un poco de «cosilla» comerse al bueno de Rudolph os aseguro que la carne resulta deliciosa y tan habitual en al país como aquí la de ternera.

Esquí y snowboard, safaris con perros husky, visitas a las granjas de renos, excursiones en moto de nieve o pesca en el hielo son sólo algunas de las actividades que se pueden practicar durante el invierno. Además cada año se construyen los hoteles y bares de hielo, que acogerán a miles de turistas hasta la primavera. Una visita la merecen, sin duda alguna.

Laponia es uno de los mejores lugares de la Tierra para observar las auroras boreales ya que aparecen más de 200 noches al año entre agosto y abril. Mucha gente escoge salir a buscarlas haciendo senderismo con raquetas de nieve o safaris en trineo, aunque hay otro modo más confortable de avistarlas: Hablamos de hoteles cuyas habitaciones no son otra cosa que iglúes de cristal especialmente diseñadas para este propósito.

Levi es otro de los puntos claves de Laponia: Es la estación de esquí mas grande de Finlandia, que además cuenta con varios centros de SPA y bienestar para poder relajarse al máximo durante las vacaciones.

La región ofrece además numerosas actividades durante el verano: Cruceros por el río, senderismo, piraguismo, kayak… en la ciudad de Sodankylä tiene lugar un importante festival de cine, y en Rovaniemi una maratón, un mercado medieval al aire libre y varios festivales de música entre otros. ¡Los finlandeses saben aprovechar bien las horas de sol durante esta estación!

En otoño, se observa un fenómeno que los finlandeses llaman ‘ruska’: es el cambio de color de las hojas de los árboles del verde al amarillo y el naranja. Este evento sirve para recordar que los interminables días de verano están llegando a su fin, para dar paso al oscuro y largo invierno.

¿Y quién no ha oído alguna vez hablar de los Sami? El único pueblo indígena de Europa tiene su asentamiento en Laponia, además de algunas zonas de Noruega, Suecia y Rusia. Conservan sus tradiciones como la de criar Renos, aunque al margen de ello, se han integrado perfectamente con la sociedad moderna.

Laponia es uno de esos destinos de ensueño en los que los mayores aprovechan la ilusión de los pequeños y encuentran una buena excusa para viajar. Que la magia de Santa Claus os acompañe.

 

 

,

Finlandia: La region de los lagos

Cientos de kilómetros de bosque y aguas cristalinas se extienden por ‘La región de los mil Lagos’, que en realidad no es una verdadera región, sino una de las 4 areas turísticas principales de Finlandia. Ésta se divide a su vez en 3 regiones: Savonia del Norte, Savonia del Sur y Karelia del Norte.

‘Lakeland’, como la llaman los finlandeses, es la zona de lagos más grande de Europa. Sus vastas aguas proporcionan un entorno perfecto para practicar actividades acuáticas como el kayak o el remo, además de brindar la posibilidad de hacer pequeños cruceros en barcos a vapor. Muchos finlandeses abandonan las grandes ciudades en verano para pasar las vacaciones en cabañas junto al lago.

Algunas de las ciudades más importantes en este área son Kuopio, Tampere y Joensuu. Todas ellas poseen una oferta cultural muy extensa.

Joensuu en concreto, es la capital de la región de Karelia del Norte y uno de los centros culturales más importantes: en Verano alberga una veintena de eventos, siendo el más famoso el festival de música Ilosaarirock, durante el cual la plaza del mercado se convierte en un punto de encuentro para muchos y por las calles se pueden ver numerosos artistas tocando en directo improvisando un verdadero festival callejero. Esta ciudad además alberga la sede del Instituto Forestal Europeo.

Tampere en cambio, es una de las ciudades finlandesas más importantes: Es la segunda en cuanto a superficie y la tercera en cuanto a población se refiere. Cuenta con 3 universidades de prestigio y numerosos centros de formación profesional, por lo que cada año atrae miles de jóvenes finlandeses en busca de su futuro laboral. La ciudad cuenta con una amplia oferta cultural, sobre todo en el campo de la literatura y el teatro. Mucho escritores finlandeses famosos eran de Tampere. El deporte, especialmente el Hockey sobre hielo, forma parte de la vida de los habitantes de esta ciudad y de hecho Tampere es apodada como ‘la ciudad natal del hockey’.

Por último, pero no por ello menos importante hablamos de Kuopio. Fue la capital de la región de Savonia del Norte hasta el año 2009, y se la conoce por algunas de las delicias gastronómicas finlandesas, como el Kalakukko (Paté de pescado). Es en verano cuando podemos admirar esta ciudad en todo su esplendor, ya que acoge dos festivales muy importantes: Uno de baile y otro de Vinos. La torre de observación Puijo, saliendo de la ciudad, es uno de los puntos panorámicos más espectaculares de la región de los lagos que dejan escenarios de postal si tenemos la suerte de que el día esté despejado.

La región de los Lagos es sin duda el paraíso de todo amante de la naturaleza y de la fotografía. En verano los días pasan a ser infinitos ya que el sol nunca se pone: los baños en el lago y la sauna a medianoche se convierten en la sensación del momento y no es raro ver gente en las terrazas a las 4 de la mañana. Por el contrario en invierno los lagos se congelan y ofrece unas condiciones óptimas para practicar patinaje o pesca en el hielo. Las actividades de nieve como el esquí o ir en moto también están a la orden del día.

La gastronomía Finlandesa abarca una gama de sabores muy amplia y por lo general es muy sana: Predomina el uso del Pescado (Sobre todo salmón), guisos con Carne (Generalmente de Reno, Alce y Cordero) acompañados de verduras (Patata, zanahoria, brocoli…), ensaladas… a destacar las salsas hechas a base de frutos rojos como las grosellas y las frambuesas.

Puede que la región de los mil lagos no sea una zona tan popular de Finlandia como su vecina Laponia (Mucho más preparada para los forasteros) pero creedme que es un sitio apreciado por muchos, lejos de la masa de turistas, donde poder saborear la vida como un auténtico finlandés.

 

¿Quieres visitar otras zonas de Finlandia?

Explora Helsinki en un fin de semana 

Descubre la magia de Laponia